Se encuentra usted aquí

Mareo político

Martes, 24 de Abril 2018 - 15:30

Autor

luisa-ruiz.jpg
Luisa Ruiz

Compartir

laberinto.jpg

“A los que corren en un laberinto, su misma velocidad los confunde”, Séneca

Todo este laberinto en el que se metieron los candidatos es la respuesta al miedo que tienen de perder el tesoro que representa una presidencia. Para cuatro candidatos, como sea, contra quien sea y en unión con quien sea, el que sea que gane no importa, con que no gane López Obrador, prefieren ganar juntos, aunque se aborrezcan entre ellos.

Los perdedores se unen a los perdedores para fortalecer su debilidad y esas alianzas no sirven para que el pueblo se convenza, sirven para elevar al puntero solitario. Si la decisión de muchos mexicanos no está tomada aun, unos tacos y una invitación hicieron que una ola más, llegara a la orilla de Morena. Otra más, Aureoles y el Bronco, cavaron la tumba de José Antonio Meade; con el paso de las horas, una y otra corriente arrastrará hacia otro lado a quienes, hasta hace unos minutos tenían duda.

Y los militantes de los partidos no son como antes, no todos los mítines se forman con acarreados o con obligaciones. Esos “acarreados” saben tirar las banderas proselitistas a la basura a la salida del mitin de campaña, saben ir a gritar consignas de desaprobación, saben que con su trabajo pueden comprar muchas tortas y frutsis, incluso, saben dimitir a su partido en cualquier momento.

Se vio en el paso de Ricardo Anaya por Baja California, específicamente en Tijuana. Los militantes panistas fueron, sí, por la razón que sea se hicieron presentes y se salieron antes de terminar. El PAN anuncia que reunió cerca de diez mil personas en la explanada del Museo del Trompo y no, no fue así, la cifra apenas alcanzó los cinco mil, aunque las imágenes con acercamiento trataron de mostrar lo contrario, el video tomado por un dron muestra que la explanada no se llenó, si a esa gente la arrinconan, apenas cubre la cuarta parte del espacio.

Lo contrario sucedió con Andrés Manuel López. Los reunidos en Tijuana, eran más de diez mil que con todo, no son el grueso de la población. En Tecate reportaron cinco mil, en Rosarito unos cuantos, dicen, que a los militantes les falló la convocatoria y en Ensenada igualaron a Tijuana, entonces, si toda esa gente vota por él, serían solamente unos 15 o 20 mil votos ¿y los millones restantes que viven en B.C? La complicación que tiene López Obrador en Baja California, es que quienes lo acompañan en cada uno de los municipios, son seres indeseables que han causado daño de una y otra forma a la población, en este caso, AMLO no pesa suficiente porque no le ayudan los compinches designados para senadores y diputados federales.

En Baja California, hoy puede llegar por el PAN, el mismísimo mago Merlín y no ganará ni un adepto. La administración del gobernador Panista, Francisco “Kiko” Vega, ha desbaratado la esquina de México, se ha robado lo que corresponde a los ciudadanos y por más denuncias que se hacen, nadie hace nada, como si no pasara nada. Por eso, ningún candidato que porte el uniforme Panista podrá ganar en el Estado, esta aseveración la ha firmado el PAN, con sangre.

Margarita Zavala, ya vino a Tijuana y no tiene conteo masivo de asistentes. Entró a la ciudad por San Diego, cruzando apaciblemente, saludando y comiendo elotes en vasito con chile y limón, (no había olotes) y dio una conferencia/plática/entrevista con integrantes de Tijuana Innovadora en un foro muy formal, protegido y silencioso con invitados a modo, nada que se pueda apuntar como un evento proselitista por lo que no se le pueden contar sus eventuales votantes. Más bien parece que Baja California no está en las prioridades de la campaña Zavalista o porque sabe que aquí, no se arranca en cuarta.

Por esta esquina de la República no ha pasado José Antonio Meade, no quiere venir, su agenda no se lo permite o no ha preparado un discurso diferente, no es porque tema darse una vueltecita por Lomas Taurinas, no es tan grande ni tan poderoso como para “eso”.

Los candidatos, en su intento por llegar a la silla, están provocando que los ciudadanos vivamos en un laberinto en el que la velocidad de los candidatos confundidos, nos tiene mareados.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar