Se encuentra usted aquí

The Mexican Dream!

Viernes, 24 de Marzo 2017 - 15:00

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

bandera-negra-calavera-mexico.jpg

 

Pa’ qué ir tan lejos, estando el sueño tan “cerquitas”. ¡México es el verdadero “País de las Oportunidades”! Donde todo mundo hace lo que quiere, lo que se le antoja, ¡lo que se le hincha su real y regalada gana! “El más chimuelo masca rieles” y “el que tiene más saliva, traga más pinole”. ¿A poco no?

No sé si será por la distancia o será por la nostalgia… ¡pero me puede! Como que el terruño duele más desde afuera que cuando se vive adentro. ¡MÉXICO! ¡Me puedes más recordándote que viviéndote!

¿¡Por qué seguimos tan, pero TAN, fregados!? ¡Ni que estuviésemos malditos!

Ustedes perdonarán, dilectas y dilectos lectores de ésta ¡Gran, pero Gran Comunidad de Ruiz Healy Times!; pletórica de auténticos y verdaderos “intelectuales” y no como la pléyade de arribistas que por generaciones han venido viviendo de “hacerse fama y echarse a roncar”, con la finta de decir “quesque piensan” , “pensando” que todos los demás, Id Est. La Masiosare, somos un “extraño enemigo” y un hatajo de ¡dementes! ‘Ta bien, ‘toy ‘nojado y respiro por la frustración. Pero para eso es esta columna bilingüe y bicultural del Camán-Camán, “El Viene-Viene” La Primer Columna de Autoayuda con Clase Mundial, en Ruiz Healy Times: ¡La dirección correcta!

¡Ya no aguanto! Está de la “refregada” sentirse así. Ver cómo un país que lo tiene ¡todo!, y sin embargo, tiene que conformarse con irla pasando y acomodándose con “lo quihay”. Rumiando miserias, tragando migajas, soportando injusticias, ¡aguantando y aguantando una y otra vez lo que nos avienten a la jaula! Como simios hambrientos predestinados a malcomer las sobras, “la basura” de lo que otros tiran. ¡Cadáveres, despojos humanos! Fojas y fojas interminables de ¡denuncias sin respuesta! ante ministerios públicos que no sólo no se dan abasto. Autoridades que temen, flaquean, se les “arruga”; viven “amenazados” e impedidos para poder, tan siquiera, procurar un poquito de “dignidad” y “JUSTICIA” ¡¿Cómo “blindar” a esos pobres infelices?!

Mientras tanto, un “pseudo-mexicano” ¡por accidente! -como somos la mayoría- (no hizo ninguna gracia para haber nacido en México) es agarrado con las manos en la masa ¡por el FBI!, robándose una pinchurrienta camiseta sudada y aventándola entre sus calzones hediondos y contribuye "guán mor taim aguen" a embarrar la “Imagen-País”. Y en México no pueden dar ni con “el gober merecedor de la abundancia”, ni con “el prieto hijo del azul”, entre otros dilectos personajes quienes siguen gozando de cabal salud y libertad.  

Cómo olvidar lo que hace casi cuarenta años, se aventó Lopitos el coqueto, Er Niño de Caparroso, pidiéndole “perdón a los marginados, por no haber podido sacarlos de la postración…”. Seguido de aquél remate de la Renovación Moral de la Sociedad de Mickey su sucesor, prometiéndonos que “La Patria no se nos ¡iba! a deshacer entre las manos”; o ante los “asesinatos en cadena” de Luis Donaldo Colosio, el Cardenal Posadas y José Francisco Ruiz Massieu, con el consecuente “fallecimiento” de su hermano el fiscal para el caso, y la “abducción” o secuestro extraterrestre del diputado Muñoz Rocha –hace sólo un cuarto de siglo-  prometiéndosenos que se llegaría “hasta las últimas consecuencias”.

El caso es que “los marginados” se han reproducido cancerígenamente y “la patria” –no LA PATRIA- sino lo que “ellos” entienden por “patria” ¡se les ha deshecho entre los esfínteres!

En cuanto a las “últimas consecuencias” –hay que reconocerlo- ahí sí que nos han “cumplido”. Las “últimas consecuencias” saltan a la vista. Aquella casta y sus herederos de los Poderes, desde aquél entonces y hasta la fecha siguen “mondos y lirondos”. Por ahora, siguen brotando cual furúnculos, fosas y fosas repletas de cadáveres. No por un “incremento” del “crimen organizado”, sino como un “decremento” de autoridad y de la puñetera idea de “buen gobierno”. ¡México, creo en Ti! En tus meones de lámparas votivas, como el “Lord Pipí” de París; en tus “pellizca nalgas” de mujeres, quienes viajaron a costillas de las canonjías del erario a Brasil para “agarrar la jarra en el mundial”. ¡Creo en tus vergüenzas y en la pena ajena!

¡Tranquilino Viene-Viene…! No tiagas bolas, ni te trumpieses. “MÉXICO” es algo muy distinto, muy Elevado y muy Sagrado… y no tiene NADA que ver con que en su territorio haya proliferado una pandemia de pillerías criminales.

(‘Tá bien, recalculando... ¡Como dice el Weys!)

Pero, ¿cómo ayudar a los aspirantes a “fiscales Anti-Corrupción” que se auto corrompieron fusilándose un “choro” para sustentar sus “inspiraciones” y llevarse su hueso?

No me alcanza (y miren que tengo con qué…) pa’ vergüenzas, por tantos y tantos pseudo-políticos y políticas “Carlangas” –sobre todo de las “populares izquierdas del Pueblo Bueno”- ¡Snif, Snif! Quienes piensan como Carlos Marx; tienen ínfulas de Carlo Magno y Carlos V; aspiran a ser como Carlos Salinas y les gusta vivir como Carlos Slim. Tratando de “justificar” sus propiedades en Sunny Isles en Miami mientras prometen al “pueblo bueno” que llegará un día en que TODOS viviremos bajo la “juarista” medianía; donde NAIDEN TEDRÁ DERECHO A GOZAR DE LO SUPERFLUO, MIENTRAS LOS “ALGUIENES” CAREZCAN DE LO NECESARIO. ¡Ay Güey!

Pero Mis lects., esta Columna, “única que permite que sus Ojos le abran la boca”, quedase muda ante los trasnochados memos: Cuatémo el Tata Menor, Memo, un auto sedicente abogado y Cols., quienes con tal de seguir trepados en la pasarela política, se avientan la rejalada idea de decir que van a “desconocer” los Tratados de Guadalupe-Hidalgo, para revertir el trinquete de Santa Anna y van a “reclamar” (‘pérame, ‘orita te atiendo) los territorios de California, Arizona, Nuevo México y Anexas; so pena de invadir a Estados Unidos, al grito de: "Remember The Alamo & Falfurrias, Sons of their bitches!"; ponerles un “muro” más grande que el de ellos y de paso, “secarles el Golfo de México”, que para eso es ¡de México! Jijos de toda su )/(/#}+*!

Perdonará El Respetable, pero si de “ocurrencias” se trata, El Viene-Viene tiene unas, que no las tiene ni Obama.  

Solo para “radio-escuchas” asiduos y sufridos. Los demás, no entenderían:

(Esta Columna “no discrimina”. Sólo se Reserva el Derecho de Audición)

¡Todas y todos supuran la misma pus fétida! Trepándose como lo hicieron sobre la “lucha indigenista” en el '94 con el “Sub-comamante” Marquitos. Como hoy se trepan tantas y tantos en “la causa pro-migrante”, tal cual lo hacen Chepina “la cuchi-cuchi” y el pequeño Andrés. Estaría curioso revisar sus choros de campaña presidencial para 2012. A ver cuántas veces pronunciaron la palabra “migrante”.  

Pero no desesperéis. ¡Son tiempos de Esperanza! (Con todo Respeto, mi Editora: Respéteme el “AY”¡AY! Ka A Be Ere O Ene. ¿Cómo dicen mi mariachi y el generalito popo Anaya? “Con alegría” ¡Con alegría tuna!, hay que decirles que ¡Ya Basta! ¡AY NANITA! ¡Qué contundencia!

Y qué me dicen mis lectores sobre las “instituciones” patito como el mentado INE que dilapidan recursos “públicos” en campañas dementes en las que se escucha la voz “afrancesada” (Pardon la France Aimée) de un estúpido invitando a “atender” a los “capacitadores” del INE. ¿”Capacitar”? No encuentro el vínculo, pero “me suena” el prefijo: “Capa” de “Capar” (Capón) = Cortar o cercenar. Vulgo Dixit: “Cercenar cerebros”. E insisten con sus mensajes –trepados en la causa de UNICEF- quesque “abogan” por “defender” la violencia contra la niñez, cuando “explotan” a niños locutores y no han podido siquiera defender el “padrón de electores”. Refregándonos en las orejas “su derecho a hacer historia” y que “han alcanzado la cima del mundo”. Y este Viene-Viene diría, “Y la sima de la estupidez".

Escucho a los “panistas” con las fauces babeando sobre el electorado del Edomex: haciendo apología de la ratería y el crimen, diciendo: “…aquí asaltamos parejo…sin distinción de partido”. Mientras los pederasto-políticos, vía explotación infantil –con el membrete de “Encuentro Social”, envían mensajes donde escuincles afectados gritan: “¡… mi papá y mi mamá sí pueden,  hasta con los malos que salen en las noticias!” ¿Os Cae?  Me enternecen hasta el punto en que ¡se me encuera el chino! Quise decir, ¡se me enchina el cuero!

O los de “Nueva Alianza” haciendo gimiendo: “¿Quién te enseñó a contar, quién te enseñó los ¡valores!, quién te enseñó a bla, bla, bla?" Sin decir, "¿Quién te enseñó a bloquear calles, el acarreo y a defecarse en plazas públicas y a traficar con plazas y puestos; a tranzar a manos llenas como tu mentora, como la maistra?"

¿Y la CEDEMEQUIS? CEMIDESQUICIADA y a punto de “desquiciarse” más con la municipalización sin límites, gracias a la más impugnada “constitución” de la historia, elaborada y redactada por un grupo de “notables desquiciados sin frontera”, dedicados, unos “a cobrar” y otros ¡a pararse el cu…ello! “sin cobrar” -será- ?

Ni qué decir de Andrecito, “el pequeño” reculante y zacatón –lejos de proponer “algo” insiste en escupir pa’rriba en contra de “la mafia del podé” y sin quehacer, se lanza en contra de las Fuerzas Armadas, imputándoles crímenes y culpas sin prueba alguna. ¿Qué no se dará cuenta este pobre infeliz, que de llegar al “poder” –es decir, al VACÍO DE PODER que es México- con el último bastión con que contaría para contener medianamente el desorden social, sería precisamente las Fuerzas Armadas? Concedo sin conceder concediendo que “La imbecilidad", es hermana siamesa de "la estupidez" y "la locura”. Y parodiándolo, así como dijo que “si algún culpable hay de la desaparición (Sic) de los cuarenta y tres, es el ejército” (Re-Sic.) yo diría que “si algún culpable hay, por haber parido a la tozudez y a la falta de tacto”, es la señora de López.

Habría que decir que muy de cerca le sigue, disputando el pódium de la estulticia, el gerenalito Popo-Anaya, quien gime y chilla insistiendo en que “Sí se puede”, fusiladísima phrase del Obama’s ¡Yes güi can! A tal grado su “vena política” y ganas de convertir a Los Pinos en la White House, que tiene años de haber mandado a la family a Atlanta, pa’que se vayan aclimatando a las mieles del poder. Porque de que se puede, ¡se puede!  

Por su parte –y por parte de las autoras de sus días- suenan cursis fanfarrias –seguramente “bajadas” de archivos musicales a falta de “criatividá”- para enmarcar la voz engolada de locolocutores que signan: “Cáaaamara de Diputaaados… sexagéeesima (y sexagenaria y chocha) “equis” legislatura". Mientras que en medio de iguales y fanfarrónicas fanfarrias, se ve, se siente, que el senado va pa’enfrente “Legislando con visión de Futuro”. ¿Te quiú?   

¿De veras creerán éstas y éstos que están “construyendo un país”? ¿Que pueden “conmover” a una audiencia, con sus frases huecas, con sus mensajes ofensivos y sonrojantes para la más pedestre de las inteligencias? ¿Creerán que con la dilapidación de recursos públicos –escurriendo negocios pinchitos para parientes y arrimados- encargándoles campañitas insulsas, convencerán conciencias y moverán voluntades de un electorado? ¡Un mínimo de dignidad sería demasiado pedir! Pero aunque así fuera, se suplicaría ¡un ápice de gusto menos chafa! 

¡Ay, mi México! La caballada no está flaca. La burrada está ¡famélica!

“Haiga sido como haiga sido”, da “muina”, coraje y escozor.        

¡Cómo puede! Y sí que le puede al mundo, enterarse de los crímenes en Londres. A un año de los crímenes de Bélgica; a poco de los crímenes en París; a unos años de los atentados de Atocha en Madrid en 2004; a un par de años casi de la masacre en Niza. Ni qué decir o cómo olvidar los sucesos del 9/11 del 2001.

El terrorismo mundial, el crimen del mayor crimen de lesa humanidad sucede, pero al menos “de frente” y ante la evidencia y la vergüenza mundial. Los infelices muertos quedan con cara al cielo o con cara al suelo, pero al menos, ahí quedan para constancia de ¡todos! En cambio en México, todo es soterrado. Los muertos van quedando por ahí; por goteo; a escondidas; entre penumbras. Aventados en hoyos más negros que los hoyos negros del Universo. Sin siquiera conservar la mínima dignidad de haber sido “humanos” y “reconocidos” por una agujeta, por un zapato, por un girón de ropa. Sin nombre, identidad ni historia. Hasta en un rastro se deja huella de si fueron perros, gatos u otra especie. Los restos “humanos” hallados en México, ni siquiera aceptan diferenciación alguna. Todos quedan en calidad de “despojo”.

Mientras eso se siga dando, qué “tratados” ni qué clamores por la “soberanía”; ni qué berridos en contra de nada ni de nadie. ¡Un Muro! Sí ¡Un Gran Muro!, pero no impuesto por ningún extranjero. ¡Un Muro! que deberíamos de obligarnos a edificar nosotros mismos. De frontera a frontera. A lo largo de nuestros litorales. De norte a sur y de este a oeste, y al interior, ¡dedicarnos a “limpiar” a “sanar” a “resolver” todo lo que sucede dentro! Un Muro, a manera de torniquete, antes de qué -de a de veras- ¡LA PATRIA se nos desangre entre las manos!  

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar