Se encuentra usted aquí

¿Quién es el que manda aquí?

Miércoles, 07 de Febrero 2018 - 15:00

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

obey.jpeg

 

El martes pasado, la ONU le ordenó al gobierno de Siria cesar el fuego por completo durante un mes, pero sorprendentemente no exigió lo mismo a los rebeldes “moderados” que buscan derrocar al presidente Assad a como dé lugar.

La razón invocada para emitir esa orden, es que en un reciente bombardeo realizado por aviones de la Fuerza Aérea Siria, fallecieron 30 civiles en una zona controlada por rebeldes “moderados y muy bien educados”.

Habrá que suponer que el conteo muerto por muerto tendría que haber sido realizado por observadores “imparciales”, cuyo acceso habría sido permitido por los muy corteses y cvilizados "rebeldes” en cuestión.

Ha quedado claramente establecido que lo de Siria no es tal guerra civil, sino lo que los gringos llaman una “proxy war”, donde múltiples intereses extranjeros se disputan parcelas de hegemonía política (Siria en este caso), para llevar agua su molino, o acercar el ascua a sus sardinas.

Curiosamente, no recuerdo que durante las dos invasiones a Irak por parte de Estados Unidos y sus puertorriqueños europeos de la OTAN, la ONU le haya sacado la tarjeta roja a los gringos y sus lacayos para que dejaran de matar civiles, o para que realizaran sus bombardeos con todo el cuidado que evitara rostizar inocentes.

La primera invasión a Irak por Estados Unidos recibió el beneplacito de la ONU, pero la segunda no, con lo cual, la intervención de Bush Junior en la tierra de Saddam Hussein, vino siendo un crimen contra la paz, seguido de crímenes de guerra, ya que Hussein carecía de armas de destrucción más IVA.

¿Por qué motivo la ONU o la Corte Penal Internacional no dijeron “esta boca es mía”?

Una buena ra$ón, es que los E$tados$ Unido$ no solamente son la sede de la ONU, sino que apoquinan la mayor proporción de su presupuesto, y si no les gusta (como decía mi nana), la puerta está muy ancha para que vayan a conseguir chamba en el Tercer Mundo.

Y como es chido vivir en Nueva York, toditos.com, desde el Secretario General para abajo, se hacen de la vista gorda (no te oigo María, trais tenis), y así preservan las posibilidades de la paz mundial, desde la comodidad de sus inmunidades diplomáticas.

O sea, que el que paga...

Por si esto no fuera suficiente, gracias al articulo 27 de la carta de la ONU, los Estados Unidos tiene el famosísimo derecho de veto (el NO porque NO y ya) para congelar a su antojo cualquier iniciativa que pueda estorbar la consecución de las metas del “Destino Manifiesto”.

Y como dijera el inolvidable Raúl Velasco:

“Aún hay mas”.

Estados Unidos e Israel no son miembros de la Corte Penal Internacional, que supuestamente es la contiuación de los célebres tribunales de Núremberg, donde se castigaron los horripilantes crímenes atribuidos a los seguidores del supremacismo blanco, hoy tan de moda en la Casa Blanca.

Perooo, por si las de hule, Estados Unidos tiene un as bajo la ancha manga de su dominio mundial:

Aunque no pertenece a la temenda corte Penal Internacional, tiene derecho de ordenarle suspender cualquier investigación o cualquier juicio iniciado, con la misma contundencia que ejerce su derecho de veto en el perfectamente inútil Consejo de Seguridad.

chrome_2018-07-24_16-51-35.jpg
Número 19 - Julio 2018
Descargar