Se encuentra usted aquí

No se gobierna bajo intereses personales

Viernes, 23 de Febrero 2018 - 15:00

Autor

carlos-sagaon.jpg
Carlos Sagaón Ruiz

Compartir

mikel-arriola.jpg

Hace unos días manifesté mi inconformidad en redes sociales respecto a un tema protagónico en la Jornada Electoral 2018. Publiqué un "tweet" que, por su contenido, llegó a ser transmitido durante la emisión de un popular programa de discusión y debate en la televisión abierta mexicana y prontamente comenzó a generar interacción en redes sociales. Recuerdo haberlo publicado como respuesta al inconforme sabor de boca con el que me dejó la defensiva retórica del ahora candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México por el Partido Revolucionario Institucional, el señor Mikel Andoni Arriola Peñalosa.

El desafortunado intento de sinceridad por parte de Mikel despertó una amarga reacción mediática, que argumenta la poca tolerancia del candidato hacia temas que, si bien son polémicos y más sonados en esta época contemporánea, tienen una fuerte presencia en el país y más concretamente, en la Ciudad que aspira Gobernar el ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social. Rápidamente, la nota acaparó la opinión pública en el marco de un punto crucial de la jornada electoral. Concretamente, a unos días de haber concluido el periodo de precampañas.

El candidato tricolor se manifestó contra la adopción homoparental y la legalización de la mariguana para fines recreativos en un discurso de precampaña. Posteriormente, reafirmó su postura en una entrevista con un conocido medio de comunicación. Con argumentos contradictorios, Arriola justificó su opinión referente a la adopción, diciendo que se trata meramente de un punto de vista personal que no concuerda con este relativamente nuevo paradigma de inclusión social. No obstante, acto seguido indicó que es importante que la gente conozca su postura y promesas políticas en caso de hacerse acreedor a la mayoría del electorado el próximo 1ro de julio. Con esta declaración engrosó la controversia en torno a su imagen pública y sembró más profundamente las dudas de sus actos de Gobierno una vez ocupado el cargo, ya que antepuso los paradigmas personales a su labor como candidato y posible sucesor a Jefe de Gobierno.

Es precisamente esto último lo que me produce la mayor consternación. Creo que cada uno de nosotros tenemos absoluta libertad de pensamiento y de expresión. Difiero, por otro lado, en mezclar el pensamiento particular con la estructura de Gobierno. Recordemos que la CDMX lleva mucho tiempo bajo administración izquierdista, por lo que es una de las entidades con la mayor apertura en estos temas. Aunque Mikel, defensivamente, puntualizó que la postura de su precampaña es derechista, no podemos olvidar que el Partido Revolucionario Institucional, por su historia, tiene cimientos principalmente centristas, lo que habla de su apertura hacia nuevas formas de entender a la sociedad y responder políticamente a sus necesidades.

A esto debemos sumar que, hoy en día, ambos temas están permitidos en la Ciudad de México. El 5 de agosto de 2010, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobaron las reformas al Código Civil que permiten la constitucionalidad del matrimonio y adopción de parejas del mismo sexo, en el entonces nombrado Distrito Federal, con 9 votos a favor y 2 en contra. En materia de la mariguana, el pasado 20 de junio de 2017 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto de legalidad del uso de la mariguana con fines medicinales. Sin embargo, aún existen candados constitucionales para permitir la mariguana con fines recreativos, mismos que han buscado ser eliminados desde hace tiempo.

Políticamente hablando, las declaraciones de Arriola Peñalosa fueron un error considerable para su campaña. Las encuestas publicadas días después muestran una decadencia en la preferencia electoral hacia el priísta. Más allá de los afines partidistas, los comentarios en redes sociales reprueban la imprudente manifestación de opinión del candidato. Medios nacionales calificaron su sinceridad como “preocupante”, sin contar que fue la causal de una serie de denuncias por parte de familias del mismo sexo por homofobia.

Creo que también debemos de evaluar la lógica sus declaraciones con respecto a la situación electoral. Si lo que busca Mikel Arriola es ganar simpatizantes dentro de los votantes, no se puede dar el lujo de enemistarse con las minorías, quienes hoy en día cuentan con muchos privilegios en la Ciudad de México que por derecho les corresponde. Desde su punto de vista, ese “retroceso” en la política que propone solo regresará el conservadurismo a una Ciudad que ha luchado empedernidamente por una posición liberal.

Reitero, Mikel Arriola puede tener su punto de vista y es totalmente respetable. No obstante, debe tener claro que su lucha por el cargo será más complicada por el Partido al que actualmente representa y se dificulta mucho más a raíz de sus declaraciones. Anteponer los pensamientos sin pensar en un sistema de Gobierno sólo provoca división, no afinidad.

Como mencioné al principio de estas líneas, publiqué un tweet manifestando mi inconformidad. Decía lo siguiente:

“Mikel, la política se trata de pensar por el bienestar de la gente, no con base en tus opiniones personales”.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar