Se encuentra usted aquí

¿Por quien votar?

Jueves, 08 de Marzo 2018 - 15:00

Autor

guillermo-hernandezs.jpg
Guillermo Hernández Salgado

Compartir

civismo-mexico.jpg

Llegó el momento esperado, el 2018. Año para elegir diputados, senadores, alcaldes, gobernadores y presidente de la república.

La danza de las alianzas, compra del voto, de las tortas y refrescos, de las descalificaciones, de las promesas que no se cumplen, de llenar calles y medios de comunicación con noticias, información, mentiras y chismes de políticos ha empezado.

La falta de identidad e ideales está a la vista, podemos ver políticos que van de partido en partido, lo cual es una muestra de que lo único que buscan es un hueso, pues ya da los mismo el partido y van de izquierda a derecha. Asimismo, esto sucede con las alianzas, ahora con tal de ganar se unen ideologías totalmente antagónicas. Es la desesperada tarea de ostentar el poder a como dé lugar. Estas alianzas las entendería más si se juntaran con tal de hacer cambios que de verdad lleven a México a acariciar un futuro inmediato de mayores oportunidades y a la vez fortalecer los cimientos para una transformación sustantiva en un mediano plazo. Pero no es así, sólo alcanzo a ver el deseo del hueso, del poder y ya. ¿Será que soy muy mal pensado?

Y es que quizá como muchos mexicanos que tuvimos oportunidad de tener una educación suficiente para hacer análisis y comparativos, los políticos (en su gran mayoría) son aquellas personas que nos dan lo peor de ellos y a cambio se llevan lo mejor de México, por lo menos así lo creo yo.

Las mentiras inician con la precampaña. Yo entendería que una precampaña tiene por objetivo hacer un ejercicio para encontrar el candidato de cada partido, compitiendo al menos dos candidatos por partido, además de hacerlo en forma interna, pues deben de convencer a los militantes para que éstos se pronuncien por quien mejor los represente.

Entonces, ¿quién es el bueno? ¿Por quién votar?

Considero que ninguno de los candidatos logrará hacer algo sustantivo, salvo que pase algo inusual, fuera de lo común. Algo inesperado. ¿Y qué puede ser eso tan espectacular?

La solución no puede estar en una persona o en un pequeño grupo de gobernantes, no, la solución debe estar en NOSOTROS. Para transformar a México debemos transformarnos nosotros mismos. Como bien decía Stephen Covey: “Los verdaderos cambios deben hacerse de adentro hacia afuera”.

No importa el candidato que gane pues será imposible cambiar a cada mexicano y eso es lo que realmente se necesita.

¿Qué debemos cambiar?

Muchas cosas, daré una pequeña lista de lo que conviene hacer para que transformemos positivamente a nuestro país:

  • Hacer bien las cosas
  • Cumplir lo que prometemos
  • Separar la basura
  • Tirar la basura en su lugar
  • Reciclar
  • Dar el paso
  • Ser puntuales
  • Guiar adecuadamente a nuestros hijos
  • Respetar la ley
  • Respetar los señalamientos de cualquier tipo
  • No participar en las mordidas ni sobornos
  • Denunciar a los servidores públicos o empleados corruptos
  • Invertir mejor nuestro tiempo libre
  • Votar
  • Usar el cinturón de seguridad
  • Usar el puente peatonal
  • Respetar a los demás
  • Respetar el derecho ajeno
  • Leer e informarse bien
  • No descriminar
  • Cuidar la niñez

De esta forma transformaremos nuestro entorno, podremos unirnos e incluso haríamos que el gobierno sirva a la gente pues seremos la mayoría quien esté en un solo bando, con una idea clara de lo que queremos y de lo que no queremos ni toleramos.

Es utópico y hasta fantasioso, lo reconozco, pero al final del día es una oportunidad. Es para mí muy penoso que como sociedad reclamamos y exigimos mejores cuentas al director de la selección nacional de futbol que a nuestros gobernantes. ¡Es el colmo de los colmos!

Es increíble vivir en una sociedad donde le expiden la licencia de conducir a gente que no sabe manejar, que un gobernante no sólo se hace multi-millonario, además de ello se le sabe de fraudes, uso de documentación apócrifa y demás monerías y no pasa nada. Pero qué tal si uno se tarda el pagar algunos días el bimestre del IMSS, ¿cómo les explico? Digamos que esto está de cabeza, tal como conviene a los bribones que llegan al poder.

Estas ideas pueden ser tan descabelladas como pensar que alguno de los candidatos podrán cambiar al país, entonces, hagamos nuestra parte y salgamos adelante.

 

 



Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis