Se encuentra usted aquí

No es Santiago Nieto, son las elecciones

Lunes, 30 de Octubre 2017 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

c93fompv0aqajel.jpg

Es claro que la guerra desatada entre el bloque de las oposiciones contra el PRI y sus aliados no es a causa de Santiago Nieto; es una guerra de posiciones rumbo a las elecciones, una guerra en la que medios y actores están tomando partido. Una guerra en la que no importa que Nieto haya violado la ley porque, como decía Cicerón: inter arma enim silent leges. Llama la atención que quien es el líder de esta acometida contra el PRI y el gobierno federal es el Frente Ciudadano por México (FCM), en especial Ricardo Anaya. Guste o no, han desplazado a MORENA y a López Obrador de la iniciativa de ser LA oposición. La nota es relevante por lo que evidencia: que otra vez, el Frente panista-perredista se posiciona como la fuerza contraria al gobierno de Peña Nieto como su más férreo crítico. 

El FCM pelea con el PRI el espacio para ser el contendiente del verdadero adversario: AMLO. Aunque la oposición continúa tomando como bandera la restitución del ex titular de la FEPADE, conforme el tiempo pasa se demuestra que es una causa insostenible dadas las declaraciones realizadas por Nieto en el espacio de Loret de Mola, en las que niega la versión que él mismo diera a Reforma, en el sentido de que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, lo presionó para que declarara públicamente su inocencia e incluso le ofreciera una disculpa. El destituido fiscal ha mostrado nuevamente que puede mentir, desdecirse o recular de un día para otro.

Tal vez por ello da la impresión que algunos de los legisladores que defienden a Nieto Castillo se han dado cuenta que trabajan para el lado equivocado. Esta situación, sumada al hecho de que la prensa no registró positivamente que el pleito senatorial impactará en la discusión del paquete presupuestal-fiscal, explica por qué los senadores de la oposición decidieron reiniciar la discusión en las comisiones en el Legislativo. Es cierta la parálisis en el Congreso, pero no una crisis; esta definición es más un manejo mediático que una realidad.

Ahora bien, el verdadero “damnificado” de la “crisis” en el Legislativo, no es el ex fiscal electoral (quien ya lo era desde antes), sino toda la estructura de seguridad del Estado, cuyas reformas en la materia previstas para este periodo, tendrán que esperar a que se cumplan las calendas griegas. A ello se suma el hecho probable de que se mantendrá la ausencia de nombramiento del Fiscal General de la Republica, el Fiscal anticorrupción y ahora el titular de la FEPADE.

Finalmente, es necesario destacar que las declaraciones de Santiago Nieto han ayudado a Lozoya, quien presentó dos denuncias contra el ex titular de la FEPADE: una por violación a la Ley de amparo y la segunda por revelar información de la carpeta de investigación, lo que ayudaría al extitular de PEMEX a salir bien librado de las acusaciones en su contra por parte de la FEPADE; en este escenario, resulta imposible la restitución de Santiago Nieto al frente de la dependencia. 

Sin embargo, debe haber una acción de Estado en el caso Odebrecht, ya que una orden de aprehensión en contra de Lozoya podría romper un impase en el Congreso y fortalecer, aunque sea un poco, la idea de que Peña Nieto está empeñado en una cruzada contra la corrupción. ¿O acaso son tantos los compromisos con Odebrecht?

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar