Se encuentra usted aquí

¿Autoridades protegen a la dueña del Colegio Rébsamen?

Jueves, 23 de Noviembre 2017 - 15:00

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

captura_de_pantalla_2017-11-23_12.00.21.png
  • Giran órdenes de aprehensión para involucrados pero, ¿todos han huido?

Nuevamente tocamos el tema de la tragedia acontecida en el Colegio Rébsamen el pasado 19 de septiembre con motivo del temblor que aconteció, donde murieron a causa del derrumbe en sus instalaciones 19 niños y 7 adultos. Y desafortunadamente, como lo hemos venido señalando, todo indica que hay una protección hacia la dueña del Colegio, Mónica García Villegas a quien ya nadie sabe dónde está y simplemente le dieron todas las facilidades para que huyera de la ciudad o del país.

Y mientras tanto, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México sigue girando órdenes de aprehensión en contra de involucrados en este derrumbe, sin que hasta el momento conozcamos el mínimo detalle de que pasa con la dueña, como si pretendieran con estas órdenes cubrir la responsabilidad de esta persona, sin importar lo que ha surgido de información respecto a lo que propició que se derrumbara parte de la escuela y sus responsables.

En este tenor, Héctor Hugo Hernández, ex diputado federal y ex delegado interino de Tlalpan, afirmó que la delegación debió clausurar el Colegio Rébsamen y no autorizar el programa interno de protección civil, ya que no cumplía con las normas para operar con seguridad, destacando que la delegada Claudia Sheinbaum debió haber suspendido actividades de esa escuela.

Agregando que aún con la inconformidad interpuesta por la dueña de la escuela Mónica García ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México en contra de un resolutivo del Invea (Instituto de Verificación Administrativa), la delegación Tlalpan estaba obligada a suspender las actividades del Rébsamen. El ex delegado interino señaló que la escuela estuvo clausurada poco antes de la llegada de la actual jefa delegacional, Claudia Sheinbaum.

Sin embargo, tal parece que a las autoridades de la Procuraduría de Justicia capitalina no les interesa toda esa información y antes al contrario, a más de dos meses de la tragedia, existen muchas dudas que no se aclaran, ya que nada determina si eran o no falsos los permisos que utilizó la directora y dueña de la escuela, Mónica García Villegas, en dónde se encuentra ella, si está amparada, si existe o no una ficha de la Interpol para que sea detenida.

Asimismo, no se sabe si le fincarán responsabilidades a la Delegada Claudia Sheinbaum, quien desde que su jefe y Mesías el Peje López le ordenó que ya no declarara nada porque él se haría cargo del tema, ya no abre la boca.

Porque cuando quería los reflectores para ella, estuvo como chivo en cristalería, defendiendo a la escuela un día y otro atacándola, dando a conocer los documentos que avalaban la construcción y posterior ampliación del colegio, edificio en el cual la dueña construyó un departamento, que ha sido señalado como una de las posibles causas del colapso.

Inclusive inició uno de los procesos al interponer una denuncia en contra de la directora del colegio, por utilizar documentos falsos y violar el uso de suelo, y después lo hizo en contra de autoridades delegacionales que la precedieron.

Pero nada pasa ni con la Directora no con la Delegada, aunque eso sí, un juez giró una orden de aprehensión en contra del Director Responsable de Obra del Colegio Enrique Rébsamen, Juan Apolinar Torales Iniesta, quien de acuerdo con las investigaciones que se realizaron al edificio colapsado, dos meses antes del temblor, otorgó el aval en materia de seguridad.

Torales Iniesta fue el encargado de la supervisión y ampliación del colegio y autorización de las obras llevadas a cabo en dicha institución. La Procuraduría General de Justicia capitalina abrió un procedimiento contra él por los delitos de homicidio culposo y responsabilidad de directores responsables de obra.

Por otra parte y armando lo que parece ser una cortina de humo protegiendo a la Directora del Colegio, un juez penal ordenó detener y encarcelar al Corresponsable de Seguridad Estructural del Colegio Enrique Rébsamen. Se trata del ingeniero Francisco Arturo Pérez Rodríguez, quien avaló en julio y septiembre de 2014, y hasta por cinco años, la constancia de Seguridad Estructural de la escuela ubicada en la delegación Tlalpan, acusándolo del delito de homicidio con dolo.

Esta orden de aprehensión, se suma a las anteriores emitidas por lo sucedido en el colegio. La primera en contra de la dueña del inmueble, Mónica García Villegas. La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) la acusa del delito de homicidio culposo de 26 personas. Las otras en contra de los directores responsables de obra (DRO) Juan Apolinar Torales Iniesta y Juan Mario Velarde Gámez, y ahora contra el corresponsable de seguridad, Francisco Arturo Pérez Rodríguez.

Destacándose que a diferencia de la dueña del Colegio, a los otros tres el Ministerio Público de la PGJ los acusó de homicidio con dolo eventual, debido a que al ser expertos en sus respectivas áreas de especialidad, sabían de las consecuencias que tendría avalar y permitir la operación del colegio, a pesar de las fallas que presentaba.

De acuerdo con reportes de la Procuraduría, fue el juez Joel Jesús Garduño Venegas quien giró las órdenes de aprehensión en contra de estas tres personas. En cuanto al corresponsable de obra, Francisco Arturo Pérez Rodríguez, el Ministerio Público demostró que en sus reportes, dicho ingeniero aseguró que tras una inspección ocular podía confirmar que el plantel escolar estaba en “perfecto estado”. El representante social de la Fiscalía en Tlalpan reunió pruebas para sustentar su acusación acerca de que el hombre actuó con dolo al avalar la construcción a pesar de que sabía que no era adecuada. El ingeniero, con registro C/SE 0128, permitió la operación del colegio, lo cual quedó registrado en la documentación que consta en el expediente del caso. Donde aparece su cédula profesional para avalar dichos dictámenes. Finalmente, nada de lo que avaló soportó el terremoto pues, de acuerdo con los peritajes efectuados por la autoridad, en realidad estaba mal construido.

No conforme con ello, después del sismo, el ingeniero Francisco Arturo Pérez Rodríguez se dedicó a realizar revisiones en escuelas de la Ciudad de México y en el Instituto Nacional Electoral (INE). Entregando dictámenes en materia de seguridad estructural y operación.

Pero de nada sirven sus órdenes de aprehensión, dado que al igual que Mónica García Villegas y los dos DRO, Juan Apolinar Torales Iniesta y Juan Mario Velarde Gámez, son considerados prófugos de la justicia.

Y pregunto ¿a nadie le importan o preocupan qué pasa con los alrededor de 400 alumnos que tenía este Colegio? ¿Dónde continuarán sus estudios, qué pasará con su documentación que se quedó en las instalaciones?

Continuaremos dándole seguimiento a este tema, esperando que no sigan triunfando la Corrupción e Impunidad, que van de la mano, para que quienes violan las leyes a través de la corrupción no se les castigue.

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar