Se encuentra usted aquí

Tiene cola de pato, pico de pato y patas de pato... ¿Qué es? Ganso

Jueves, 08 de Marzo 2018 - 16:30

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

melchor_ocampo.png

Quiero iniciar esta colaboración con una situación muy delicada, que se está presentando en el Municipio de Melchor Ocampo, Estado de México. Un ciudadano me contactó con el fin de comentarme su problema, teniendo este servidor una reunión con esta persona.

Cabe comentar que esta administración política y que está por terminar su gestión; tiene este tipo de problemas en varios lugares de este Municipio y desde el principio de su trienio.

Pues bien; empecemos este terrible relato:

En este robo descarado de propiedades privadas están involucradas las siguientes personas:

1.- PRESIDENTA MUNICIPAL DE MERCHOR OCAMPO. LICENCIADA MIRIAM ESCALONA PIÑA.

2.- DIRECTOR DE CATASTRO. LICENCIADO JULIO VALENTE OCAÑA DOMINGUEZ

3.- SEGUNDA REGIDURÍA C. MACARIO ABEL JUÁREZ JUÁREZ

4.- SERGIO TEJEDA QUE SE OSTENTA COMO: DIRECTOR DE DESARROLLO ECONOMICO EN EL H. AYUNTAMIENTO DE MELCHOR OCAMPO, ENCARGADO DE COSTOS EN GRUPO MYCSA Y CONSEJERO POLÍTICO EN PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL. Esta persona es a la que señalan como el cerebro de todo ésto.        

5.- Y la mano derecha de esta persona es un tal ALEJANDRO GRANADOS GONZÁLEZ, que se hace pasar como dueño legítimo de las propiedades que se apropian ilegalmente.

Se han apropiado de, por lo menos, de 26 propiedades, habiendo juicios en curso, pero la mano negra del Ayuntamiento, crea obstáculos en estos procesos.

Varios ciudadanos del Municipio de Melchor Ocampo se presentaron para realizar el pago correspondiente al impuesto predial. Y cuál va siendo su sorpresa, que les comunican que NO les pueden recibir dicho pago, ya que en los registros no existe el nombre del propietario del bien inmueble y que el número catastral ya no es el que presenta esta persona, o sea que en el “registro de catastro” aparece con un nuevo registro asignado a otro nombre.

Por separado, inicialmente cada una de estas personas hablaron personalmente con el Director de Catastro del Municipio y la respuesta de este director siempre fue la misma; ya lo tiene bien estudiado. Su respuesta es: "Lo que debe hacer usted es interponer una demanda en contra de la o las personas que aparecen registradas y a las que se les fue asignado el número catastral. Y ya que tenga una resolución judicial donde me mandate un juez, hasta ese momento, yo como director de catastro cambiaré el número catastral y nombre del propietario, si no es así, no lo modificare nunca”.

El nombre del Director de Catastro del Municipio de Melchor Ocampo del Estado de México es: Lic. Julio Ocaña Domínguez.

Cabe destacar que esta persona, que se dice llamar director de catastro, desconoce totalmente el procedimiento jurídico legal.

Estos habitantes se fueron conociendo poco a poco, porque llegaban a coincidir en el mismo Palacio Municipal y ahí fueron agrupándose para comentar sobre sus situaciones. Una de ellas me escribió a mi cuenta por medio de ruizhealytimes.com, ya que esta persona sigue mis colaboraciones.

Por medio de esta persona me solicitaron una reunión con ellos para ver si los podía ayudar a que su voz fuera escuchada por este medio, ya que habían tratado de contactar a algunos medios de comunicación, y algunos de ellos les llegaron a decir que este tipo de asuntos no eran periodísticamente relevantes y noticiosos.

A lo cual me di a la tarea de llevar a cabo dicha reunión para escucharlos. En esa reunión, me expresaron todas sus inquietudes y molestias sobre el problema que tienen con la “Dirección de Catastro” del municipio de Melchor Ocampo. Para lo cual me comprometí a apoyarlos en investigar en el mismo municipio este asunto.

Solicité una cita con el “Director de Catastro”, la cual me fue otorgada para cuatro días después de mi llamada. Cabe mencionar que para solicitar una cita en cualquier instancia de este municipio, parece que se estuviera solicitando audiencia con un reinado, mas no con los encargados de un municipio que fueron elegidos por una votación popular.

Sosteniendo una charla de aproximadamente una hora, haciéndole preguntas basadas en las inquietudes del grupo de habitantes del municipio en cuestión. Por ejemplo: ¿el del por qué, si una persona que quiere realizar su pago sobre el impuesto predial, se le dice que ya no existe ningún registro de número catastral a nombre del solicitante y se le hace saber que está asignado a otra persona y con un número nuevo catastral?

La respuesta textual de este funcionario público fue la siguiente: “Sobre la pregunta que usted me hace. Es por que en nuestros registros tenemos registrada a otra persona que no es la que usted me menciona”.

Para lo cual, le pregunté, ¿oiga cuando esta persona estuvo aquí con usted (director de catastro), no le mostró documentos originales de que él era legítimo propietario del bien inmueble? Para esto yo le mostré físicamente de nuevo los documentos originales de esta persona (propietario) –le mostré escrituras registradas ante el Registro Público de la Propiedad en el Estado de México, pagos anteriores del impuesto predial, pagos de consumo de agua, identificación oficial del propietario (INE) y hasta pagos de luz–.

Y ustedes no van a creer la respuesta que me dio este “funcionario”: “Estimado señor, usted me puede mostrar todos los documentos que quiera. Yo tengo registro en mis archivos a otra persona quien es el real propietario de ese inmueble”. Le pregunté qué documentos había presentado la persona mencionada por él. Su respuesta fue: “Una copia simple de contrato de compra venta”. Hizo mucho énfasis en ésto: “Y está elevada a nivel de notaría”. Lo que no ha de saber este “funcionario” es que de cualquier contrato se puede pedir fe pública, para que se lleven a cabo acuerdos por ambas partes. Pero eso no significa que alguna de las partes sea legalmente reconocida como poseedor de un bien.

Posteriormente le mostré documentos originales de las demás personas de este grupo y su respuesta fue exactamente la misma. Nada más que con mayor molestia. Como consecuencia, ya no insistí en el asunto, por que ya me había dado cuenta de que no iba a llegar a algún lado positivo con este “funcionario”.

Posteriormente, quise hacer cita con la Presidenta Municipal de dicho municipio. Y como respuesta fue que tenía muchos compromisos en el municipio y que no me podía atender. El nombre de la Presidenta de este municipio es: Lic. Miriam Escalona Piña. Más adelante se vuelve muy relevante para este asunto.

Como la presidenta municipal no me podía atender, me canalizaron con el segundo regidor de nombre: C. Macario Juárez Juárez. Sostuve una plática donde le expuse las diferentes problemáticas de este grupo. El segundo regidor me comentó de viva voz que de esta situación ya tenían conocimiento, tanto la misma presidenta municipal, como todos los regidores y que estaban atendiendo. Quedando que en tres o cuatro días nos daba una respuesta. Pero que desde su punto de vista, no habría ningún problema en regularizar este asunto. Comentándome también que la presidenta municipal y algunos regidores estaban analizando en remover de su puesto al director de catastro, como de fincarle responsabilidades, que solo faltaba terminar la investigación interna del total de anomalías que tenía el director de catastro.

Seis días después, me presenté al palacio municipal, a la cita que me había confirmado por vía telefónica el segundo regidor, el señor Macario Juárez Juárez. Cuando llegué con él, me comentó que ya había platicado personalmente con la presidenta municipal y que ella se comprometía y daba su palabra para que dentro de los dos días subsecuentes, estas personas fueran atendidos directamente por ella. Para que les fueran entregados los correspondientes números catastrales y así poder realizar los pagos de predial y llevar a cabo la respectiva rectificación de datos, tanto de números, como de nombres. Para ésto me pidió el segundo regidor que le dejara copias de todos los documentos de estas personas (le entregué copias simples de todo; de escrituras, pagos anteriores de predial, agua e identificación oficial) para que así pudieran actualizar los datos en catastro.

Cabe mencionar que, en su momento, el director de catastro el Lic. Julio Ocaña Domínguez, me comentó en persona, que los archivos de todo este grupo no existían en el municipio y que lo mas probable es que se encontraran en la Ciudad de Toluca. De nueva cuenta era un engaño más de esta persona. ¿Por qué? Porque es imposible que un archivo que pertenece a un municipio, el gobierno estatal se lo lleve y deje en indefensión a un municipio.

En días posteriores traté de localizar al segundo regidor, cosa que me fue imposible. Intenté que la presidenta municipal me recibiera y lo único que obtuve, fue que me atendiera vía telefónica, donde me hizo saber, que tanto ella como el segundo regidor ya habían platicado con el director de catastro y que éste les había indicado que nos dijeran que si no era por medio de una demanda y resolución de un juez, él no iba a hacer ningún cambio, ni asignar nuevas claves catastrales a nadie que no fueran las que ya tenía en su registro. Y que todos estos predios están registrados debidamente, porque fueron presentados los contratos de compra–venta ante notario. Eso me llevó a preguntarle a la presidenta municipal:

"Señora, ¿entonces si presento un contrato de compra-venta sellado por un notario, ustedes me dan de alta y me asignan un número de catastro de algún predio sin mostrar más documentos? Y su respuesta fue que ¡!. Que ese documento es tan valido como una escritura. ¿Ustedes se pueden imaginar el nivel de ignorancia y de desconocimiento de las leyes de una presidenta municipal? Con este ejemplo se puede explicar porqué tenemos a los gobernantes que elegimos en las votaciones.

Y para concluir, quiero mencionarles que como ustedes se pueden dar cuenta, el que manda en ese lugar y para este tipo de cosas, es el director de catastro. Y no los regidores, ni mucho menos la flamante presidenta municipal de Melchor Ocampo en el Estado de México. Por otra parte les menciono, que tanto el director de catastro como el segundo regidor, que son oriundos de un poblado que se llama Tenopalco, anteriormente conocido como San Francisco Tenopalco, donde, por mis investigaciones sobre esta situación, me enteré y constaté que hay un grupo de personas que están invadiendo terrenos, que están haciendo tranzas con personas tanto del gobierno anterior como con el actual de Melchor Ocampo.

No cuento con pruebas suficientes como para poder dar más nombres. Pero es muy curioso que estas dos personas del municipio, como las personas que están invadiendo, estén haciendo trámites de nuevos números catastrales (y que sí son asignados) y tratando de vender estos predios engañado a personas inocentes, aunque sean del mismo poblado.

Estas personas ya han llegado hasta la violencia. Han ido a diferentes predios con grupos de choque para despojar a los legítimos dueños a punta de golpes, tirando bardas, tirar las construcciones, mallas e ingresando a los predios para sacarlos. Esta acción es un delito, ya que ninguna persona tiene el derecho de entrar a propiedad privada, esto se llama: “allanamiento de morada” y "despojo"; ahí no para todo, llegan a estos lugares hasta con el apoyo de la policía municipal, los cuales también ingresan al predio al punto de ingresar a las viviendas.

Lo que estoy escribiendo tiene sustento, ya que me tocó estar en uno de estos operativos clandestinos, e inclusive, cuento con fotografías y videos de estos hechos.

Espero que independientemente de que me hagan favor de haber leído esta colaboración, me ayuden a difundirla en las diferentes redes sociales y la puedan compartir. Ayudemos a estas personas a que les resuelvan su problemática.

El poder del internet, como el de las redes sociales, son más fuertes que los medios tradicionales que conocemos.

Y sobre todo, en estos momentos de elecciones y que los diferentes partidos políticos de los que conforman estos sujetos se enteren. Y no creo que les agrade mucho este tipo de evidencias y sobre todo la difusión de este tipo de asuntos.

Cualquier comentario, sugerencia, duda o si necesitas difundir tu problema, contáctame para poder apoyarte a medida de mis posibilidades.

Gracias y muchos saludos a todos.


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis