Se encuentra usted aquí

"Matando el coche"

Martes, 28 de Noviembre 2017 - 17:00

Autor

manuel_de_j._ruiz_nettel.jpg
Manuel de Jesús Ruiz Nettel

Compartir

roberto-albores.jpg

En el argot de la costa chiapaneca, la expresión “matando el coche” se refiere a que antes de poseer un coche, el que lo quiere ya lo empieza a repartir con los objetos de su aprecio. Por cierto, “coche” se refiere a un cerdo.

Ya les conté ayer como desde ante que se diera a conocer la noticia real, en los WhatsApp de Tapachula, los troles del Senador Roberto Albores Gleason “flirteaban” la noticia de la renuncia y la designación de José Antonio Meade Kuribreña como candidato del PRI a la presidencia de la República.

Hoy, mucho antes que el mismo candidato PRIísta Meade Kuribreña anunciara lo que todos ya sabían, los mismos troles del Senador Roberto Albores Gleason daban una lista de nombre y relaciones familiares entre Roberto Albores Gleason y el candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade. El relato “wasapeaba” (relato en WhatsApp) también las ligas entre el Roberto Albores Guillén y el naciente candidato Meade Kuribreña. Después de estos relatos, venía la repartición del coche… ¡Que fulanito de tal va a la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez!... ¡Que fulanito de tal va como presidente municipal de Tapachula!... ¡Que el presidente fulanito de tal va a Senador!... En fin, una fiesta de repartición de puestos para el 2018, que en lugar de beneficiar al candidato del PRI, solo viene a perjudicarlo y a acrecentar aún más el malestar de la gente en contra de los políticos que hoy gobiernan.

Pero no todo es “miel sobre hojuelas”, ya que en este Chiapas convulso comenzaron las demostraciones del malestar violento de un PRI que se está desquebrajando por dentro. Un PRI gobernado por Roberto Albores Gleason mediante su incondicional Julián Nazar.

Mientras que allá ustedes trataban de colarse en la “foto”, de estar en algún lugar de la jugada, aquí en Chiapas los PRIístas de Roberto Albores Gleason golpeaban a tubazos a los indígenas PRIístas de Bochil, Chiapas, que desde este fin de semana protestan por la imposición del mismo grupo de políticos que los han gobernador mediante el engaño y la burla.

En la trifulca, como ya es costumbre de actuar de Roberto Albores Gleason y Julián Nazar, el periodista Rene Arauxo, que cubría los hechos, fue agredido por la gente de Julián Nazar, ya que a decir de la Vox Populi el Senador Albores no tolera ninguna manifestación en contra de sus intereses.

Puede ver fotos aquí:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10215141405428676&set=a.1080744419011.13152.1238311672&type=3

https://scontent.fmid1-2.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/23905372_10213017071933828_1374625872727587634_n.jpg?oh=28fe2c24364c6d45f449d02ea9953687&oe=5ACEC2D9

“Lagrimas y Risas” se vivieron el día de ayer entre el PRIísmo Nacional y el PRIísmo Chiapaneco. Lo único que demostró este fenómeno es que si no gana el PRI por la buena, están preparados para tomar el poder por la mala el día de las elecciones.

Mientras que se daban a conocer insistentemente los atributos profesionales disciplinados del candidato del PRI, Meade Kuribreña, los chiapanecos protestaban en varios y amplios frentes por los fuertes adeudos del Sr. Gobernador Manuel Velasco Coello y sus presidentes municipales por el no pago de factura que datan desde hace dos años.

“Ya se sienten en el poder” me comentó una señora que veía como se daban los hechos en la televisión nacional, mientras que meneaba la cabeza en negación y contaba sus pocas monedas para pagar una copia fotostática.

Todos se quieren acomodar, estaban desbalagados, como perritos sin dueño, pero hoy al saber como se dieron las cosas en el dedazo anunciado ya se sienten envalentonados. Lo más curioso es que mientras que los troles de Roberto Albores Gleason daban el currículo de lazos familiares entre él y José Antonio Meade Kuribreña, en el sentir de la gente quedó grabada la imagen del Senador Luis Armando Melgar Bravo que con su risa forzada se acomodaba estratégicamente en las cámaras alrededor o cerca del “ungido” Meade Kuribreña.

Toda una fiesta sin los verdaderos PRIístas que dio la impresión de que el acuerpamiento político estaba más “desangelado” que un velorio, forzado, pues.

revista_diciembre.jpg
Número 13 - diciembre 2017
Descargar