Se encuentra usted aquí

Que haya sido una jornada ejemplar

Martes, 03 de Julio 2018 - 15:30

Autor

israel2.jpg
Israel Aparicio

Compartir

jornada-electoral-exitosa-mexico-2018.jpg

Al leer estas líneas es muy probable que ya exista un claro ganador de la pasada jornada electoral donde se renovarán la presidencia de la república, ocho gubernaturas, una jefatura de gobierno, alcaldías, congresos locales, un total de más de 3400 puestos de elección popular, incluída la renovación de la cámara de diputados y la cámara de senadores. Es deseable que las diferentes incidencias que se dan en los procesos se aclaren y si es necesario se den los recuentos de votos que den certidumbre al proceso electoral, pero sobre todo, que los actores políticos sepan ser demócratas y reconozcan los resultados cuando les son adversos.

En un ambiente enrarecido por la confrontación de las campañas, pero sobre todo por el resultado inesperado de la selección mexicana que logró calificar a la siguiente fase del mundial de futbol, perdiendo de forma escandalosa contra Suecia. El ánimo de los aficionados mexicanos, que en la victoria contra la selección alemana era de una festividad increíble, está tocado, sumado a que el lunes 2 de julio por la mañana, existe la posibilidad real de haber sido eliminados, después del difícil juego contra Brasil.

En el mismo sentido se dio el cierre de campañas con la premisa de demostrar el músculo político de las coaliciones para legitimar la supremacía y las supuestas preferencias electorales. Los ciudadanos están cansados de prolongadas y aburridas campañas, que solamente se avivan cuando existen escándalos, acusaciones, declaraciones ridículas pero que en el fondo están lejos de explicar el cómo materializarán sus propuestas populistas, así vengan del partido en el poder o las coaliciones opositoras.

Las dudas razonadas siempre existen en cada proceso electoral, como fue el robo de boletas electorales en el estado de Tabasco, la quema de boletas en Oaxaca, o el escándalo del decomiso de dos millones de pesos en efectivo, de paquetes de billetes que presuntamente deberían ser entregados en la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional, que para no variar, siempre esta inmiscuido en prácticas de compra del voto, sin que don Lorenzo Córdova se atreva a tocarlos ni con el pétalo de una multa en sus cuantiosas prerrogativas.

Mantener la credibilidad del Instituto Nacional Electoral (INE) es difícil con situaciones siempre al margen de la ley, o sancionadas con mucha debilidad, estas acciones golpean la credibilidad del árbitro electoral, que hace cada vez más difícil que los capacitadores electorales inviten a los ciudadanos a ser funcionarios de casilla, por un natural descontento con la democracia representativa.

Días previos a la elección, sobre todo en  la jornada electoral, las redes sociales son una suerte de teléfono descompuesto, además de minas inagotables de noticas falsas, datos tergiversados, y un sinfín de presuntas denuncias de compra del voto o acarreo de votantes por parte de todos los operadores políticos de los diferentes partidos. Para nadie es un secreto que los partidos el día de la elección siempre destinan numerosas cantidades de dinero, con tal de hacer todo lo posible por manipular a los electores, buscar comprar las conciencias y toda clase de triquiñuelas que no han dejado de ser prácticas comunes.

Con todo y la tradición antidemocrática de los partidos políticos, el ejército de ciudadanos que voluntariamente fueron capacitados por el INE debieron hacer su trabajo lo mejor posible, para dar certidumbre al histórico proceso y en verdad se haya convertido el primero de julio en la fiesta de la democracia. Las cantidades de dinero que se emplean en las campañas y el día de la elección son exorbitantes, como para que los partidos terminen desconociendo los resultados, el proceso y sobre todo, ofendiendo la decisión de los electores ante su barata (solo de calidad) oferta política.

Al parecer las elecciones siempre orillan a elegir al menos malo de los candidatos, ya que a los políticos mexicanos siempre tienen el interés de ser los iluminados que cada seis años prometen el cielo y las estrellas, así no tengan la menor idea de cómo bajarlos.

Sin embargo, con todas las insuficiencias, los desengaños y las reservas que cada elector mantenga sobre la clase política, no debe limitar el derecho de todos los mexicanos inscritos a votar y defender este mecanismo democrático. Por lo que en estos días posteriores a la gran elección de México, se espera de verdad que haya sido una jornada exitosa, copiosa y sobre todo que permita a la clase política comportarse a la altura de los electores que hacen posible la vida democrática del país.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar