Se encuentra usted aquí

Posibles efectos de la eliminación del Seguro de Gastos Médicos Mayores a los Servidores Públicos

Miércoles, 29 de Agosto 2018 - 15:30

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

issste.jpg

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha planteado como una de sus propuestas de gobierno, implementar una política de austeridad durante su administración. Uno de los elementos de esa política se relaciona con eliminar la prestación laboral que reciben los funcionarios públicos denominada Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM). Si bien una política de austeridad per se resulta deseable, ésta debe diseñarse de forma estratégica, considerando las implicaciones de cada medida. A esto apunta el estudio “Impacto para el ISSSTE por la desaparición del seguro de gastos médicos mayores para servidores públicos” presentado por Mario di Constanzo, actual presidente de la Comisión Nacional para la Protección y la Defensa de los usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

¿Cuál es el estado actual del SGMM para servidores públicos?

El Artículo 30 del Manual de Percepciones de los Servidores Públicos de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal establece que: “el seguro de gastos médicos mayores cubre a los servidores públicos de mando y de enlace, así como a su cónyuge e hijos o, en su caso, su concubina o concubinario o pareja del mismo sexo, en términos de las disposiciones aplicables, ante la eventualidad de un accidente o enfermedad que requiera tratamiento médico, cirugía u hospitalización”. Además “la suma asegurada básica tiene un rango de 181,314 pesos a 815,916 pesos, dependiendo del puesto que ocupe el servidor público”. Cabe señalar que el servidor puede potenciar la suma básica a través de sus propios recursos.

“A diciembre de 2017, la prestación retenida le generó un costo a las finanzas públicas por concepto de primas, de aproximadamente 2,700 mdp y permitió generar una cobertura para aproximadamente dos millones de personas; es decir 500 mil servidores públicos de confianza o “de mando y enlace” y 1.5 millones de cónyuges e hijos. Esto implica un costo anual de 1,350 PESOS AL AÑO por prima por asegurado”[1].

¿Qué pasaría si se les cancela esta prestación a los servidores públicos?

La institución que se vería comprometida para atender a ese número de asegurados sería el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Por ello, lo más lógico es que antes de iniciar esta política de austeridad, se evalúe minuciosamente la carga que recibiría el ISSSTE como consecuencia y la capacidad que tendría la institución para manejarla.

Dado que la prima actual es de 1,350 pesos anuales, para que existiera un ahorro en las finanzas públicas, el costo anual de la atención por persona, ahora en el ISSSTE, tendría que ser menor a los 1,350 pesos anuales que se pagan de prima, lo cual parece difícil de lograr. Además debe tomarse en cuenta que el ISSSTE no recibiría dinero adicional de los servidores públicos, ya que estos actualmente aportan su cuota al ISSSTE a pesar de que no utilizan sus servicios. Lo que sí recibiría de inmediato el ISSSTE sería una enorme demanda de servicios médicos especializados de alto costo, ya que los servidores públicos y sus asegurados utilizan el SGMM para atender precisamente este tipo de enfermedades.

Mario di Constanzo estima que los recursos necesarios para que el ISSSTE pudiera atender a todos los servidores públicos y sus familias sería de 4,080 mdp, que son muy superiores a los 2,700 mdp que se gastan actualmente, por lo que propone: “permitir que el Gobierno Federal mantuviera la colectividad del Seguro del SGMM, trasladando el bajo costo de la prima per cápita anual (1,350 PESOS) a los servidores públicos. De esta forma el gobierno sería el  “administrador de los descuentos”, mientras que el pago del SGMM estaría totalmente a cargo de los funcionarios[2].

En mi opinión, no obstante que esta propuesta parece sensata financieramente hablando, también es pertinente no reducir todo el análisis a un asunto de costos. Las nuevas dinámicas de atención, la saturación y distintos problemas de operación en el ISSSTE seguirían ocultos por ahora, no obstante, se harían evidentes al momento de que la medida fuera puesta en vigor.


[1] Arreola, Federico. SDPnotocias.com, miércoles 22 de agosto de 2018. La información de la nota se extrae de: https://www.sdpnoticias.com/nacional/2018/08/22/seguro-de-gastos-medicos-a-los-funcionarios-la-sensata-propuesta-que-hace-a-amlo-su-ex-secretario-de-hacienda

[2] Ibidem.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar