Se encuentra usted aquí

Asalto cibernético con fines electorales

Miércoles, 16 de Mayo 2018 - 16:00

Autor

manuel_de_j._ruiz_nettel.jpg
Manuel de Jesús Ruiz Nettel

Compartir

ataque-cibernetico.jpg

El reciente ataque cibernético al SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios) es un sistema ampliamente utilizado en nuestro país por instituciones privadas y de gobierno. Este ataque cibernético es un robo masivo de millones de pesos que hasta el no momento no ha sido calculado exactamente el monto, se dan varias cifras, pero el modus operandi de los delincuentes verdaderamente organizados revela un plan directo para desestabilizar el sistema monetario nacional, así como crear problemas sociales a raíz de la falta de pago y la rumorología que todo ello envuelve.

Según la nota del periódico El Economista (https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Delincuentes-roban-millones-de-pesos-en-Mexico-a-traves-de-transferencias-bancarias-20180514-0071.html) los delincuentes cibernéticos robaron millones de pesos, los cuales fueron retirados en diferentes cajeros automáticos de varias instituciones bancarias. Esta operación requirió de al menos de decenas de delincuentes que fueron a hacer los retiros en efectivo. Además, para realizar está operación tuvieron que hacer cientos de cuentas bancarias o clonar cientos de cuentas ya establecidas de usuarios inocentes que fueron hackeados.

La vulnerabilidad de del sistema bancario gubernamental es tal que no pueden explicar lo que sucedió de manera convincente y todavía no saben el monto real de lo que se ha robado, ya que el sistema del SPEI fue vulnerado y de seguro infecto los sistemas de los bancos privados.

Los verdaderamente afectados son los mexicanos que no recibirán a tiempo sus pagos, no perderán ningún dinero por causa de este robo. En este sentido fue muy bueno el manejo de daños ante la opinión publica ya que transmitió la confianza de que el recurso iba a llegar a sus cuentas, lento, pero va a llegar, solo hay que esperarlo.

Lo que no dijo el Banco de México es ¿qué sucederá con los apoyos que las Secretarias de Gobierno mandan a los ancianos, madres solteras, a productores del campo, PROSPERA, CONAFOR y otros? ¿Perderán todos los apoyos porque se los robaron los delincuentes? Millones de mexicanos están en zozobra porque no sabe si irán a recibir el recurso que estaban tan ansiosamente esperado.

Las autoridades no deben de descartar que este robo millonario cibernético tenga tintes electorales con el fin de afectar el resultado de las elecciones, ya que es parte de un plan dirigido a desestabilizar al gobierno federal y sus instituciones mediante el constante y creciente malestar social.

Ante esto el INE ya anunció que ante la salida de IPN (Instituto Politécnico Nacional) y la rotura del convenio de ciberseguridad, la institución electoral contratara una empresa privada. Cosa que enciende muchos focos rojos, porque las elecciones están muy cerca y ante el ataque-asalto que sufrió el Sistema Bancario Mexicano quedan muchas dudas sobre la efectividad que se vaya a tener el día de la elección (http://www.excelsior.com.mx/nacional/concluye-anticipadamente-contrato-i...).

En los manuales de desestabilización de la guerra urbana comunista, existe un apartado que dice que hay a desestabilizar por todos los medios las elecciones que no son favorecedoras, pero aún más aquellas elecciones que les favorecen porque con el miedo que imprimían en el electorado el margen de votación de los indecisos será menor.

En este tenor y paralelamente, el partido Encuentro social del Eje de MORENA ha reafirmado lo que les dije en la publicación de mi columna el pasado 12 de marzo, titulada El Tigre de la Chingada, donde revelo que el tigre está suelto en nuestro país desde hace varios años, debido a la campaña de odio que ha sembrado Andrés Manuel López Obrador.

Todos estos ataques concertados que parecen “aislados” tienen como objetivo el día de la elección, ya que ese día en las casillas si MORENA va perdiendo una casilla va a causar violencia y miedo para inhibir y suspender de plano la votación en esa casilla. Lo mismo hará el PRI y su alianza. Ninguno de los bandos quiere dejar las mieles del poder.

Mientras tanto, la crisis económica y de violencia está a la orden del día. Al grado que la gente en cualquier parte está tomando la justicia por su propia mano. En Tapachula, la gente es tranquila, pero son muy violentos cuando se sienten acorralados y ya están tomando justicia por su propia mano de manera decidida. Es el caso de una golpiza generalizada que sucedió en el Mercado Sebastián Escobar el cual está situado a una cuadra del Palacio Municipal. En este lugar la gente va a hacer sus compras diarias (porque vivimos al día) y es asaltada por las mismas personas ante la escasa vigilancia policiaca y el Sistema Penal Acusatorio que los deja ir sin castigarlos. Pero la gente los recuerda, y al ladrón que golpeo y robo su monedero a una anciana, fue brutalmente golpeado, lo golpearon niños, mujeres y hombres de todas las edades. Quedo noqueado y amarrado en una de las torretas de caras y centros de emergencia inservibles que inauguro Manuel Velasco y que nunca les dieron mantenimiento y que las dejaron descomponerse.

La violencia en todos los sentidos sube cada día y la intolerancia se reflejada hasta en Twitter, donde mi cuenta fue suspendida después de la cobertura que realice del primer debate estatal de los candidatos a la gubernatura del estado, donde Jose Antonio Aguilar Bodegas ganó de calle, y los mismo que constantemente le hackean las cuentas a Josean fueron los que con sus denuncias intolerantes pidieron la suspensión de mi cuenta de Twitter @mjrnettel.

Por lo que de acuerdo con el análisis de los posts que realice ese día, que eran contra Rutilio Escandón Cadenas por su acartonamiento y copia burda de Andrés Manuel López Obrador hackers promovieron la suspensión de mi cuenta de Twitter. ¿Qué sigue, asesinato? ¿Matar al mensajero? Y eso que todavía vienen las elecciones municipales, donde el golpeteo será cuerpo a cuerpo.

            Veremos…

           

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar