Se encuentra usted aquí

PT miente a las autoridades electorales

Jueves, 26 de Octubre 2017 - 16:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

alberto-anaya-pt.jpg
  • Fraudes con CENDIS por parte dirigentes del PT

Sin lugar a dudas, el tema del cese de Santiago Nieto de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) está en el centro del debate, pero mientras se resuelve qué sucede, si lo reinstalan o ya no regresa, existe un tema que llama mucho la atención que nada se haga al respecto y corresponde al Partido del Trabajo y las anomalías y fraudes que realizan.

Iniciando con la recomendación que desde el pasado 20 de julio del año en curso le hiciera el Instituto Nacional Electoral (INE) al determinar que el Partido del Trabajo (PT) debía renovar su dirigencia, dado que su dirigente nacional, Alberto Anaya lleva más de 24 años al frente del instituto político.

El Consejo General del INE, al aprobar los cambios en el reglamento del instituto político, declaró improcedente el artículo transitorio tercero, que pretendían incluir en los estatutos, para no aplicar de manera retroactiva la dirigencia del PT y con ello abrir la puerta para la séptima reelección de los actuales líderes de ese partido.

Importante es destacar que la última elección del órgano colegiado del PT fue en 2011, por lo que es necesario que se renueve al vencer el periodo de seis años para el que fueron nombrados, el cual culmina este 2017.

Ante la resolución, el PT debió realizar en su Congreso Nacional del 8 de agosto pasado, la renovación de su dirigencia y órganos, pues se han mantenido en el cargo mediante distintas reelecciones desde 1990.

Obviamente no lo hizo como se le indicaba proceder y antes al contrario, esperó hasta el último día que tenía para nombrar a su dirigencia, y en su Décimo Congreso Nacional Ordinario, informó en un comunicado, que no aclara si se reeligieron los integrantes de los órganos de dirección que llevan más de 22 años encabezándolos. Entre ellos, Alberto Anaya, Rubén Aguilar, Alejandro González Yáñez, Óscar González Yáñez, Reginaldo Flores y Ricardo Cantú.

Asimismo, también el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación les había ordenado realizar el procedimiento de renovación de dirigencia respetando la paridad de género, lo que no habían cumplido, por lo que el mismo Tribunal les puso como fecha límite el 22 de octubre para reanudar el Décimo Congreso Nacional Ordinario y concluir con el procedimiento.

Anteriormente el INE les aprobó los cambios a los documentos básicos que realizaron en el PT, destacando la cláusula que solo permite una reelección de los integrantes de los órganos de dirigencia y modificaciones a los mismos.

Pero el partido intentó colocar un transitorio, para dejar en claro que los cambios no podrían ser retroactivos, ni en perjuicio de los derechos de los entonces dirigentes, pero su representación ante el INE pidió que se retirara ese artículo cuando advirtió que el proyecto de resolución de la Dirección de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto, justamente pedía no aprobar ese transitorio ante el notorio cúmulo de años de los mismos dirigentes al frente de los órganos de dirección.

Estas amañadas formas que han manejado los dirigentes del PT para pretender seguir sin cambiar dirigentes, los llevará sin duda alguna a que enfrenten una impugnación más con las autoridades y tribunales electorales, ya que sus eternos dirigentes, que más bien se manejan como dueños, siguen intentando seguir reeligiéndose engañando a las autoridades y peor aún, a sus militantes. Y el problema lo tendrá, porque según sus estatutos, en el PT está prohibida la reelección pero, pero, para no aplicarlo la Comisión Ejecutiva Nacional, que estaba integrada por ocho personas, la ampliaron a 155. De igual manera la Comisión Coordinadora, de nueve, cambió a 17 miembros para dar cabida a la paridad. Siendo el engaño y la falsedad, que los siete integrantes de siempre (desde hace más de 20 años) quedaran nuevamente en las Comisiones Ejecutiva Nacional y en la Coordinadora por seis años más. Con este engaño Alberto Anaya, Alejandro González Yáñez y Rubén Álvarez, han integrado el CEN desde que el PT obtuvo su registro en 1990, sumando ya 27 años, y ahí siguen y seguirán.

Y por si estas mentiras y engaños a las autoridades electorales y a sus militantes no fueran poco, también los fraudes en el PT están a la orden del día. Resultando que el pasado 23 de octubre, fue detenido por la Procuraduría General de la República (PGR) Héctor Quiroz García, dirigente del PT en Aguascalientes, debido a un presunto fraude de 100 millones de pesos, en el que se sospecha que está relacionado el líder nacional del partido, Alberto Anaya, que fue reelecto en el cargo recientemente.

Pero no solamente de acuerdo a la información estará involucrado Alberto Anaya, sino también su esposa María Guadalupe Rodríguez Martínez, quien presuntamente coordinaba el desvío de fondos que provenían los 100 millones de pesos, del gobierno de Nuevo León, destinados para construir centros de desarrollo infantil.

Los recursos en lugar de ser utilizados en la construcción de estos Centros de Desarrollo Infantil, conocidos como CENDIS, fueron depositados 62 millones por Guadalupe Rodríguez en un fondo de inversión personal y el resto manejado con varios prestanombres, entre ellos Héctor Quiroz, líder del PT en Aguascalientes, quien recibió 12 millones de pesos en 24 cheques.

Este negocio del dirigente nacional del PT y su familia no es nuevo, ya en septiembre del 2011 fue denunciado el manejo de los CENDIS “Tierra y Libertad” en Colima y Nayarit, resultando que esos “negocios” llamados CENDIS, no están debidamente fiscalizado, aun cuando sean benéficos para un sector de la sociedad. Según el dirigente estatal del PAN en ese año, Raymundo González, esos centros “no tienen certificación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), ni pagan prestaciones a sus trabajadores, además de no transparentar el uso de los recursos federales que reciben”, operando así en la total anarquía.

Ante esta situación llama mucho la atención que para estos CENDIS reciban recursos federales, estatales y municipales los dirigentes del PT y que no se transparente su utilización, utilizándolo como en el caso que se investiga en Aguascalientes, de manera personal, en un abierto y descarado fraude.

De igual manera, ese engaño de que en sus documentos del PT establezca que no hay reelección de sus dirigentes y en la realidad siga siendo los mismos cuales dueños del partido que se ha convertido en un enorme negocio. Ya basta de fraudes con presupuestos que no son utilizados para lo que se destinan. Y pregunto Corrupción e Impunidad, ¿seguirán de la mano?

revista_diciembre.jpg
Número 13 - diciembre 2017
Descargar