Se encuentra usted aquí

Codere. La Multinacional del Juego… ¡A Consulta!

Miércoles, 31 de Octubre 2018 - 16:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

codere-01_1.png

Codere, la multinacional empresa española, líder en materia de juegos con apuesta en México, es una de las “empresas intocables” del sexenio que termina el 30 de noviembre. El hecho es que “nadie la ha obligado a cumplir” con la condición más importante establecida en uno de los 7 permisos que explota:

“Que el Hipódromo de las Américas se constituya en el detonador del resurgimiento de esta importante industria, aprovechando su enorme potencial y su inigualable tradición… asegurando que su operación rinda un espectáculo de calidad similar a los espectáculos de la misma naturaleza”.

Al parecer la impunidad y la corrupción también destacó en este sector. O cómo se explica que a pesar de las múltiples denuncias hechas en este portal y muchos otros medios, “nadie” puso orden. Ni el actual senador Miguel Ángel Osorio Chong, ni el actual secretario Alfonso Navarrete Prida.

Codere se estableció en México en el año de 1998 y gracias a las alianzas que logró con Corporación Interamericana de Entretenimiento “CIE” (de Alejandro Soberón Kuri) que también tenía en ese tiempo graves problemas financieros y con Grupo Caliente (de Jorge Hank Rohn), se hizo de otros permisos: otros casinos.

Actualmente, las líneas de negocio están distribuidas en distintos estados de la República, contando actualmente con 19,607 terminales de juego, 92 establecimientos, 89 puntos de apuesta y un hipódromo ubicado en la Ciudad de México.

De acuerdo con información que se puede encontrar en internet, la operación de estos establecimientos es posible gracias a los 7 permisos que la autoridad federal en la materia, la Dirección General de Juegos y Sorteos, le otorgó y con los que se autoriza la instalación de terminales de juego, salas de juego, puntos de apuesta y el “Centro de Entretenimiento” del Hipódromo de las Américas.

Adicionalmente a estos permisos, el equipo de CODERE México ha realizado las gestiones necesarias para que cada gobierno local permita la realización de juegos con apuesta y sorteos. Acaban de publicar junto con la UNAM un interesante libro “De la suerte, el juego y otros azares” que se puede leer en la liga anterior y contiene la primera encuesta nacional en su tipo realizada acerca de las percepciones sociales de los juegos de azar en México.

Codere México es propietaria de Promojuegos de México, SA de CV; Mio Games, SA de CV; Libros Foráneos, SA de CV; Operadora Cantabria, SA de CV; Operadora de Espectáculos Deportivos, SA de CV; Recreativos Marina, SA de CV; y es socia de Administradora Mexicana de Hipódromo, SA de CV (85%); y de Grupo Caliente (Operadora de Apuestas Caliente, SA de CV, e Hipódromo de Agua Caliente, SA de CV).

Lo que no se sabe en que en septiembre de 2014, por los problemas financieros que enfrentó la empresa, los fondos buitres tomaron control de la empresa y de esa manera se explica la falta de premios para la industria hípica que es condición indispensable para su crecimiento.

De hecho, la crianza de caballos Pura Sangre tiene a desaparecer y sólo gracias al entusiasmo de los pocos caballistas y criadores que quedan, como el magnate minero Germán Larrea, Orlando Álvarez Martínez, Jaime Rionda Marín, Gustavo Rodriguez Yáñez, Raúl González Ramírez, Ángel Chain Maluly, Juan Manuel Mata Garcia y Francisco J. Ordiales, el espectáculo respira.

codere-02_1.png

El hecho es que la crianza y el espectáculo que se ofrece es pobre y deslucido. Los finales de las carreras son descritos como “filas indias”. Me parece que para conocer la opinión de las personas que hacen y viven del espectáculo vamos a elaborar una consulta —ya que están de moda—, ¿les parece?

Pero antes de hacerla, para que tengan más información del problema, se informa: el 24 de octubre, de acuerdo con Azarplus —el sitio español especializado en apuestas— informa que “las Acciones de Codere se devaluaron un 6,97% quedando su cotización en 5,07 euros. Un valor muy alejado de los 9,70 euros por acción que cotizaba la Compañía el día en el que fue nombrado el nuevo Consejo de Administración presidido por Norman Sorensen… es decir, de los más de 1.000 Millones de capitalización bursátil que Codere tenía en ese momento, se ha pasado a un poco más de 600 Millones. O lo que es lo mismo, la Compañía ya ha perdido en torno a los 400 Millones de euros en este capítulo”.

Así pues, la noticia es grave. La matriz pierde y pierde y no hay buenos augurios. Ahora le tocará al próximo gobierno federal —a la Secretaría de Gobernación de doña Olga Sánchez Cordero— determinar qué va a hacer con el permiso incumplido de esta empresa.

¿Hacemos la consulta…?

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar