Se encuentra usted aquí

¿Detención ilegal del estudiante Marco Antonio?

Jueves, 01 de Febrero 2018 - 15:00

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

detyencion-marco-antonio.jpg
  • ¿Oportunismo Político con su detención?

Nuevamente un tema surge en esta nuestra querida Ciudad de México, que por diversos motivos, se convirtió en un escándalo, sobre todo en redes sociales. La “supuesta” desaparición de Marco Antonio Sánchez, de 17 años y estudiante de la preparatoria 8 de la UNAM, quien salió de su casa el pasado 23 de enero para reunirse con un amigo en la terminal del Metrobus El Rosario. Al no regresar a su casa, y conocerse una primera versión de que había sido detenido por policías que lo habían golpeado para remitirlo al Ministerio Público, para después no saberse nada de estudiante. Dio inicio a la segunda versión, de que había sido “secuestrado”.

Para bien o para mal, en estos días el uso de las redes sociales ha rebasado a cualquier medio de comunicación, tanto en rapidez como en cuantas personas se enteran y a su vez, lo replican, ya sea por Twiter o Facebook, así sucedió con esta hasta ese momento, lamentable noticia del “desparecido y secuestrado”.

Llamando la atención lo que hoy ya se clasifica como oportunismo, que la pre candidata al gobierno de la ciudad por Morena, Claudia Sheinbaum y su compañero de partido Martí Batres a través de Twiters hicieran responsable al gobierno de la ciudad, con los respectivos retwiteos de muchas personas, que sin tener la certeza y mucho menos la información de lo que realmente sucedía, lo replicaban. Y en unas horas ya era un verdadero escándalo.

La Procuraduría General de Justicia de la ciudad de México inició una carpeta de investigación por la desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, en la que presumiblemente se encuentran implicados al menos cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Pero informando muy tarde de lo que había sucedido y lo que estaba realizando en el caso de Marco Antonio Flores, razón por la cual, no fue creíble su versión. Para la mayoría era proteger lo que habían hecho los policías que lo detuvieron, ya dando como culpables de “desaparición y secuestro” a esos elementos de la corporación.

Esta falta de información oportuna, motivó que se llegara al grado de un escándalo incontrolable en redes sociales, en las que inclusive se llegó a pedir la renuncia del titular de seguridad pública, en una enorme una avalancha de twiters principalmente sobre el tema, pero vuelvo a insistir, sin que los que lo hicieron tuvieran la información real de los hechos.

Bueno hasta Amnistía Internacional le entró a las especulaciones haciéndose notar y obvio, exigiendo apareciera del “desaparecido, secuestrado”.

Finalmente Marco Antonio apareció, así lo anunció el jefe de Gobierno de la CDMX (quién fue el más atacado en redes sociales) informando que fue encontrado en el Edomex y en breve se reunirá con su mamá.

Sin mucha coherencia con los hechos e información que hasta ese momento se conocía, el estudiante apareció en el fraccionamiento Los Álamos, del municipio de Melchor Ocampo, Estado de México, alrededor de las 20:30 horas del 27 de enero y era buscado desde el 23 de enero pasado. De acuerdo a lo informado, una llamada ciudadana alertó sobre el hallazgo, al tiempo que difundieron la imagen que sirvió para que los padres lo reconocieran. Siendo confirmado por su mamá que ya estaba en camino para verlo.

Pero aún con ya haber aparecido, el tema no se cerró y antes al contrario se complica más. La Secretaría de Seguridad Pública reconoció la detención Marco Antonio en la terminal del Metrobús El Rosario, a petición de una persona, y posteriormente lo dejaron en libertad; no obstante los cuatro uniformados, se encuentran bajo investigación.

Asimismo se presentaron una serie de videos de las cámaras de video vigilancia del Estado de México, donde se le vio esta entidad deambulando. En el mismo tenor, horas antes, los familiares habían informado que Marco se encontraba, de acuerdo con un video del Juez Calificado de Tlalnepantla en el Estado de México, pero que aún no estaban con él.

De igual manera, las autoridades de Tlalnepantla mencionaron que Marco tenía un aspecto diferente a la imagen difundida en todas las redes sociales. Importante destacar algo que particularmente me llamó la atención, que mencionaban sus familiares que estaba rapado y las fotos lo mostraban con cabello.

Todo muy confuso, la información de su detención, ¿cuándo y dónde lo dejaron ir los policías, porqué apareció en el Estado de México?, el gran escándalo en redes, y hasta protestas en el ángel de la independencia.

Incluso el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, demandó que el caso se tipificara como “desaparición forzada”, lo que el Gobierno del Estado de  México rechazó.

Y cuando ya se pensaba que las aguas regresarían a su cauce, ahora resulta que eestudiantes Preparatoria 8 de la UNAM tomaron las instalaciones en demanda de que se esclarezca la suerte que corrió su compañero Marco Antonio Sánchez, quien estuvo en calidad de desaparecido después de su detención por policías de la Ciudad de México. Los manifestantes consideraron que su compañero sufrió detención arbitraria, desaparición forzada y tortura. Las instalaciones del plantel fueron tomadas desde las 8 horas de este pasado lunes, justo cuando iniciaban el segundo semestre del año escolar 2017-2018. Y amenazan con no regresar a clases hasta que sea esclarecido el caso y los elementos policíacos destituidos.

Si bien este caso de Marco Antonio mostró ineficiencia de policías, se está utilizando para denostar al gobierno de la ciudad y buscando apoyar a la candidata de ya sabes quién, lo cual ha sido a través de redes sociales.

Con toda seguridad que nadie está de acuerdo en que sucedan detenciones ilegales o peor aún desapariciones. Por ello se hace necesario que quede bien claro que fue lo que sucedió, dado que existen muchas interrogantes, al menos desde mi particular análisis que espero tengan respuesta pública tales como: 1.- Quién es Marco Antonio Sánchez, 2.- Qué hacía y porqué fue detenido, 3.- A dónde lo llevaron, 4.- Cuándo lo dejaron ir, porque no fue a su casa o llamó por teléfono, 5.- La UNAM exigió que apareciera, ahora que nos informe su status como estudiante, 6.- Conocer completas las declaraciones de los policías que los detuvieron, 7.- Fue cierto que lo encontraron primero en Tlalnepantla y lo dejaron ir nuevamente, 8.- Porque apareció en Melchor Ocampo, 9.- Conocer su situación de salud y aplicarle un examen antidoping, 10.- Porque paran labores en la Prepa donde se supone que es alumno, y los paristas están encapuchados y gritando consignas contra el gobierno de la ciudad.

Para finalizar, debo insistir que siempre que las autoridades respectivas no den la primera versión de los hechos, ya nadie les creerá, al existir varias ya cuando se les ocurre informar. Que no olviden que lo que no se informa, lo que no se comunica, no existe.

Y espero que no sea aprovechado este hecho de Marco Antonio para que sea un detonante de paros que terminen en violencia en la Preparatoria 8 de la UNAM. No olvidemos que lo sucedido en octubre de 1968, tuvo sus inicios por un conflicto en una preparatoria.

Año de elecciones, muchos problemas de violencia e inseguridad. No provoquen más, el horno no está para bollos.


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis