Se encuentra usted aquí

El candidato AMLO y sus Pretensiones

Lunes, 21 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

amlo.jpg

"A todos diles que sí, pero no les digas cuando", La Negra. Son popular.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el que esto escribe coincidimos en una sola característica: ambos somos mexicanos. Tomando esta primicia como base, ambos tenemos los mismos derechos en cuanto a la libertad de expresión. Sin embargo, existe una abismal diferencia entre él y los 130 millones de habitantes en el país: él es uno de los candidatos a la Presidencia de la República. Esta distinción política y jurídica, lo obliga a hacer una campaña para exponer sus programas y proyectos de trabajo, al igual que los otros candidatos, para que nosotros los ciudadanos decidamos con nuestro voto el primero de Julio.

Sin embargo, AMLO debe tener alguna confusión alojada en su cerebro o tal vez su dominio del idioma español está muy por encima de la gran mayoría de adultos que necesitamos una traducción diaria para que se nos aclare lo que él quiso decirnos. Es una situación semejante a las diferentes versiones de la Biblia, donde él actúa como un super personaje semejante a un Mesías, considerando que su palabra es la ley y evita conducir su campaña como propuesta, él no expone sus planes y programas como candidato; el ya actúa y ordena como presidente.

Su soberbia y autoritarismo se reflejan en su repetido discurso donde ya dispone de acciones y mandatos que no le corresponden, de comentarios y opiniones que están fuera de contexto y solo agravian al resto de los mexicanos que se oponen a su ideario político, económico y social. Siempre repitiendo el discurso populista cargado de promesas ilusorias y la sarta de mentiras que son un hábito constante en su expresión. A continuación, algunos de sus desatinos más vergonzosos e irracionales:

  • El actual candidato, aspirante a presidente pretende vender un avión que no es suyo, sino de la nación. Sin comentario.
     
  • El actual candidato se opone a la construcción de un moderno aeropuerto en La Ciudad de México. Surgen las preguntas obligadas acerca de su razonamiento, ¿acaso el candidato tiene planes para presentar algún proyecto técnico científico que apoye su bravuconada? ¿Acaso el candidato tiene las calificaciones profesionales y la experiencia que apoyen su reticencia?
     
  • En un arranque de magnanimidad, él aceptaría que la construcción se concesionara. Seguramente, el candidato ignora que el diseño y la construcción de un aeropuerto son proyectos muy complejos que deben de cumplir con estándares y reglamentos de asociaciones profesionales internacionales, expertas en la materia. Por lo que sabemos, todos los trámites, permisos, especificaciones, etcétera ya han sido aprobadas por los organismos y las autoridades correspondientes. El comentario o la opinión del ciudadano AMLO o cualquier otro mexicano son válidas a título de opiniones personales; pero pierden su legitimidad cuando las expresa un candidato que carece de los atributos profesionales y la experiencia para dictaminar acerca de este proyecto tan complejo.
     
  • El candidato ha amenazado con echar abajo la Reforma Educativa propuesta por el actual gobierno. Seguramente, el candidato esta satisfecho con el altísimo índice de analfabetos que existen en los estados del sureste, bastión del SNTE bajo la tutela de la maestra, justo ahí donde al parecer las máximas aspiraciones de sus habitantes aparentan ser: heredar los nombramientos de maestro y una vez logrados, acogerse a la cláusula de no evaluación del desempeño. Estas cláusulas sindicales no solo son vergonzosas sino criminales, porque fomentan a todas luces la mediocridad y el atraso educativo de la población. En fin, no lo digo yo; los resultados hablan por sí solos. Surge de nuevo el cuestionamiento de la capacidad del candidato en estos asuntos magisteriales cuando él se la ha pasado por lo menos 20 – 25 años de su vida sin trabajar pretendiendo ser un activista político, lo cual se puede interpretar como una sinonimia del parasitismo oficial.
     
  • El candidato AMLO está prometiendo una amnistía generalizada a los delincuentes que infrinjan la ley antes o el mero 30 de Junio, él no quiere mirar atrás. Habrá que alertar a la Real Academia de la Lengua Española para que esté pendiente de la nueva definición de amnistía, que el candidato propone. Solo esperamos que sea una sola versión de este concepto, ya no queremos que traductores o evangelistas nos expliquen a diario lo que el candidato quiso decir.
     
  • Cuando el candidato pretende hablar de economía, finanzas e inversiones, la confusión inunda mi cerebro, por eso, me aparto del televisor. ¿Cómo pretende hablar el candidato acerca de productividad e inversiones si nunca ha pisado ninguna fábrica? ¿Cómo habla el candidato de inversiones y economía si cuando fue el regente del DF dejó los peores números rojos? Nuestro país, de una manera u otra ha sorteado tiempos muy difíciles gracias al conocimiento y la experiencia de nuestros profesionales. Muchos organismos internacionales y expertos en la materia han alabado el trabajo y los resultados de México en términos de economía.
     
  • El discurso del candidato siempre dedica un buen tiempo para denostar y atacar lo que él llama la mafia del poder. En su ingenuidad, tal vez ál no se ha dado cuenta que tiene tres hijos incrustados desde hace años en SU partido político. Sus chicuelos siguiendo el ejemplo de su padre son fieles al lema: todo menos trabajar. Por si fuera poco, algunos de sus colaboradores o trabajadores incondicionales se han visto involucrados en actividades delictivas, siendo la delegación de Tláhuac el caso más representativo. Otras personalidades de triste memoria son: la maestra y algunos miembros de su parentela, el propuesto diputado plurinominal apodado el Napito, nefasto líder sindical de los Mineros que huyó a Canadá con 54 millones de dólares, René Bejarano y su esposa y otras inocentes mujeres que él ha utilizado para la consecución de fondos y/o posiciones políticas; la lista es larga.
     
  • Quizá la promesa más abyecta e increíble sea el ofrecimiento de recursos o cheques mensuales a las minorías más desprotegidas. Es un viejísimo engaño populista practicado por todos los gobiernos autoritarios que han corrompido a sus pueblos. Para no hablar en el vacío recordemos a la Roma Imperial, donde el Emperador Octaviano después de varias reelecciones tuvo serias dificultades para lograr la última. Así que ideo una artimaña impecable para manipular al senado, aprobando una ley para licenciar a los soldados que hubieran cumplido 15 años de servicio. Las pensiones estaban tasadas en 12 veces su paga anual o su equivalente en tierras. Sin embargo, las adjudicaciones contenían implícita una condición única; que el ejército debía obedecerle solo a él. Siendo el comandante supremo, el emperador dispuso de todos los mandos, los nombramientos, los acuartelamientos, las guerras, la estructura militar, etc. Provocando una distención en los mandos y una relajación en la estructura y la jerarquía militar; pues ya no era necesaria la obediencia y el aval del supervisor en turno, bastaba con la aprobación del emperador. Pronto se vieron los resultados, una relajación total de la disciplina y la estructura y jerarquía de los ejércitos. Las pensiones causaron un desfalco total del imperio, se acabó el dinero para pagarles. A los que prefirieron tierras en lugar de dinero se les concedieron terrenos poco fértiles e inservibles para la cría de animales. Aun más, los soldados licenciados no sabían hacer otra cosa que no fueran las artes marciales, todo terminó en un fracaso en la administración y la operación de sus tierras; afectando considerablemente la productividad de alimentos y el descontento de la población que cada vez más se envileció y corrompió. Los afanes de poder del emperador y sus tretas populacheras causaron una gran catástrofe económica, política y social en la vida social y militar del imperio.1 Lo demás es historia.
     
  • Existen muchos otros ejemplos del populismo y la corrupción de las masas que han resultado desastrosos en la estructura social de varios países. Algunos ejemplos: la condonación de las deudas alemanas por parte de la cúpula nazi en prejuicio de sus acreedores judíos durante la Alemania Hitleriana, los eternos tiranos africanos recién depuestos o los que aún perduran, algunos gobiernos latinoamericanos que van de crisis en crisis, siendo Venezuela el más reciente. etc.
     
  • No se necesita ser un neurólogo para notar las serias deficiencias que el candidato tiene para articular su capacidad del habla. Su discurso es lento y tardío, abundan las incoherencias y la falta de claridad. Su capacidad de respuesta es torpe y evasiva, tal vez él lo hace así para procurarles trabajo a sus traductores.
     
  • A través de 18 años de campaña política, el candidato nos ha mostrado una gran maestría para ofrecer y prometer beneficios a las clases más desprotegidas, organizar grupos de hampones para sembrar el terror entre la población, utilizar los medios de comunicación para proyectar su imagen como el salvador del país, llenándonos de mentiras, insultando y denostando a la ciudadanía que no comulga con sus ideas. En fin, la personalidad y la conducta de este candidato se ajusta a la perfección al perfil que Hanna Arendt ha descrito del tirano o del siniestro personaje autoritario.2 que tantas desgracias y problemas han causado en sus respectivos países.

El panorama mundial hoy en día es difícil e impredecible para muchos países, México con todas sus deficiencias y atrasos es un gran país que tiene un valioso tesoro en sus artesanos, técnicos, artistas y profesionales que pugnan por procurarse una vida mejor para todos los mexicanos. En esta etapa de nuestra historia el país necesita de un líder con una genuina sensibilidad social para combatir la desigualdad y con una gran visión económica y de justicia social que incluya a todos los mexicanos. AMLO no tiene esos atributos ni la capacidad ni el talento para conducirnos a los niveles de desarrollo que toda la clase productiva y bien intencionada ansia para las generaciones futuras.

Simplemente, las pretensiones de AMLO no llenan las aspiraciones de las sociedades mexicanas.

____________________________

Referencias

  1. Beard, Mary., SPQR, Una Historia de la Antigua Roma. Editorial Planeta, S.A. 2016 Barcelona.
  2. Arendt, Hannah., The Origins of Totalitarism. Schocken Books, New York. 1948.
revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar