Se encuentra usted aquí

So what?

Miércoles, 07 de Marzo 2018 - 15:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

so-what.png

 

Todos sabemos que las invasiones de Estados Unidos a Irak, fueron violaciones flagrantes al Derecho Internacional.

So what?

Estados Unidos NO es miembro de la Corte Penal Internacional, PERO puede detener cualquier juicio de ese tribunal, a la hora que le pegue la gana.

So what?

Estados Unidos utiliza a la ONU como sus calzones desechables; e incluso se da el lujo de negarles visas a jefes de estado extranjeros impidiendo ilegalmente su asistencia a las sesiones de la PERFECTAMENTE INÚTIL ONU.

So what?

Estados Unidos es (de pura casualidad) el miembro que más paga a la ONU; y precisamente de ahí agarran a la comodina fauna de diplomáticos que disfrutan asistir diariamente a los muchos restaurantes de lujo que existen en Manhattan.

¿Alguien ha votado sanciones económicas contra Estados Unidos por sus múltiples aventuras militares por todo el planeta?

¿Alguien les ha embargado bienes o congelado cuentas bancarias?

La dizque democracia gringa se sustenta sobre el principio de “one man, one vote”; sin embargo, Hilaria Clinton, que ganó por más de TRES MILLONES Y MEDIO DE VOTOS, perdió la presidencia a manos de Clairol Trump…

Estados Unidos es el paraíso de la doble moral.

Son la Meca de la pornografía mundial, pero se escandalizan de las aventuras sexuales de los magnates de Hollywood.

El pueblo de los Estados Unidos ni siquiera tiene idea de quiénes y cómo mueven los hilos en su país.

Los mandan a guerras contra el terror, para conquistar la libertad, la democracia, la felicidad, la dicha y la justicia, y allá van como carne de cañón sin chistar, como borregos al matadero.

No olvido el famoso episodio aquel de los misiles en Cuba, cuando Johnny Kennedy se le puso al brinco a Nikita y lo dizque obligó a sacar sus cohetones de la mayor de las Antillas; pero ahora, a más de medio siglo de distancia, los gringos pretenden rodear a Rusia con misiles de todas las tallas, y esperan que Vladimir se quede cruzado de brazos dejándose acorralar para después entregarle a los gringos las riquezas del oso ruso.

Desde que llegó a la presidencia Ku Klux Trump, la política exterior de Estados Unidos ha empeorado a grados casi sin precedente.

Estados Unidos ha logrado desequilibrar a todo el mundo con sus arrebatos políticos y diplomáticos, hasta un punto en que es difícil predecir lo que sigue a continuación.

El tema recurrente con el que Clairol Trump ha traído a México de bajada, es el dichoso muro.

La reiterada amenaza del hombre de la peluca de tlacuache que asegura que los mexicanos vamos a pagar por su paredón, nos brinda la inigualable oportunidad de darle una sorpresa totalmente inesperada, y de paso defender los derechos de millones de mexicanos que viven bajo jurisdicción de los Estados Unidos a consecuencia del inocultable robo territorial gracias al cual, se apoderaron de California, Nuevo México y Tejas que además, siguen siendo territorio mexicano conforme al más estricto Derecho Internacional.

Como abogado, yo no puedo comprender el motivo por el cual, teniendo derechos tan claros, México no deba hacerlos valer de manera cortés, pero firme e inequívoca.

Tenemos la evidencia histórica a nuestro favor; los documentos irrefutables y todas las normas reconocidas del Derecho Internacional, para demostrar que California, Nuevo México y Tejas, siguen siendo territorio mexicano.

La Carta de las Naciones Unidas, la de la Organización de Estados Americanos, las resoluciones 242 y 2334 del Consejo de Seguridad refuerzan los derechos territoriales de Mexico.

¿Que sin duda Trump y sus racistas se enojarían?

¿Que los pelos de su bisoñé se le pararían de punta?

¿Y qué van a hacer?

¿Nos invadirían?

Como decía mi inolvidable madre: “permítanme que me ría”.

Lo cortés no quita lo valiente, y lo cierto es que nada tenemos que perder, por el contrario, mucho que ganar.

Ejercer los derechos de México frente a Estados Unidos, le quitaría a los gringos todo título para andar opinando sobre Ucrania y Crimea.

Como Vladimir les dijo claramente hace casi dos años:

"¡Dejen de meterse con Rusia en Ucrania y Crimea, y mejor devuélvanle a México los territorios que le robaron!"

La única forma seria jurídicamente hablando para detener la bravata de Trump y su muro, es hacerle ver que si lo quiere construir, lo tendrán que pagar sus amigos de la NRA y del Ku Klux Klan, y sobre todo, construirlo en la verdadera frontera y no en territorio mexicano.

¿Que puede darle una apoplejía o un supiditaco?

¿Que a la mejor Melania enviuda?

So what!

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar