Se encuentra usted aquí

El impacto de Lady Gaga en la política estadounidense

Lunes, 07 de Mayo 2018 - 15:30

Autor

carlos-sagaon.jpg
Carlos Sagaón Ruiz

Compartir

gaga-politics.jpg

Lady Gaga es, quizá, la cantante más icónica, trascendental y polémica de la última década. Saltó a la fama en 2008 con el lanzamiento del tema “Just Dance”. Meses más tarde se coloca como un fenómeno musical muy expectante con el lanzamiento del hit internacional “Poker Face”. Desde entonces, la carrera de Lady Gaga ha ido en ascenso, hasta llevarla a ser una de las figuras de la farándula más emblemáticas a nivel global. Además de su carrera comercial, Gaga ha acaparado el reflector por su estilo extravagante para vestir. No obstante, la también denominada “Madre Monstruo” ha generado también un inmenso impacto político en su natal Estados Unidos e incluso, logrando trascender las fronteras hacia una escala internacional.

Desde los primeros meses de la presencia de Lady Gaga en el mundo mediático, se posicionó como una opositora a la discriminación y a la exclusión de las minorías en la sociedad. Una de las primeras y más memorables intervenciones de Gaga en el ámbito político fue en 2010, cuando condenó la intolerante regulación militar “Don't Ask, Don't Tell” (No preguntas, No digas). Dicha ley, aprobada en 1981 por el Departamento de Defensa, prohibía a personas homosexuales servir en el ejército ya que, según los estatutos de la misma, “La homosexualidad es incompatible con la disciplina militar”. El 16 de septiembre de 2010, Lady Gaga salió a apoyar a los grupos protestantes de dicha legislación que no habían sido escuchados. Recitó un discurso dirigido al Senado de la República sobre el tinte de excesivo conservadurismo, que cobró mucha fuerza en medios de comunicación. A las pocas semanas, la cantante fue invitada a la Casa Blanca con los líderes del grupo de oposición, significando el primer acto de apertura del Gobierno hacia los inconformes. La fuerza que este movimiento detonó a raíz de la inmersión de Lady Gaga logró que el Senado la revocara el 18 de diciembre de 2010 y posteriormente, fuera derogada por el entonces Presidente Barack Obama.

En 2011, Lady Gaga lanzó una de sus canciones más estridentes socialmente hablando: “Born This Way” (Nací de esta manera) es un himno a la aceptación personal a pesar de los estigmas sociales. El impacto de la canción fue tal que ha sido utilizada como himno de movimientos políticos en favor de la inclusión de las minorías, que comprende principalmente a la comunidad LGBT, la raza afroamericana y los inmigrantes latinos, a quien Lady Gaga ha buscado apoyar de igual forma, a través de canciones protestantes, como es el caso de “Americano”. Paralelo al tema, Lady Gaga y su madre dieron vida a la “Born This Way Foundation”, una organización sin fines de lucro que busca promover la individualidad y expresión de los jóvenes. Dicha fundación recibe donaciones de empresarios y políticos, en su mayoría provenientes del Partido Demócrata. La fuerza que cobró Lady Gaga como figura pro-social y de incidencia política la llevó a ser considerada en 2012 como la tercera celebridad femenil más poderosa del mundo, solo detrás de las presentadoras Oprah Winfrey y Ellen DeGeneres, de acuerdo a la revista Forbes.

Lady Gaga tuvo también un papel importante en la estrategia mediática de las pasadas elecciones Presidenciales en Estados Unidos. Fue una de las principales seguidoras de Hillary Clinton, candidata Demócrata a la Presidencia, a quien acompañó en varios eventos políticos, incluida su toma de protesta como candidata oficial, donde Gaga fue una de las encargadas de amenizar el evento de celebración, interpretando temas de su autoría con notorios mensajes políticos. Ante la desafortunada derrota de la ex secretaria de Estado, Lady Gaga contribuyó en las protestas contra la victoria del obcecado Donald Trump, lo que la llevó a manifestarse fuera de la Trump Tower, en Nueva York, el 9 de noviembre de 2016, un día después del llamado “Súper Martes”. Desde entonces, Lady Gaga ha mantenido conversaciones con distinguidos demócratas y detractores de Trump, incluídos Barack y Michelle Obama. Por otro lado, se alió con el exvicepresidente Joe Biden para la creación de centros para víctimas de abuso sexual. Esta campaña fue anunciada en los Premios de la Academia en 2016, previo a la interpretación del tema “Til It Happens To You” que habla también de esta inminente problemática.

Debemos recordar también que Lady Gaga fue la elegida para estelarizar el espectáculo de medio tiempo del Súper Bowl LI, en 2017; en medio de la crisis política y social incentivada por la opresión de Donald Trump. La presentación sembró polémica días antes del evento deportivo, pues se especulaba que Lady Gaga exaltaría la conmoción a través de un duro mensaje político con su presentación. No obstante, el espectáculo (considerado el segundo mejor de la historia del magno evento) tuvo un gran número de detalles políticos en favor de la igualdad, presentados de manera sutil y respetuosa. Por un lado, comenzó el espectáculo en el techo del estadio con una de las frases nacionalistas más inspiradoras para Estados Unidos y un ejército de drones formando la bandera del país a sus espaldas. Durante esos trece minutos, Gaga destacó la inclusión a homosexuales y afroamericanos con la interpretación de “Born This Way” y realizó una clara referencia a la inmigración latina al término de “Million Reasons”, donde abrazó a una aficionada de origen mexicano diciendo la frase “Why don't you stay?” (¿Por qué no te quedas?)

Gran parte del poderío que Lady Gaga tiene en la comunidad internacional es por el mensaje de aceptación que promueve y también por la innegable influencia política que tiene, a pesar de ser un personaje de la industria musical. Lady Gaga es uno de los ejemplos más claros del impacto que pueden tener el arte y la hipermediación en el contexto político y social del mundo actual.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar