Se encuentra usted aquí

¿Foximiliano Segundo?

Viernes, 30 de Noviembre 2018 - 08:55

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

foximiliano_segundo_.png

¿Foximiliano Segundo?

Mañana, sábado primero de diciembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador tomará posesión “por segunda vez” de la presidencia de la retepública.

La primera ocasión, tuvo lugar en el zócalo, cuando Rosario Ibarra de Piedra le impuso la banda estampada con al águila de la época de Bemito (1) Juárez cuando el Peje lagarto se proclamó “presidente legítimo” y prefirió no emular a Francisco I. Madero que, chaparrito y toda la cosa, se fue directamente a un recuento bala por bala ante el fraude electoral de 1910 que confirmó una vez más a Porfirio Díaz como presidente de México.

Ahora que al tabasqueño se le hizo realidad su ambición, me preocupa como abogado, darme cuenta de que AMLO no tiene un programa de GOBIERNO definido.

Parece que sabe lo que no quiere, pero ignora lo que quiere;  peor aún, no tiene idea del cómo.

¿Qué hizo durante los 18 años que anduvo en campaña?

Me preocupa que, lejos de pintar su raya; de distanciarse claramente de Enrique el Hermoso, se haya dedicado  a predicar su cantinela de perdón y olvido; de borrón y cuenta nueva; de no hacer persecuciones; en resumidas cuentas, la vieja norma mexicanísima de “PERRO NO COME PERRO”.

La que ahora está siendo llamada “transición de terciopelo”, transpira el hedor de un pacto de impunidad entre “la mafia del poder” y el transformer (2) de Macuspana.

Los mexicanos llevamos sexenio tras sexenio, esperando que se cumpla alguna vez lo que manda el artículo 87 de nuestra constitución, y que LA NACIÓN DEMANDE a quienes prometieron cumplir y no cumplieron.

Mañana, primero de diciembre de 2018, López Obrador deberá aceptar y protestar su cargo, según lo expresa el artículo 87 de la Constitución, que a la letra dice:

Artículo 87. “… "Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión, Y SI ASÍ NO LO HICIERE QUE LA NACIÓN ME LO DEMANDE.”

Mañana, sábado 1º de diciembre de 2018, el pueblo entero espera que el presidente López Obrador, HAGA EFECTIVA LA DEMANDA DE LA NACIÓN, porque los PRIANsidentes de la retepública, en vez de cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes, las guardaron e hicieron guardar en los cajones de la impunidad y la corrupción.

Porque no se desempeñaron leal y patrióticamente, sino que una y otra vez repitieron la conducta denunciada por Francisco I. Madero en el Plan d San Luis, que no me canso de citar y transcribir:

“… su objeto no es el engrandecimiento y prosperidad de la patria, sino el enriquecimiento de un pequeño grupo que, abusando de su influencia, han convertido los cargos públicos en fuente de beneficios exclusivamente personales, explotando sin escrúpulos las concesiones y los contratos lucrativos…” (3)

(Cualquier parecido entre el Grupo que ambiciona imponer el NAIM y el Plan de San Luis, NO es casualidad, sino retrato a calca del mismo abuso que en 1910 llevó a los mexicanos a decidir que preferían morir con dignidad que seguir aguantando).

La Nación NO quiere borrón y cuenta nueva, sino demandar a los PRIANsidentes (a todos, sin excepción) para ponerle fin a la burla transexenal y para RECUPERAR LOS RECURSOS NACIONALES DESFALCADOS, que nos siguen perteneciendo, porque los bienes propiedad de la Nación, NO prescriben ni caducan; jamás nos dejan de pertenecer.

¿Con qué derecho podría López Obrador regalarle su imperial perdón a los saqueadores del país?

¿Con que derecho podría López Obrador regalarle miles y miles de millones de pesos a quienes nos han robado hasta hoy impunemente desde los cargos públicos?

¿Con qué derecho podría López Obrador VIOLAR impunemente el artículo 87 constitucional, dejando de aplicárselo a los mafiosos PRIANsidentes a sus cómplices y a sus herederos?

La única explicación posible en ese caso, sería que efectivamente haya hecho un pacto de impunidad con los corruptos, abriéndose el mismo la puerta para incumplir  a su vez artículo 87 constitucional, guardando y haciendo guardar la Constitución en el mismo cajón polvoso, para que cuando salga él,  nadie le aplique el articulito dichoso…

Ojalá me equivoque; pero a juzgar por las señales enviadas por el Peje desde el 2 de julio pasado, veo en él, una réplica casi idéntica de la Chachalaca de Guanajuato.

El ex gerente de la Coca-Cola, vociferaba jurando que en cuanto llegara a Los Pinos (sic), ajusticiaría a las víboras prietas, las tepocatas y las alimañas.

Cuando sus más cercanos colaboradores le presentaron una lista de esos bichos a los que le aconsejaban llamar a cuentas para comenzar a cumplir sus promesas de justicia, abrió sus y muy conocidos ojillos de sorpresa, y espetó la ya famosa frase de:

¿Y YO POR QUÉ?

López Obrador les cambió  de nombre a las víboras prietas y demás bichos, para llamarlos colectivamente “la mafia del poder”.

Al igual que Fox, ha venido prometiendo ajusticiarlos desde su primera candidatura presidencial.

¿Qué hará a partir de mañana?

Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan, NO es facultad discrecional monárquica de AMLO ni de sus tropicales caprichos.

López Obrador NO tiene derecho alguno a perdonar de sus pistolas a los PRIANsidentes vivos, ni a los beneficiarios de De la Madrid y López Portillo, ni de cualquier otro PRIsidente cuyos herederos actualmente gocen de recursos nacionales robados.

López Obrador parece estar “confundiendo” aplicar la ley, con ajustes de cuentas o persecuciones políticas injustas.

Pasar a la báscula a los saqueadores que han arruinado a México desde la mafia del poder, es la principal obligación de AMLO.

La Nación ve en el día de mañana, sábado 1º de diciembre de 2018, la fecha en la que POR FIN, el artículo 87 de NUESTRA CONSTITUCIÓN, deje de ser cantinela inofensiva de cínicos que la recitan a sabiendas de que nunca será cumplida; de que nadie va a demandarles nada, hagan lo que hagan.

Es hora de permitir que la Auditoria Superior de la Federación cumpla con su cometido, y audite ferozmente a todos los saqueadores, para que devuelvan hasta el último centavo con cuyo robo les han arrebatado a nuestros hijos y nietos, la esperanza de vivir y disfrutar el bien y prosperidad de nuestra unión.

López Obrador NO TIENE DERECHO de anular el artículo 79 constitucional, regalándole de paso cientos de miles de millones de pesos a la mafia del poder, a costa del pueblo mexicano.

Ha quedado indiscutiblemente esclarecido, que Vicente Fox fue puesto en la PRIANsidencia como resultado de un pacto mafioso; basta para confirmar mi afirmación, el hecho de que Carlos Salinas de Gortari impulsó e impuso la reforma al artículo 82 constitucional, para permitir que un extranjero (además de idiota)  como Fox, llegara a la primera magistratura.

Las elecciones del 2000, fueron un fraude electoral a la medida, para que ocurriera una alternancia, PERO DE NINGUNA MANERA una transición.

Algunos amigos y colegas a los que respeto  y reconozco, me han dicho que el Peje, ahora transformado en AMLO, ha llegado a la presidencia gracias a los mismos malabares que Fox; que de la misma forma que  con el hocicón de Guanajuato, todo va a quedar “como endenantes”.

Si López Obrador fuera en verdad un peligro para la mafia del poder, no podría andar “tan valientemente” sin el aparato de seguridad habitual en los jefes de estado.

Si a Colosio lo tronaron por menos, ¿Quién cuida a AMLO para que nadie le haga ni lo que el viento a Juárez?

¿A quién o a quienes va a servir?

No vamos a tardar mucho en darnos cuenta si el Peje es de verdad, o si va a ser otro Empeorador bajo el lamentable nombre dinástico de Foximiliano Segundo.

 

  1. Bemito Juárez. El santón por excelencia de los masones mexicanos, es el “pastorcito” de Guelatao. El  mito de San Bemito  ha sido edificado conforma a una agenda facciosa, pero dista muchísimo de ser “el mejor presidente” que haya tenido México.
  2. Transformer. Personaje cómico de dibujos animados. En política lo opuesto a transformador. Un individuo que vocifera como chachalaca (que puede ser oriundo de Guanajuato o de Tabasco), y que a la hora de la hora, termina votando y haciendo proselitismo por el PRI.
  3. Plan de Sal Luis. Proclama de Francisco I. Madero de 20 de noviembre de 1910. A diferencia del Peje lagarto, Madero no pidió recuentos voto por voto, sino que tomó las armas a raíz del fraude electoral impuesto por Díaz. La situación de corrupción e injusticia social que describe,  es idéntica y peor aún en el México de 2018.

 

 

 

 

 

 


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis