Se encuentra usted aquí

La economía tiene apellido, el gran cambio de paradigma

Jueves, 02 de Agosto 2018 - 15:00

Autor

ma-pilar-cordero.jpg
María del Pilar Cordero César

Compartir

captura_de_pantalla_2018-08-02_10.57.14.png

Las economías actuales, la mayoría regida por el sistema capitalista, está en crisis. Lo que se prometió a través de las fuerzas libres del mercado ha llevado al mundo a padecer crisis no solo económicas… sociales, políticas y ecológicas. Algunos autores como Max Neff, hablan de un modelo depredador, otros autores, que ya es insostenible. Lo que es cierto es que han surgido varias alternativas que se perfilan para el siglo XXI, llámense economías híbridas como sugiere Rifkin (2014) y/o los modelos alternativos que se acercan a programas sustentables o los neosocialismos.

Este artículo no es un análisis exhaustivo de los modelos económicos (capitalista y de las corrientes nuevas de izquierda), sin embargo, propone alternativas sobre las nuevas economías y las posturas económicas actuales, representadas por diferentes actores/autores preocupados por el del desarrollo del ser humano, actualmente sentido con una crisis económica (miles de pobres), ecológica (cambio climático), social y humanitaria (genocidios, valor cuantificable de lo humano).

De acuerdo con Arce R. (2018), donde analiza las diferentes propuestas, menciona que frente a la pretensión que el modelo económico capitalista (economía clásica, economía neoclásica y economía neoliberal) es un producto acabado – y por tanto, no merece más discusión por considerársele exitoso e irreversible – en el mundo se han desarrollado múltiples escuelas, tendencias, corrientes, disciplinas y propuestas que tratan en diversos grados de superar las críticas a la economía hegemónica.

Así, continúa Arce, han surgido entre otras: la economía azul (Pauli, 2011), la economía naranja (Buitrago y Duque, 2013), la economía verde (Pearce et al., 1989), la economía del bien común (Felber, 2013), la economía colaborativa (Ray, 2007), la economía solidaria (Singler, 2002; Mance, 1999), la economía circular (Pearce y Turner,1990), la economía de la felicidad (Easterlin, 1974) e incluso se podría hablar de una emergente economía indígena (Instituto Interamericano de Derechos Humanos, 2007). También podríamos mencionar a las disciplinas híbridas: economía ecológica (Nicholas Georgescu-Roegen, Herman E. Daly, Kenneth Boulding, Karl W. Kapp, Robert Ayres), economía ambiental (Hartwick, 1977; Solow, 1986), y la economía de Recursos Naturales. El surgimiento de este tipo de economías son las que plantean -desde la academia- según Rifkin, una nueva economía teórica basada en las leyes de la termodinámica y no en la metáfora de la física Newtoniana (2014).

Otro autor que plantea una economía diferente es Max Neef, y su economía descalza, una economía que sirva a las personas y atienda la naturaleza.

Otras alternativas son: la Economía basada en la tierra, propone adoptar energías renovables. La idea central es acercarse a una forma de economía tribal, ligada a una visión indígena, en donde el espíritu de cada elemento natural tiene un valor propio.

Economía regenerativa. La premisa central es que el capital original, que da pie a la producción de cualquier cosa, debería ser regenerativo y extensivo. Mientras que la economía regenerativa no se considera contraria al capitalismo —incluso supone que podría ejecutarse a la par del mismo— se trata de cambiar la visión completamente. Los dos recursos más valiosos deberían ser el sol y el medio ambiente.

Economía post-desarrollo. Lo que importa es alcanzar mejores índices de bienestar, no de desarrollo. Esto, sin abandonar las características positivas que nos ha dejado el sistema existente. Por último, toda acción que busque bienestar en lugar de desarrollo deberá realizarse con vistas a la cooperación, a la justicia social y a la ecología, de forma local y global.

Economía del decrecimiento. Se plantea abandonar dentro de lo posible la noción de desarrollo y promover una vida mucho menos dedicada a la producción de capital y centrada en la producción de bienestar social. Se refleja particularmente en la propuesta de trabajar menos y hacerlo de forma colaborativa y pasar más tiempo disfrutando actividades como arte, música, estar en la naturaleza, con la familia y todo tipo de manifestaciones de cultura.

Modelo del pro común colaborativo del que habla Rifkin, es un modelo híbrido, que surge en el capitalismo, a veces compite con éste, y otras lo intenta absorber. Este modelo ofrece la posibilidad de reducir las diferencias de ingreso, de democratizar la economía y de crear una sociedad más sostenible. Se basa en el internet de las cosas IdC (red mundial integrada) y los prosumidores.

Dentro de otro modelo económico encontramos a las nuevas corrientes de izquierda, que hoy cuentan con muchos seguidores. Los nuevos modelos socialistas, o corrientes de izquierda, tienen su aparición en este siglo con mucha fuerza sin embargo, ya no implica una amenaza geopolítica para los Estados Unidos, y esto, dice Tovar  M. (2008) no es casualidad, primero por la caída del muro de Berlín y el derrumbe de la Unión Soviética, y segundo el incremento de la pobreza y una mayor concentración de la riqueza. La combinación de pobreza y democracia dio como resultado el surgimiento de una expectativa de amplios sectores de la población por partidos políticos preferentemente de izquierda, que proponían resolver los problemas socioeconómicos. Y específicamente en América Latina surgen tres corrientes de izquierda:

Izquierda comunista: Identidad estado-gobierno-partido, control rígido de la sociedad y la economía. Economía centralizada, prohibición de propiedad privada de los medios de producción, control de remesas internacionales, enclaves turísticos extranjeros. Ideología: marxismo ortodoxo, clasismo revolucionario. No democrático, autoritario, elecciones no competitivas. Partido único de masas, estructura fuerte y vertical.

Izquierda Populista: gobierno que tiende a subordinar a los otros poderes del estado, fuerte orientación redistributiva a través de mecanismos políticos (clientelismo). Mercado intervenido y regulado por el estado, nacionalización de recursos naturales, progresiva centralización de la economía. Nacionalismo, indigenismo adherencias marxistas. Crítico de la democracia liberal, promotor de una democracia directa, pleibiscitaria, permanencia de partidos de oposición, restricción de libertades ciudadanas. Partidos movimientistas, estructura débil y vertical.

Izquierda Moderada: gobierno como uno de los poderes de estado, orientación hacia las políticas públicas y la nueva gerencia pública. Mercado libre, regulación estatal de fallas del mercado para promover la competencia de mercado. Ideología ex marxista, orientación socialdemócrata. Democrático liberal, pluralismo competitivo, amplias libertades civiles y políticas. Partidos atrapalotodo, estructura fuerte y horizontal.

De acuerdo a su intensidad de posicionamiento, Tovar indica que en el siglo XXI la izquierda marxista (radical) se tornó a una izquierda moderada (social demócrata) y el populismo clásico (moderado) se transforma en el neopopulismo (radical). 

¿Qué apellido le pondrán a la política económica de este nuevo periodo en México?

Modelos puros nunca han existido, modelos híbridos…¿cuál es el mejor para cada lugar atendiendo a sus necesidades?, ¿modelos de transición…o modelos a largo plazo?

_________________________________________

Referencias

Arce R. (2018) Economías, economías alternativas y sustentabilidad https://www.ecoportal.net/temas-especiales/economias-economias-alternativas-y-sustentabilidad/

Rifkin J. (2014) La sociedad de costo marginal cero. Barcelona, España. Paidós

Tovar M. (2008) Tres corrientes y un dilema de la izquierda latinoamericana. Revista Metapolítica, V 12 No. 57, enero-febrero

Para mayor información sobre el teme se sugieren las siguientes referencias.

https://www.ecoportal.net/temas-especiales/economia/entrevista_a_manfred_max-neef_economista_chileno/

Artículo del socialismo, socialdemocracia, cultura socialista revolucionaria https://www.ecoportal.net/temas-especiales/politica/derribar_al_capitalismo_construyendo_el_socialismo_internacional_1/

https://ecoosfera.com/2017/10/capitalismo-consumismo-medio-ambiente-sustentabilidad-economia-verde/

https://ecoosfera.com/2013/09/es-factible-un-modelo-economico-basado-en-...

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar