Se encuentra usted aquí

Indicadores Coneval

Miércoles, 08 de Noviembre 2017 - 15:00

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

coneval.jpg

Como cada año, Coneval publicó el Informe de aprobación de indicadores de programas de desarrollo social,[1] el cual tiene como objetivo evaluar si los indicadores de los distintos programas sociales cumplen con las características necesarias para medir satisfactoriamente el cumplimiento de los objetivos de cada programa en cuestión.

Si consideramos que en nuestro país cerca del 44% de la población vive en situación de pobreza, el correcto seguimiento de los programas de desarrollo social se vuelve de vital importancia.

Los indicadores y los programas de desarrollo social

En el contexto de la gestión de programas públicos, un indicador sirve para medir el avance en el cumplimiento de sus objetivos. Para que los indicadores sean útiles deben ser claros, relevantes, económicos (que el logro del objetivo no sea costoso), monitoreables y adecuados. Éstos deben elaborarse de tal forma que contribuyan a la comprensión del desempeño del programa social a evaluar. 

Durante 2017,[2] la política social de nuestro país se conformó por 89 programas sociales, los cuales se coordinaron a través de 16 dependencias o entidades de la Administración Pública Federal. Es importante destacar que de estos 89 programas, 63 se están sujetos a reglas de operación mientras que los 26 restantes fueron programas de subsidios.

Carencias en el diseño de indicadores de desarrollo social

Conforme al Informe de Aprobación de Indicadores de Programas de Desarrollo Social, los indicadores de estos programas se pueden dividir en tres categorías:

  • Aprobación directa. Significa que el diseño y la construcción de los indicadores permite medir los objetivos del programa.
  • Aprobación condicionada. En este caso, los indicadores requieren modificaciones en el diseño y la construcción para poder medir los objetivos del programa de forma adecuada.
  • Aún no cumple los criterios mínimos. Los indicadores requieren modificaciones sustanciales en el diseño y la construcción para poder medir los objetivos del programa de forma adecuada.

Es así como, de los 89 programas sociales analizados, solamente los indicadores del programa IMSS-Prospera cuenta con aprobación directa. Mientras que 40 programas tienen aprobación condicionada y 48 programas aún requieren modificaciones sustanciales en su diseño y construcción. Es decir que poco menos de la mitad de los programas sociales en nuestro país cuentan con indicadores medianamente adecuados para medir el cumplimiento de sus objetivos.

En lo que se refiere a las dependencias coordinadoras de los programas, es importante destacar que de los 15 programas sociales que coordina la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), seis aún no cumplen los criterios mínimos y el resto están en aprobación condicionada.

La importancia de establecer de forma correcta los indicadores, radica en evitar que éstos sean utilizados con fines político-electorales y no con el fin de disminuir la pobreza. De hecho, conforme a la organización Gestión Social y Cooperación AC (GESOC), los programas sociales con una asignación mayor de recursos son aquellos de bajo impacto y alta opacidad.[3]

Para reducir de forma significativa el número de personas que viven en pobreza, se requiere no sólo diseñar adecuadamente los programas, sino también los indicadores que buscar medir su efectividad.[4]


[1] Aprobación de Indicadores de Programas de Desarrollo Social 2017: http://bit.ly/2z3mQxG

[2] Inventario de Programas Federales de Desarrollo Social: http://bit.ly/2lGuTOi

[3] Gobierno federal da más recursos a programas sociales opacos que a los que sí dan resultados: http://bit.ly/2lcFCzD

[4] Medición de la pobreza Coneval: http://bit.ly/2aj42PB

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar