Se encuentra usted aquí

El (alto) costo del Frente

Miércoles, 13 de Diciembre 2017 - 15:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

fausto-goethe.jpg

Finalmente, se ha registrado el “Por México al Frente” (PMF), edición corregida, pero disminuida, del Frente Ciudadano por México. No se puede decir que hubo sorpresas en los resultados de meses de noticias, negociaciones, declaraciones y especulaciones. Ricardo Anaya será el candidato presidencial, Miguel Ángel Mancera se irá a la banca, Alejandra Barrales buscará la candidatura para la CDMX, el PRD se apanicó de insistir en Mancera como su candidato y lo retiró en las negociaciones, etc.

La primera parte del asunto ha terminado, pero el costo ha sido tal vez muy alto. En el camino han quedado tradiciones, actores, militantes valiosos y la famosa unidad política. Lo que es peor: PMF y MORENA han retomado los estilos del PRI, pero en la peor de sus formas, el avasallamiento de los contrarios. Mientras que el tricolor logró sacar sus candidatos sin fracturarse (hasta ahora), MORENA y el Frente han pagado costos. Más adelante se sabrá si lo que se perdió en el camino era lo que se necesitaba para ganar.

Siguiendo con el Frente, hay que señalar que Anaya logró lo que ni Fox ni Calderón pudieron hacer con el PAN: someterlos a su voluntad. El ahora expresidente panista se ganó o neutralizó a los gobernadores; pasó por encima de Margarita Zavala y está doblando a Rafael Moreno Valle; acalló las voces disidentes dentro del PAN y dejó una dirección partidaria que le es leal. En el Congreso, ha logrado que la mayoría de los senadores y diputados se le unan. ¿Cuál será el costo de todo esto? Es difícil calcularlo. Si Margarita obtiene la candidatura independiente, los votos que obtenga se le restarán sobre todo al PAN, pero no serán de ninguna utilidad pues la ex primera dama no parece tener posibilidades de ganar. Si Zavala no consigue estar en la boleta, entonces muchos de los votos destinados a ella se canalizarán hacia el PRI. ¿Tendrá esto un efecto importante en los resultados finales? A medida que avance el proceso se verá.

Hacia afuera, Anaya logró ganarse la lealtad de Dante Delgado, experto político oportunista al que por una extraña razón algunos consideran parte de la izquierda. También, al final se pudo observar que Alejandra Barrales decidió alinearse con el panista por sobre su exjefe. Finalmente, las corrientes perredistas, esas que ungieron a Mancera como su candidato, lo usaron como moneda de cambio y lo hicieron a un lado. Al parecer, las candidaturas de Ahued y Chertorivski son la respuesta a Barrales de parte de Mancera. La expresidenta perredista no la tendrá fácil para hacerse de la candidatura del PMF. En esta ecuación, Anaya podría presionar al PRD para que se decidieran por ella. Entonces, habría más consecuencias.

En todo esto, la pregunta es: ¿qué hará Mancera? La presencia de Cuauhtémoc Cárdenas durante su anuncio fue tal vez un indicador de que se afiliará a la corriente de la “ser la figura moral de la izquierda”, inútil políticamente, pero presentable. Pero, Mancera podría caminar, junto con sus partidarios hacia MORENA. Eso le garantizaría dos cosas importantes: impunidad ante venganzas de ese sector y la posibilidad de jugar a la política. Después de todo, Mancera nunca atacó a AMLO y si este perdonó a Barbosa, ¿por qué no al jefe de Gobierno?

El diablo le ha concedido al Dr. Fausto su deseo: ser candidato. Ya llegará el momento de pagar, a menos que sea tan hábil que logre zafarse del pacto, pero ¿habrá una Margarita que lo ayude a llegar al cielo de Los Pinos?

revista_diciembre.jpg
Número 13 - diciembre 2017
Descargar