Se encuentra usted aquí

La guerra sucia que está aprovechando AMLO

Jueves, 10 de Mayo 2018 - 15:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

amlo-morena-guerra-sucia.jpg

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y MORENA se quejan de que hay una guerra sucia en su contra. El candidato morenista asegura que un grupo de empresarios, con nombre y apellido, presionan a los candidatos Zavala y Meade para que abandonen la competencia en favor de Anaya. Según esto, los empresarios de marras habrían hablado con el presidente Peña para que convenciera al candidato tricolor de abandonar la carrera. De igual manera, acusan como guerra sucia el spot de Mexicanos Primero y la famosa e invisible serie sobre el populismo en América Latina. También como guerra sucia juzgan una serie de spots partidarios por medio de los cuales se asocia al tabasqueño con Hugo Chávez, con la violencia o con propuestas pasadas de moda.

¿Qué hay de cierto en todo esto y cómo está afectando la candidatura de AMLO?

La Presidencia de la República ha negado, naturalmente,  cualquier injerencia en la campaña de Meade o el supuesto acuerdo con los empresarios. Por el otro lado, Ricardo Anaya también ha rechazado que vaya a hacer un trato para garantizar la impunidad de Peña Nieto o cualquier otro priista. Respuestas obvias, pero no ciertas. Hay suficientes elementos para afirmar que, en efecto, empresarios están moviéndose para que las campañas sin futuro se aparten del camino del joven Anaya. Algunos empresarios y miembros de la campaña de Zavala y Meade lo han admitido. Han usado palabras como “presionar” o el eufemismo “sugerir”. ¿Esto es un complot para “tirar” a López Obrador? No. Están en su derecho de reunirse, sugerir o presionar para que gane un candidato de su preferencia, siempre y cuando no violen alguno de los ordenamientos legales. Respecto al comercial de Mexicanos Primero, el INE determinó que no es ilegal ya que no hace referencia a ninguna campaña, candidato o partido. Por supuesto, está en el linde de lo legal. Los programas sobre populismo al parecer se irán a la bodega porque al final nadie quiso transmitirlos.

En todo esto hay un común denominador. Todavía no gana la Presidencia y AMLO ya está señalando lo que es permisible y lo que no. Es decir, practica un tipo de censura. Pero esto no es lo peor. Lo peor es observar como analistas, medios y académicos se están alineando para no despertar su enojo. Ya lo dijo López Obrador: los que no voten por MORENA son cómplices de la mafia del poder. ¿Hay algo más antidemocrático que esto? Por supuesto, los pejistas y pejistas de closet están disculpando los excesos del candidato de MORENA argumentando que así son las campañas, pero cuando los opositores sacan a relucir los errores, omisiones, tendencias autoritarias o cualquier otra cosa, de inmediato señalan que hay guerra sucia. Se han vuelto custodios de la pureza cerebral de los y las votantes y tratan de que no vayan a ver algo que los perturbe y entonces decidan, súbitamente, no votar por AMLO. Lo cierto es que el tabasqueño parece preocupado, los números se están moviendo y no necesariamente a su favor. Sabe que su ventaja es enorme y el tiempo escaso, pero aun así un error podría hundirlo por tercera vez.

Por último, hay que  dejar clara una cosa: por supuesto que hay guerra sucia, pero la practican todos los candidatos de todos los partidos y los independientes. Además, la guerra sucia, guste o disguste, hace más interesantes las campañas.

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar