Se encuentra usted aquí

Los hechos objetivos de las campañas

Viernes, 01 de Diciembre 2017 - 16:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

perros-y-gatos.png

Es obvio que buena parte de las campañas dependerán de quienes las encabecen y del planteamiento que hagan, pero hay hechos externos a ellas que influirán, a veces más allá de las posibilidades de respuesta de los candidatos presidenciales. He aquí algunos de esos hechos y cómo pueden influir en las campañas:

1.- Situación económica. Con un dólar encareciéndose y una inflación con tendencia a la alza, el inicio del 2018 traerá desazón a las clases medias. Si a esto se agregan empleos de baja calidad y desocupación de jóvenes profesionistas la situación le puede afectar al candidato priista, sobre todo si este es salido de las entrañas de la Secretaría de Hacienda. No en balde esta dependencia tomó la decisión política de mantener cierto nivel de subsidios a las gasolinas durante 2018.

Es cierto que la oposición no tiene soluciones a esta situación, en parte porque buena parte de las causas vienen del exterior, pero los candidatos opositores no buscarán análisis, señalarán culpables a modo. Meade puede explicar, en un razonamiento de altura como le gustan, a qué se debe esto, pero la plaza pública no es el sitio. Como decía Hannah Arendt: una cosa es el discurso filosófico y otra el discurso político.

2.- Inseguridad. Homicidios, secuestros, trata, cobro de piso, pero también robos con violencia, van en aumento. Tamaulipas, Guerrero, Veracruz, Jalisco, entre otros, padecen esta situación. Otra vez: lo importante no es saber que los gobiernos estatales no han hecho gran cosa (con algunas excepciones), sino a quién le echan la culpa. Lo real es que Peña Nieto prometió impulsar una política que bajara la actuación de las bandas criminales y ha fallado. ¿Qué dirá Meade a esto?, ¿propondrá un seminario de buen nivel?

3.- TLC. Sin duda, el mejor equipo para negociar el TLC es el actual, pero las dificultades que está teniendo con el gobierno de Trump hacen difícil que un nuevo tratado sea aprobado a tiempo para que represente un beneficio para México. Durante las negociaciones, en tiempos de campaña se culpará al gobierno de Peña y al PRI de no defender la “dignidad de México”, de ser un “lacayo” de Trump y otras especies similares.

4.- Corrupción. Este es el sambenito preferido de los políticos del Frente para endilgarlo al PRI. Este es un tema que los medios y la iniciativa privada han logrado visibilizar y se ha logrado ligar este fenómeno sobre todo al tricolor. No importa que Meade no tenga cadáveres en su armario, como afirma, se le cuestionará que es representante de un partido que es el summun de la corrupción.

Existen otros temas importantes y graves: feminicidios, derechos humanos, despenalización del aborto, derechos de las comunidades LGBTTTI, pueblos indígenas, entre otros, que por desgracia no estarán en las agendas de los candidatos más relevantes. Y no estarán porque la misma sociedad parece poco preocupada por estos temas. Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y José Antonio Meade tratarán de no hacer una agenda sobre ellos y, en caso de que sean cuestionados, dirán generalidades o estupideces, sin mayores consecuencias. Tampoco se espera que Jaime Rodríguez o Margarita Zavala lo hagan. El mismo PRD ha dicho que, de llevarse a cabo el frente, “sus” temas serán guardados en el arcón de las vergüenzas de izquierda. Finalmente, hay tantas cosas guardadas ahí que unas más no parecen importar.

Ojalá que las organizaciones sociales que buscan llamar la atención sobre estos temas puedan cobrarles en votos lo que no atiendan.

imagen2.jpg
Número 16 - marzo 2018
Descargar