Se encuentra usted aquí

¡Toda la patria o nada!

Jueves, 06 de Diciembre 2018 - 14:50

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

toda.png

¡Toda la patria, o nada!

El sábado Andrés Manuel López Obrador,  asumió la presidencia de la república.

Desde la distancia (la gran distancia a la que vivo), observé emocionado todos los acontecimientos ocurridos a lo largo del día en nuestra antigua Tenochtitlan.

En relación con los derechos de los mexicanos que viven al norte de El Río de los Regresos, le corresponde muy especialmente al Presidente López Obrador, responder con hechos a la carta de Benito Juárez  (1)  que se refiere a él, que hoy abandera y preside a nuestra patria, y es el primer soldado de la república.

“Que el enemigo nos venza y nos robe, si tal es nuestro destino; pero nosotros no debemos legalizar ese atentado, entregándole voluntariamente lo que nos exige por la fuerza. Si la Francia, los Estados Unidos o cualquiera otra nación se apoderan de algún punto de nuestro territorio y por nuestra debilidad no podemos arrojarlo de él, DEJEMOS SIQUIERA VIVO NUESTRO DERECHO PARA QUE LAS GENERACIONES QUE NOS SUCEDAN LO RECOBREN. Malo sería dejarnos desarmar por una fuerza superior pero sería pésimo desarmar a nuestros hijos privándolos de un buen derecho, que más valientes, más patriotas y sufridos que nosotros lo harían valer y sabrían reivindicarlo algún día.”

Mientras veía al Presidente  López Obrador pronunciar su discurso inaugural, protegido por cadetes de las tres armas, vi con emoción, que un presidente juarista como él, ha sido llamado a escribir esta página de  nuestra historia; para encabezar y culminar el regreso de Cuauhtecui en la lucha por defender los derechos de nuestra patria y con ello, los derechos de nuestros hermanos al norte de El Río.

Por eso hoy, comparto con ustedes unos fragmentos de mi libro “HERIDAS QUE NO CIERRAN”,  publicado por Editorial Grijalbo en 1988.

Aquel libro culmina con una carta dirigida al Presidente de México.

He aquí las palabras escritas por el joven que fui; las palabras que haremos llegar al Presidente López Obrador.

“Cada seis años, como en la ceremonia azteca del fuego nuevo, renacen las esperanzas populares que tratan de encontrar en cada presidente de la República al paladín perdido, al líder trascendente. Nosotros que hemos aprendido a amar la paz a costa de violencia y dolor, hemos querido por ello hacer la revolución en las instituciones, pacíficamente; hasta ahí alcanza la magia y el prodigio de nuestra capacidad política.”

“Sólo un hombre cada seis años puede decidir sobre la revisión crítica y dinámica de nuestra historia; sobre esos derechos postergados, sobre nuestra identidad en lo interno como requisito de nuestra real dimensión entre las naciones.”

“Como responsable de nuestra política exterior tiene facultades y obligaciones; entre estas últimas está la de hacer valer nuestros derechos sin desmayar ni transigir.”

“En el sentido más estrictamente popular, este libro busca la invocación de ese poder y expone alternativas reales que no deben desestimarse.”

“Este trabajo busca expresar un reclamo legítimo cuya vigencia plena solamente puede resplandecer en manos del presidente de México.”

“Sólo al jefe de la nación le corresponde el privilegio de abanderar las reivindicaciones populares; pero sólo en nuestras manos está hacérselas llegar para hacer efectivo por su conducto lo que en estricto derecho es nuestro justo reclamo.”

“Sólo del presidente de México depende la forma como crucemos El Río.”

SEÑOR PRESIDENTE DE MÉXICO: Le pido: con todo respeto, que:

“Al considerar los antecedentes y argumentos hechos valer en este libro, haga presentes en su ánimo, las voces de Juárez y de Zarco, para que al cumplir con su destino histórico al frente dela Nación, se imponga Usted como meta iniciar de manera expresa y definitiva: el proceso político y jurídico de la reivindicación territorial, con todo lo que ello implica.”

“Que para rediseñar nuestras relaciones con Estados Unidos, y llevarlas a un plano de verdadera dignidad, en el respeto mutuo y, en la justicia más estrictamente recíproca, convenga Usted en que el Tratado Guadalupe Hidalgo (cuya nulidad absoluta es innegable), no puede ponernos en "paz y amistad" con nuestro poderoso vecino.”

“Que de manera inmediata deben terminarse las consecuencias de injusticia y abuso perpetrados de manera permanente en perjuicio de nuestros nacionales.”

“Que cada día que pasa sin que nuestro justo reclamo se haga oficial, significa angustia, persecución y muerte para nuestros compatriotas, precursores inermes en el camino de nuestro regreso.”

“Que es Usted el primer soldado de la República, y el legítimo heredero de todos los mandatos presidenciales que lo preceden.”

“Que por ello, debe abanderar la marcha firme de la reconquista en una lucha realista, pacífica y de una paciencia intransigente.”

“Si Usted no quiere, nadie más puede; porque nosotros lo hemos elegido para llevar a cabo las tareas preeminentes de la Patria.”

“En su persona confluyen la historia y el destino.”

“En ese sentido, la suya es, coyuntura humana de todos nuestros posibles e imposibles.”

“Su vocación de servir a los mexicanos, incluye a todos los mexicanos, donde se encuentren.”

“Su decisión de servir a todo México, a México entero, conlleva  su compromiso de gobernarlo íntegro y sin merma.”

“Gobernar la mitad de la Nación a sabiendas del derecho que nos asiste, sería tanto como aceptar media presidencia.”

“Señor: Asentar firmemente la tesis jurídica de nuestros justo reclamo, lo pondrá a Usted hombro con hombro, junto a nuestros hermanos al cruzar El Río.”

“Llevará así Usted, la  lanza que jamás caerá una vez que la haya empuñado con firmeza.”

“Si no le toca la fortuna de ver concluida esta tarea, nuestra Bandera, la que hoy  tercia su pecho, será la estafeta en el relevo que para la historia de México reconocerá a su persona el justo honor de ser el vanguardista de la Patria que vuelve.”

“La voz de México por sus palabras dejará de ser el grito desesperado que resonó desde Palo Alto hasta Chapultepec en 1847, en la alternativa trágica de "Libertad o Muerte", para convertirse como la voz de Cuauh Cetcui, retumbando por toda nuestra tierra, desde el Palacio Nacional hasta California, Nuevo México y Tejas, en un eco triunfal por el regreso:”

¡TODA LA PATRIA O NADA!

    ____________________________

Stahringen am Bodensee, México

2 de diciembre de 2018

    ___________________________

  1. Carta de Benito Juárez a Matías Romero, fechada en Paso del Norte, Chihuahua, 26 de enero de 1865.

El libro “Heridas que no Cierran”  publicado por Editorial Grijalbo en su colección de Politica Mexicana,  alcanzó la segunda edición en menos de un mes de haber sido publicado en 1988.  Fue bloqueado por el gobierno de Miguel de la Madrid, pero hoy se encuentra en la biblioteca del Estado Alemán en Baden Wurttemberg, y en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, además de la Biblioteca de la Universidad de Chicago, y en las principales universidades de Estados Unidos (Ivy League).


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis