Se encuentra usted aquí

¿Desabasto de agua por cuestiones políticas o por fuga en la red de distribución?

Jueves, 15 de Marzo 2018 - 15:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

desabasto-agua.jpg

Nuevamente el tema del agua ha salido a la luz pública, si bien por un lado el jefe de gobierno de la ciudad de México ha denunciado que están cerrando en 50 puntos las válvulas de distribución por fines políticos en algunas delegaciones con el objetivo de provocar inconformidad popular y dificultar la gobernabilidad local, por su parte, Ramón Aguirre, del sistema de aguas de la ciudad (SACM), organismo encargado del abasto de agua, lo contradijo señalando que muchos de estos casos, en realidad, no tienen ninguna motivación política.

En este tenor, el titular del SACM, Ramón Aguirre comentó que se da el caso de vecinos, de colonias con abasto limitado de agua, que ven a sus operadores manipular las válvulas para cumplir con la distribución a otras colonias, y esos vecinos se percatan que sus casas dejan de recibir agua cuando el operador trabaja en la zona, entonces, lo que hacen es esperar a que el trabajador se vaya, y entonces entran a la caja de la válvula y la vuelven a abrir o cerrar, según sea el caso, porque son personas que lo que quieren es tener agua siempre, aunque eso deje sin abasto a otras colonias.

Agregando que el cierre de válvulas se presenta en colonias como Peñón de los Baños, de la delegación Venustiano Carranza, en Coyoacán, así como en las colonias Agrícola Pantitlán y Agrícola Oriental, de la delegación Iztacalco. Razón por la cual en esas colonias, se han llevado a cabo cierres viales durante las últimas semanas.

Pero la opinión de los vecinos, que viven esta situación, no coincide con la de los funcionarios que la ven desde sus oficinas. Como en la colonia Agrícola Pantitlán, donde señalan habitantes que hay problemas de agua desde hace tiempo y se han agravado, con los edificios nuevos que están construyendo, la falta de agua es por eso. Agregando que la oferta de departamentos es demasiada, y no debería permitirlo la delegación, el delegado es el principal culpable, porque esta zona siempre fue un área de casas, y ahora están permitiendo que levanten muchos edificios de departamentos.

Finalmente en estos dimes y diretes, Ramón Aguirre reconoció que 95% de los problemas de desabasto en la capital del país no tienen nada que ver con mal funcionamiento de válvulas, o con sabotaje, sino con problemas técnicos “de fuerza mayor”, que se presentan en la red de distribución.

Y si a esto le sumamos que las autoridades capitalinas no saben cuántas válvulas existen en la red de abasto de agua potable, dado que señaló el titular del SACME, unos dicen que debe haber unas 20 mil válvulas, pero luego otros me dicen que son 40 mil, y cualquier válvula que nos cierren genera un efecto en la ciudad, y a veces se batalla para encontrar aquellas válvulas cerradas.

Así la realidad de lo que se dice y afirma que está ocasionando el desabasto de agua, pero si nos remontamos a una de las encuestas que Percepción Ciudadana ha llevado a cabo y en la que se revela que la escasez de agua pega al 67% en la ciudad de México. 67 de cada 100 habitantes de la metrópoli se han quedado sin agua al menos una vez en el año. Ellos dicen no recibir este servicio en promedio 44 días, esto es, 12% del año. La población del este y noreste de la ciudad es la que más denuncia quedarse sin agua (72% y 69%). En el oriente no tienen agua poco más de dos meses por año. Los menos afectados son los habitantes del centro: 60% reportó quedarse sin agua, y el promedio de días sin agua fue de 14.

Y más grave será la problemática del agua potable si nos remontamos a los datos desde que el PRD llegó al gobierno de la ciudad de México en 1997, cuando “la izquierda mexicana”, logró por votación, la Jefatura de Gobierno, con Cuauhtémoc Cárdenas quien estableció, que los graves problemas que enfrentaba la ciudad y el saqueo del presupuesto que sufrían los capitalinos por parte de los priístas, eran sólo comparables con LA MAFIA.

A partir de ese momento, la Ciudad se transformaría radicalmente para convertirse en “UNA CIUDAD PARA TODOS”. La infraestructura de la urbe y los servicios que el gobierno brindaría a sus habitantes, serían “DE PRIMERA CALIDAD Y CON SUFICIENCIA”.

En Diciembre de 1997, Cuauhtémoc Cárdenas y su Secretario de Obras y Servicios, el Ing. César Buenrostro, señalaban a los Medios de Comunicación: “El 37% del agua potable de la ciudad se iba al drenaje sin ser usada, por fugas en la red de distribución”. Lo cual denunciaban, era increíble y significaba un despilfarro inexplicable.

En este 2009, Ramón Aguirre, Director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, con Marcelo Luís Ebrard, afirmó: El 40% del agua potable de la ciudad se va al drenaje sin ser usada, por fugas en la red de distribución”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del Director Mundial del Programa de Agua Potable, Kermal Dervis, estableció en el 2007, para la ciudad de México lo siguiente: “Los pobres del mundo, pagan hasta 10 veces más cara el agua potable que los ricos”. “La Ciudad de México tiene uno de los índices más altos del mundo en desperdicio de agua potable”. “Casi 2 millones de habitantes de la ciudad de México, no tienen agua potable”.

Nueve años más han pasado y en este 2018 ahora resulta que no hay agua porque cierran las tomas por cuestiones políticas.

Desafortunadamente ya no proporcionan datos reales de la problemática del agua potable, porque si de 1997 al 2009 las fugas de agua pasó del 37 al 40%, que era casi el equivalente al porcentaje de agua que se trae a la Ciudad del Cutzamala, la cual cuesta y cuesta caro, y no existen datos de que la red de agua potable haya sido arreglada, ¿qué porcentaje será actualmente el que se desperdicia?. Porque ese 40% representaban mil 900 millones de litros diarios desperdiciados. Y si el costo es de alrededor de 12 pesos por Metro cúbico, suman 16.4 millones de pesos diarios, y Ocho mil ,500 millones de pesos al año.

Insisto los datos últimos son del 2009, y en ese año, la ciudad llevaba más de 11 años la Ciudad con un desabasto de 5 metros cúbicos por segundo.- Al Acuaferico le faltaban en diciembre de 1997, CINCO kilómetros para ser concluida la obra, y en el 2009, seguía pendiente de terminarse.

El Banco Interamericano de Desarrollo, otorgó en 1998, un préstamo a la Ciudad por 800 millones de dólares, (El Universal-29-sep-1998) para la construcción de 4 plantas de tratamiento de Aguas Residuales, por el que se pagaban 100 millones de pesos anuales de intereses. En el 2006, no se había construido una sola planta y seguían pagándose los intereses (Crónica-9-dic-2006) 

Para el 2009, todo seguía igual, pese a que en el 2008, Marcelo Luís Ebrard, anunció que construiría una planta.

En el 2009, las autoridades del GDF, reconocían 219 colonias que carecían de red de agua potable, desde hacía más de 11 años. Las cifras de organismos diversos, señalaban que eran 270 colonias y de las más pobres.

La Red de surtimiento de agua potable, tiene más de 12 mil kilómetros, y en el 2009  solamente se habían reparado 546 kilómetros.

El 73% de la Red de Abastecimiento de agua potable estaba totalmente obsoleta.

Existían en la Ciudad, alrededor de 450 mil tomas clandestinas pendientes de regularización.

Antonio Dovali Ramos, Director General del Sistema de Aguas del DF, estableció en mayo del 2004: “El agua potable de la ciudad de México, no cumple con los parámetros mínimos de calidad” (Universal-1-mayo-2004)

En las 102 muestras de agua potable que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudió y analizó en diferentes zonas de la ciudad, en diciembre del 2005, en el 100% se hallaron microorganismos bacterianos y residuos fecales (Gaceta UNAM-diciembre-2005)

En marzo del 2006, se denunció que el agua potable de la Ciudad, contenía Bacterias, virus, suciedad (Crónica-18-mar-2006)

La gran duda es, ¿cómo estamos realmente en este 2018 respecto a fugas de agua potable en la red de distribución, en calidad de agua, tomas clandestinas?

Esa es la información que deben dar a la ciudadanía y no andarla distrayendo con que no hay agua por cuestiones políticas. ¿Hasta cuándo nos informarán la verdad?

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar
-