Se encuentra usted aquí

Cosas que le quitan el sueño a Ricardo Anaya

Miércoles, 29 de Noviembre 2017 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

ricardo-anaya.jpg

Los bonos del presidente panista, Ricardo Anaya, van a la baja. La idea de convertirse en candidato de su partido o del Frente Ciudadano por México ha enfrentado una traba: él mismo. He aquí una serie de razones por las que la coalición no se llevará a cabo.

1.- El mal llamado destape de José Antonio Meade (JAM) presionará aún más a Ricardo Anaya para que se definan los procedimientos por medio de los cuales se determinará quién será el candidato del Frente Ciudadano por México (FCM). Ya están Meade y López, sólo falta el frentista; no se podrá posponer más tiempo.

2.- El (todavía) panista Rafael Moreno Valle (RMV) reiteró este fin de semana su petición para que se determine al candidato frentista con un consulta a la ciudadanía. Esta es una posición intransigente del poblano, ya que los tres dirigentes de los partidos han dicho claramente que no harán una consulta abierta. ¿Cómo se resolverá esta situación?, ¿el FCM se puede dar el lujo de prescindir de RMV?

3.- La reunión de Miguel Ángel Mancera (MAM) con dirigentes de algunas de las principales corrientes perredistas fue un acto para cerrar filas y para advertir a Ricardo Anaya que no esperarán mucho tiempo más por el acuerdo para la definición de candidaturas.

4.- Su principal aliada, Alejandra Barrales, está atrapada entre la lealtad al jefe de Gobierno y la posibilidad de convertirse en la titular del GDF. Si apoya abiertamente a Mancera, entonces la alianza se rompe; si quiere ser ganadora en la contienda, necesita al Frente y tendría que apoyar a Anaya.

5.- Por si fuera poco, las encuestas de las semanas pasadas están indicando que el FCM ha perdido parte de su inercia. En algunas mediciones está en tercer lugar y, en otras, prácticamente empatado con el PRI, ahora de Meade.

6.- El candidato más fuerte de Jalisco, Enrique Alfaro del MC, ha dicho que será candidato de ese partido, pero no irá con el Frente. En realidad está obligando a los dirigentes a negociar directamente con él y no a través de Dante Delgado.

7.- Como remate, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha burlado de los frentistas y ha dicho que se acabó y que duró muy poco.

Mientras el PRI se engolosina con la candidatura de José Antonio Meade, el Frente se hunde por la falta de acuerdos. Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, los arquitectos del mismo, tendrán que buscar cómo competir sin perder sus respectivas candidaturas. En ese camino, parece que tendrán que sacrificar a RMV, quien de todos modos ya casi está fuera, y llegar a una negociación inteligente con Mancera.

Si Peña Nieto tuvo que ceder a las presiones y nombrar a Meade, tal vez el dúo Anaya-Barrales tendrá que hacer lo mismo. Grupos de empresarios e integrantes del círculo rojo quieren el Frente y no confían en el PRI aunque vaya con Meade ni en el otro PRI, el de AMLO. 

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar