Se encuentra usted aquí

Incongruencia electoral de EU

Martes, 29 de Marzo 2016 - 19:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-09-28_19.28.10.png
Fernando Fuentes

Compartir

Recientemente, Ramón Caníbal, locutor de radio en Nueva York, quien conduce un programa popular de nombre “El vacilón de la mañana” de la emisora local La Mega 97.9 FM, comparó a “las mexicanas con prostitutas y a los mexicanos con delincuentes”, por lo que inmigrantes y activistas mexicanos de aquel país se unieron en las redes sociales para recabar firmas por Internet para denunciar a la emisora frente a la Comisión Federal de Comunicaciones, solicitando el cierre de dicho programa. Se sabe, por los mismos radioescuchas, que no es la primera vez que este locutor usa a los hispanos para proferir sus malogrados chistes racistas.

La gota que derramó el vaso para la comunidad mexicana fue que el locutor neoyorquino Ramón Caníbal hiciera comentarios como: “el gringo con pistola es precavido, el mexicano es atracador” o “el gringo en el prostíbulo busca placer, el mexicano busca a su hermana”. Poco tiempo después, las críticas al programa se multiplicaron en la redes.   

En este sentido, el empresario mexicano Pedro Zamora, presidente de Zamora Entertainment, dijo a la Associated Press (AP) que ha decidido retirar toda la publicidad que hacía en la radiodifusora, La Mega, de su discoteca La Boom. “Comprendo que este es un show radial donde se relaja [la discusión política y social], pero también hay límites y estoy en solidaridad con mi comunidad” comentó el empresario Zamora.

Este tipo de actitudes racistas de dicho programa de radio que, ¡vamos! no es serio sino de relajo, habla mucho de cómo emisoras radiofónicas contribuyen al odio entre los habitantes de Estados Unidos. Hay muchos medios de comunicación estadounidenses, así como películas hollywoodenses que son agresivas con los hispanos y gente de color quienes son parte de la vida cotidiana de aquel país. Sin duda, este tipo de actitudes reflejan la cultura norteamericana así como su idiosincrasia.

También hemos visto videos en las redes sociales de cómo policías gringos persiguen, golpean y matan sin piedad a gente de color y a hispanos. Comportamientos así no dejan de ser una paradoja, en un país donde hay tantas razas humanas de todas partes del mundo que han llegado ahí para engrandecerlo.

Y es aquí donde Donald Trump atiza su campaña de rencor contra los inmigrantes, hispanos y, sobre todo, contra los mexicanos.

FRONTERAS…

El pasado jueves 24 de marzo falleció Francisco Javier Mora Briseño después de luchar contra la leucemia por año y medio. Amigo cercano de la familia Fuentes desde que lo conoce mi hermano Arturo en el CIDE, donde estudiaron juntos una maestría. Poco antes de fallecer, Pancho, como le nombrábamos sus amigos, se encontraba concluyendo su doctorado en Administración Pública en el INAP. Pancho trabajó hasta el último día de su vida en la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados que es un órgano de apoyo a la Comisión de Vigilancia cuya función es vigilar a la Auditoría Superior de la Federación. Hizo estudios universitarios en la UNAM en la carrera de Economía. Trabajó en el INJUVE, SHCP y Bancomer.

Paquito, como comúnmente yo le decía, vino de abajo, se empeño y logró un reconocimiento muy importante con su familia y amigos. La vida le dio la oportunidad de despedirse dejando una carta muy sensible, la que termina diciendo: “Amigos, hermanos, la vida hay que vivirla con pasión. También con mucha responsabilidad y compromiso, pero hay que ser felices”. Le sobreviven su esposa Isolda y sus hijas Ariadna y Marisol. Descanse en paz estimado Paquito. 

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar