Se encuentra usted aquí

Posibles retos del S.E.N. (9ª. Parte)

Lunes, 19 de Febrero 2018 - 15:30

Autor

raul-rosales.jpg
Raúl Rosales

Compartir

img_20180219_115938.png

Es pues la Infraestructura Escolar otro de los componentes importantes de la institución educativa correspondiente, para que sea un ingrediente más para el logro de una mejor calidad educativa y como en todos los programas de gobierno se debe seguir una serie de pasos que para no variar, saturan de situaciones burocráticas que entorpecen la atención inmediata de las necesidades que requieren cubrirse hasta por seguridad de los recursos humanos que ahí se desempeñan, pero que debido a que debe cumplirse con la normatividad establecida para la atención correspondiente y tratando, seguramente de transparentar los recursos que se utilizan en esas mejoras, pues alargan la solución a las situaciones problemáticas que se presentan, sin existir otra acción más fluida de solución.

Sin pretender exponer y revisar los mecanismos burocráticos de la parte oficial para dar atención a las escuelas dentro del programa de ESCUELAS AL CIEN, comparto sólo la RUTA CRITICA establecida oficialmente, misma que está compuesta por 5 pasos a seguir para poder iniciar y cerrar el proceso de atención de las necesidades de infraestructura que pueda tener cualquier edificio escolar, independientemente del nivel educativo en donde se requiera la construcción o reparación del inmueble.

“1.- Elaboración por parte de gobierno del Estado, del listado de escuelas a atender y publicación del mismo por el INIFED (Instituto Nacional de Infraestructura Educativa).

2.- El organismo Estatal responsable de la INFE (Infraestructura Educativa), envía la propuesta de proyecto ejecutivo al INIFED, para que lo apruebe o rechace.

3.- Aprobados los proyectos ejecutivos por el INIFED, el organismo estatal encargado de la INFE, bajo la normatividad federal, realiza el procedimiento de contratación.

4.- Los organismos estatales que conforman el INFE, solicitan al INIFED, la transferencia del pago de anticipos y estimaciones de las obras que se contratan. El INIFED, ordena la transferencia a favor del Estado del Fideicomiso de Distribución a través de Banobras.

5.- Concluida la Obra y aprobada por el Comité de Mejoramiento de la Infraestructura Educativa, que lo componen Padres de Familia, el Organismo Estatal responsable de la INFE, solicita la transferencia del pago de la estimación finiquito. El INIFED, ordena la transferencia a favor del Estado, del Fideicomiso de Distribución, establecido en Banobras.”

Como puede verse, los requerimientos de infraestructura interna de cada escuela, deben de pasar por un, al parecer, largo proceso, pero que si funciona tal cual, creo que pudiera ser esperanzador en la responsabilidad del S.E.N. para abordar de forma organizada, y transparente este POSIBLE RETO, que pueda y quiera dar solución y que de alguna forma ha estado, si no olvidado, si falto de atención o descuidado y por ende con muchas deficiencias en los edificios educativos. Hoy con este programa, se pretende al mismo tiempo incrementar las fuentes de trabajo de las diferentes comunidades, por la mano de obra que se estará ofertando a través de la construcción de los inmuebles.

Si este mecanismo de aportación de recursos trae consigo el beneficio social en general, es posible que en un tiempo, aunque largo, pueda dar los frutos que requiere en primer lugar la infraestructura escolar, que es para lo que fue creado y después en bien de empresarios de la construcción y trabajadores de la misma.

Aunque de alguna forma no hay que hacer oídos sordos sobre lo expresado por la disidencia magisterial y algunos sectores de la sociedad, en el sentido de que es una maniobra gubernamental para llevar de forma paulatina a una privatización de la educación, pues en sus decires en algún momento del proceso del manejo de los recursos económicos, a través de bonos, la iniciativa privada tendrá injerencia directa en la inversión de la construcción, ampliación y remodelación de la infraestructura escolar y cuando no se tengan los recursos suficientes para cubrir esas inversiones, estarán ya hipotecados dichos edificios, que pasaran a ser propiedad de los empresarios de las finanzas y por lo tanto, según lo que ellos concluyen, pasaran a ser propiedad privada con el consabido cobro de cuotas para los padres que tengan o quieran seguir teniendo sus hijos en esas escuelas “ya privatizadas”. Pudiera verse como percepciones muy fuera de orden, pero no está por demás ver y revisar los antecedentes que existen sobre muchas empresas que en su momento fueron propiedad del Estado Mexicano y con una serie de artimañas legales o legaloides, han estado pasando a privatizarlas sin que se pueda hacer nada ya que hasta reformas constitucionales logran llevar a cabo para alcanzar lo que se han propuesto.

De igual forma, el hecho de dar autonomía a los padres de familia dentro de las escuelas, con relación a las cuestiones de infraestructura, según se concluye, es pasarle la factura en este rubro, con la parte que les corresponde aportar como parte interesada de manera directa en la mejora material de la escuela y con ello la educativa. No está por demás que el S.E.N. a través de sus diferentes niveles que lo componen, incluidos principalmente padres de familia, maestros y sociedad en general, pueda estar al pendiente y vigilante de algún acontecimiento administrativo- financiero que pudiera llevar a situaciones que no corresponda a seguir sosteniendo por todos los medios legales y posibles la EDUCACIÓN PÚBLICA.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar