Se encuentra usted aquí

Importantes Discursos: Peña, AMLO y Eduardo Ruiz-Healy

Miércoles, 05 de Septiembre 2018 - 15:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

discurso.png

"Y siempre he deseado eso para mí. Y ahora, cuando os graduáis para comenzar de nuevo, os deseo eso a vosotros ¡Seguid hambrientos! ¡Seguid alocados!", Steve Jobs. Discurso de ceremonia

(Haga clic en la liga para disfrutarlo).

En estos tiempos, cuando estamos por estrenar una nueva administración gubernamental, vamos a escuchar muchos informes, discursos y propuestas. Tal vez, demagogia pura, mucha. Esperemos que no.

Así, sería deseable que el equipo designado por Andrés López Obrador se cuide de hacerlo, pues dependerá —sobre todo al principio del gobierno— la credibilidad de su encargo. Claro, también con acciones y nada de malo tendría corregir ciertas propuestas de campaña, como, por ejemplo, el tema del aeropuerto y su consulta ciudadana.

Me escribe un amigo: “Parece broma, pero es una ridiculez poner un tema de este calibre a que opinemos quienes no estamos capacitados, no denota otra cosa que la falta de valor y capacidad para decidir un tema tan especializado. Este acto demagógico puede ser el más caro del sexenio, debemos exigir al nuevo gobierno responsabilizarse de sus actos y tomar las decisiones que les corresponden con los dictámenes de expertos y especialistas dejando de lado el ruido político, que no jueguen con nuestros recursos y el patrimonio presente y futuro de nuestro país”.

¿Consulta pública? ¡Sr Presidente Electo, abra los ojos! no estamos hablando de poner o quitar un nuevo mercado sobre ruedas. En fin…

El mensaje del presidente Peña Nieto de su último informe fue interesante —se esté de acuerdo o no con él—. Confesiones y muchos logros aparentes. Aplausos a modo. No hay nada nuevo bajo el Sol, solo un nuevo formato. En el próximo gobierno y junto a las auditorías que se ordenen, veremos quién va a parar en la cárcel. Se habla de mucha corrupción, y veremos si se actúa conforme a la Ley. Más les vale.

Vamos a esperar con ansias —me estoy acostumbrado a comer ansias— y veremos que dice Andrés Manuel López Obrador el 1 de diciembre.  Las metas y proyectos de la Cuarta Transformación. Los resultados los veremos —con suerte— en 6 años, si es que los hombres y mujeres que nos gobernarán son como los que acompañaron a Benito Juárez en su turno. Hay que leer Patria, el libro de Paco Ignacio Taibo II en donde describe a esos verdaderos patriotas. ¿Serán Bartlett, Napito y Marcelo Ebrard de esa categoría?

Vaya que hay mucha experiencia en muchos de los cuadros que van a gobernar. Ricardo Monreal al frente de su partido y su coalición en el Senado. Porfirio Muñoz Ledo, al frente de la Cámara de Diputados, doña Olga Sánchez Cordero, jurista impecable, al frente de Gobernación, solo por mencionar a algunos cuantos y no los menciono en orden de importancia. Todos tendrán que demostrar su valía: fuera amigos y compadrazgos. Y en la oposición también hay buenas fichas; otros no tan buenas y muchos que —como Tarzán— se han colgado de liana en liana para conseguir chamba.

captura_de_pantalla_2018-09-05_13.09.05.png

Ahora, me voy a referir al discurso que pronunció Eduardo Ruiz-Healy en la ceremonia de graduación de los alumnos de la Universidad de las Américas, y que, por invitación del rector Luis Ernesto Derbez me parece es muy interesante. Podría servir de ejemplo a lo que expresé más arriba, como concepto.

Después del discurso el rector Derbez le dijo a Eduardo que nunca había habido un aplauso para interrumpir el discurso. ¡Enhorabuena!

La exposición, me la encontré de casualidad en las redes sociales y el controvertido periodista, me comentó que no conocía el video. Lo felicité, no para alagarle la vanidad y su respuesta fue clara; franca. Me dijo: “Es lo que hago, así me gano la vida”. En fin, me gustó. Se puede ver en esta liga.

En síntesis, el discurso de Eduardo, motivacional por excelencia y dicho en su particular estilo, sugiere y enseña, por su experiencia, pues ya está en el séptimo piso de su vida y recomienda:

  1. Hagan las cosas con pasión y diviértanse en lo que hacen.
  2. Confíen en su instinto y si este dice no, no lo hagan.
  3. Procuren relaciones a largo plazo.
  4. No hagan las cosas por tradición familiar.
  5. Acepten si algo les deja de gustar… Maravíllense con todo lo que pasa.
  6. Aprendan a buscar trabajo.
  7. Sean humildes. La inteligencia ya la traen por herencia del ADN de sus padres…
  8. Sean tenaces. Pues es la lucha para lograr algo.
  9. No trabajen sólo por dinero. Ya vendrá…

Cierra su discurso aconsejando:

  • Sean ambiciosos. Fijen sus objetivos por alcanzar.
  • Luchen en contra de sus demonios y adicciones. Si no pueden, busquen ayuda.
  • Acepten sus tragedias. A todos nos han pasado.

Y la más importante de sus recomendaciones, según él, busquen “el amor”, con quién compartir sus vidas. ¡Tiene razón!

Así pues, me parece que este tipo de discursos —como el de Steve Jobs— son los que vamos a necesitar escuchar en este nuevo gobierno, sin demagogias ni mentiras.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar