Se encuentra usted aquí

"Con gran agrado agradezco..."

Viernes, 17 de Noviembre 2017 - 17:00

Autor

luisa-ruiz.jpg
Luisa Ruiz

Compartir

primer-informe-murat.jpg

Con estas palabras, debutando como orador y en un escenario ambientado muy al estilo TED Talks, inicia Alejandro Ismael Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, su primer informe de gobierno.

Desde su llegada al Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, obra inaugurada el pasado mes de septiembre, el maestro Murat se vio rodeado de la crema y nata de la política priista. Cercano al gobernador, caminó el Dr. José Narro Robles, secretario de Salud, que iba en representación del presidente Peña Nieto; Narro dio un tropezón y de no ser porque Enrique Ochoa Reza lo detiene, el doctor habría ido a parar de narices tres escalones abajo, un augurio quizá.

La comitiva llenó el auditorio y después de los honores a la bandera y todo el protocolo de rigor, los asistentes se dispusieron a escuchar al orador que empezó con las jaculatorias. “Con gran agrado agradezco…” “a mi amigo de generación y presidente de mi partido, Enrique Ochoa Reza”. Mencionó a otros amigos, los muñecos de papel sentados al frente: Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, a Manuel Velasco, gobernador de Chiapas y a Marco Antonio Gali, gobernador de Puebla, quienes parece, comparten al cirujano plástico, al estilista y al maquillista.

Dijo Murat, que, en su primer año de gobierno se han cumplido 71 de los 638 compromisos de campaña y que el estado, según las mediciones nacionales, está en “semáforo verde”. De acuerdo al Sistema de Alertas del portal de Disciplina Financiera de Entidades Federativas de la SHCP se muestra a Oaxaca en semáforo amarillo.

El maestro Murat, dijo que Oaxaca tiene ya su Fiscalía Anticorrupción y que su titular, Jorge Emilio Iruegas Alvárez, es un fiscal autónomo. “Porque todo mi gabinete entregó su 3 de 3 para que supiéramos en dónde arrancamos y en dónde terminamos, para que el que se le ocurra, rinda cuentas”, apuntó. La declaración del fiscal Iruegas Álvarez, al revisar el andamiaje que tomó a su cargo fue: “Si bien ya hay un Fiscal Anticorrupción nombrado por el Congreso, la estructura y la operación que está a mi cargo no es acorde a lo que se pretende de cara a un buen sistema anticorrupción”.

En su informe, el gobernador habló de la justicia cotidiana, de las inversiones millonarias, la conectividad, la movilidad, el empleo y en donde enfatizó: “no habrá denominación de origen para el mezcal, con el perdón de los diputados”. En el tema de seguridad, dijo que a los policías se les aumentará “aunque sea un poquito, el salario”.

Anunció que el DIF Oaxaqueño, ha repartido desayunos escolares en 13 mil escuelas, cubriendo así a 800 mil niños, trastabilla unos segundos y es que, desde el apuntador le avisaban que no eran 800 mil niños. “800 mil, perdón, 80 mil pequeños” y sigue, “En este ‘sentigo’, seguimos trabajando en la parte educativa, lo comento porque, perdón, me lo salté” y lanzó un apresurado agradecimiento: “a todos los maestros y padres de familia por el regreso al diálogo”.

Después de una hora y cuarenta minutos de ir y venir, llevando y trayendo palabras por el escenario, dedicó ¡un minuto exacto! para hablar de educación, el rubro frágil y polémico de la entidad oaxaqueña. La educación para Alejandro Murat es un paréntesis, no un tema que deba ser extenso y detallado. ¿De qué puede servirle a un estado una inversión millonaria que genera empleos si sus habitantes carecen de educación? Lo bueno es que todos desayunan y toman leche Liconsa gratis.

El informe cerró como cierran los conciertos de música, con la canción más conocida y que todos cantan: Los temblores de septiembre. Para este último acto, se proyectó un romántico video de la destrucción con rostros dolidos y lágrimas empolvadas; terminado el video, pidió a los asistentes que se pusieran de pie para brindarle, juntos, un aplauso al pueblo de Oaxaca.

Los 17 segundos que duró el aplauso del público, fueron la distracción que Alfredo del Mazo y Manuel Velasco aprovecharon para salir apresurados del recinto sin esperar a que su “amigo y compañero de batallas” terminara su función, bajara a repartir abrazos y a recibir las felicitaciones de rigor.

De los amigos que mencionó el gobernador, dos, Marco Antonio Gali, gobernador de Puebla y Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, pasaron una amena velada platicando acerca de cosas que veían en el teléfono celular de Moreno. Del Mazo y Ochoa Reza, sonriendo como si su enamorada estuviera en el balcón y Manuel Velasco, inquieto y molesto hasta que pudo salir casi corriendo detrás de Alfredo del Mazo. No, no es “bullying”… sí, si es.

Para ver el show completo: 

revista_diciembre.jpg
Número 13 - diciembre 2017
Descargar