Se encuentra usted aquí

Elecciones 2018: ¿Empatía o Mediocridad?

Viernes, 26 de Enero 2018 - 17:00

Autor

carlos-sagaon.jpg
Carlos Sagaón Ruiz

Compartir

mediocridad.jpg

Este periodo electoral para definir al próximo jefe del Ejecutivo está apenas comenzando. No hemos ni siquiera terminado la etapa de precampañas y ya tenemos mucho material para cuestionar la empatía de los aspirantes con la ciudadanía. Considerando las nuevas generaciones de votantes (que tienen un enormísimo peso político en estas elecciones) y la presión de los nuevos medios de comunicación y redes sociales, los precandidatos de las distintas coaliciones y los independientes más cercanos a aparecer en la boleta han optado por diferenciar sus campañas de las de años anteriores, con intención de colocarse en la mira del electorado y ser considerados como una opción factible para la Presidencia. No obstante, la gran mayoría concuerdan en que sus intentos de parecer “ciudadanos cool” los dejan ver en realidad como aspirantes con consejeros poco eficientes y precampañas débiles o mediocres.

El Precandidato de la coalición “Todos por México”, conformada por el PRI, el PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade, se ha presumido por los mismos militantes de su partido como un político de trayectoria y profesionalidad política superior a la de sus adversarios. No obstante, su campaña se ha mostrado mucho más “blanda” de lo esperado. El ahora estilizado “Pepe Meade” (Apodo que, por cierto, le ha valido críticas por falta de seriedad) se ha enfrascado en excusar y defender el obscuro pasado del partido al que representa; dejando de lado la argumentación y ataque en su campaña, mostrando una imagen frágil ante sus contrincantes, que no titubean al lanzar acusaciones. Incluso, se sospechó que el partido encabezado por Ochoa Reza buscaría alternativas para sustituir a su representante en la boleta, ante la baja respuesta con respecto a las expectativas.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador de la coalición “Juntos Haremos Historia” (MORENA-PES-PT) ha intentado empatizar con jóvenes a pesar de ser el candidato con mayor edad en la batalla electoral. AMLO ha repetido la imprudencia de lanzar calificativos a sus adversarios más que a sus propuestas (basta recordar del famoso “pirrurris” de hace unas semanas, refiriéndose a sus opositores). Además, subió un video cortándose el cabello en una peluquería, mientras mandaba un mensaje de afinidad política. El audiovisual fue víctima de burlas en redes sociales, considerándolo banal y absurdo.

El representante de “Por México Al Frente”, Ricardo Anaya Cortés, también ha sido objeto de mofa en redes. El precandidato del PAN-PRD-MC ha intentado encaminar al electorado a su día a día, mostrando actividades personales que resultan innecesarias para una campaña política. Un ejemplo clave es una imagen que subió a su cuenta de Twitter junto a su hijo, al que llevó a la escuela, según el propio encabezado. Se entiende que, dado a que Ricardo es el más joven de los aspirantes, busca ganarse el aprecio del voto joven, no obstante, su estrategia no ha sido del todo acertada. Dicha estrategia lo ha convertido en el “meme” más difundido del periodo preelectoral, volviéndose casi igual de viral que el famoso spot de Movimiento Ciudadano.

Los principales independientes no se quedan atrás en esta precampaña inusual, pero poco certera. Tanto Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” como Armando Ríos Piter se han encaminado a emplear un lenguaje más coloquial, adecuándose con la oratoria juvenil. No obstante, su estrategia no ha sido del todo bien aceptada, ya que algunos politólogos lo consideran una falta de profesionalismo en sus carreras electorales. Es incluso curioso que muchos jóvenes defienden esta misma postura, criticando a los precandidatos. Además, Jaime Rodríguez no ha logrado penetrar con su ideología en gente fuera de su estado, ya que la frialdad en su discurso no es usual en un político y menos en periodo de contienda electoral.

La ex Primera Dama, Margarita Zavala, ha dejado imagen vengativa y dramática tras su salida de Acción Nacional. De acuerdo a usuarios en redes sociales, se debe principalmente a la manera en que la nota llegó a los medios de comunicación. Además, la estrategia de Zavala ha sido juzgar a los tres políticos partidistas en redes sociales, de manera equitativa. Por otro lado, ha sido blanco de burla por promoverse con la imagen de personalidades del espectáculo o del deporte (Como el futbolista Rafael Márquez o la periodista Shanik Berman), lucrando con su imagen pública con fines de propaganda.

Cada uno de los precandidatos ha tenido su estrategia para empatizar con el “voto joven” y con la nación en general. Algunos han tenido mayor impacto que otros. Se han logrado spots con recepción positiva y algunos otros, con críticas significativas. No obstante, si observamos el punto de vista de los usuarios en redes sociales (independientemente de su preferencia electoral), notaremos que coinciden mayoritariamente en que, más allá de conseguir empatía, denotan una precampaña costosa, improvisada y hasta cierto punto, mediocre.

Para el periodo de campañas esperemos que, con el dinero que tienen, se esfuercen… aunque sea un poquito más.

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar