Se encuentra usted aquí

Nadie sabe para quién trabaja ¿o sí?

Lunes, 05 de Marzo 2018 - 15:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

preguntas.png

1.- Del pleito Vargas Llosa-AMLO:

Mario Vargas Llosa nunca ha sido amigo del PRI, su calificativo de los noventas de que en México había una “dictadura perfecta” molestó a los priistas y fue causa de regocijo y celebración entre panistas y perredistas de la época. Ahora que previene del riesgo de que se instaure un gobierno populista de la mano de López Obrador levantó críticas de un confundido sector de la izquierda que sigue a un candidato de derechas (sí, López). Si Vargas Llosa es un buen escritor (ni dudarlo) y un mal político por haber perdido las elecciones contra nada menos que Alberto Fujimori, entonces AMLO es un doble mal político porque ha perdido dos veces la Presidencia. Por cierto, en la primera vuelta de aquella elección peruana, el escritor le ganó al que a la postre se convirtió en dictador, pero en la segunda vuelta otros grupos le dieron el triunfo final a Fujimori. Vargas Llosa alertó sobre el peligro de este personaje, así que es discutible si es un mal político. De haber ganado el escritor, les hubiera ahorrado muchos sufrimientos a los peruanos.

2.- De Anaya en la Procuraduría General de la República:

El candidato Ricardo Anaya Cortés (RAC) no está haciendo campaña, se la ha pasado tratando de explicar un negocio que huele mucho a lavado de dinero. Analistas, partidarios suyos y ciudadanos/as enterados/as señalan que hay un uso político de los organismos de justicia. Lo hay, pero por desgracia para Anaya ese no es el tema. Sería grave que la PGR o cualquier otra instancia fabricaran acusaciones o delitos, pero no es el caso. Mientras las autoridades no hagan un uso ilegal de los aparatos del Estado, los usos políticos son válidos. Acusan que la investigación en contra de Anaya va muy rápido y que otras más graves van muy despacio. También es cierto y hay que empujar y protestar para que se agilicen, pero en los hechos todas estas buenas personas están pidiendo impunidad para Ricardo Anaya.

3.- La PGR exhibe un video:

Anaya intenta hacer un acto político en una oficina de la PGR y le sale mal, pero la buena gente reclama que se le filme (¡es una oficina de seguridad!) y que se exhiba la negativa del candidato a declarar y los insultos de Fernández de Cevallos a un servidor público. Hasta donde se ve, no es ilegal exhibir un video tomado en la entrada de una oficina. Otras situaciones filmadas se han hecho virales. ¿No debería llamarse a Diego Lord Hijodeputa, como se ha hecho con tantas otras personas?, ¿no es más grave negarse a declarar e insultar a un funcionario que exhibir un video de los hechos? Son preguntas inocentes.

4.- Pero…:

Es muy posible que se esté arrinconando a Anaya, al que hasta algunos de sus partidarios están pensando en sustituir, pero esto no le está sirviendo a la campaña de José Antonio Meade, sino a la de López Obrador, quien se da el lujo de llamar al PRI y al PAN a no lastimarse. ¿Prefieren los priistas que gane AMLO a que Anaya llegue?

Es pregunta también inocente.

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar