Se encuentra usted aquí

Al Presidente Electo de México: ¡Le pedimos sensatez!

Miércoles, 26 de Septiembre 2018 - 15:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

foto_1_articulo_del_26_de_septiembre_2018.jpg

 

“Dad todo el poder al hombre más virtuoso que exista, pronto le veréis cambiar de actitud.”  - Heródoto

Estamos prácticamente a dos meses de estrenar la primera temporada del nuevo gobierno y como he inventado en mis textos anteriores, al parecer el guion escrito para este nuevo ciclo, el nuevo sexenio, se altera a cada rato.

Andrés Manuel López Obrador sigue marcando el paso —la pauta, se dice— en los medios de información y sus declaraciones conmueven: destantean ciertamente. Algunas de sus acciones también son poco sensatas, por ejemplo, el empeño de viajar en líneas comerciales. Baños de pueblo se puede dar, es importante, pero no poniendo en riesgo su seguridad, que ya es un asunto de seguridad nacional. ¡Alguien tiene que hacérselo ver!

Tal vez haya una ONG (Organización No Gubernamental) recurra con algún procedimiento judicial para que la “Suprema Corte de Justicia de la Nación” lo obligue. Tal vez su mujer o sus hijos se lo puedan hacer ver. ¿O cómo?

Y así, desde que bromea que “sólo necesita un catre y dónde colgar la hamaca”, cuando viva en Palacio Nacional (me parece que a doña Beatriz Gutiérrez Mueller no le gustará). También declara que “estamos en bancarrota” con lo cual genera una polémica gigante. ¡Lo sabe bien!

Fundamenta su decir declarando que el país no ha tenido crecimiento económico, que la deuda pública creció de 1.7 billones a 10 mil billones, que la inseguridad y la violencia siguen dejando sufrimiento…

Sus adversarios lo acusan de que se está curando en salud, pues no va a poder cumplir muchas de sus promesas de campaña. Arguyen que esas declaraciones afectan la posible inversión extranjera y bla, bla, bla. El presidente electo de México parece que vuelve a estar en campaña…

De manera semejante, promueve la “extraña consulta” para saber qué opinan los ciudadanos de la construcción del nuevo aeropuerto, que sigue siendo tema y la polémica no está resuelta. Se reúnen especialistas, unos a favor y otros en contra, pero la opinión del ciudadano común y corriente no debe influir. Vaya, ni debe ser tomada en cuenta. Es un tema de especialistas. Lo que no puede dejar de hacer es ordenar una auditoría exhaustiva en todos los procesos pues pudiera haber habido “alguito de corrupción”. ¡Ah, que mal pensado soy!

“El pueblo de México es sabio y puede opinar” escuché que dijo Andrés Manuel. Y así, hay más temas controversiales en que el presidente electo se empeña en poner en la mesa.

Y con todo ello, las especulaciones abundan y logra mantenerse en el umbral de la información, aunque sea o no cierto que estamos en bancarrota.

Parece que no lo estamos, pero creo que nos hallamos “a un pelo de rana calva” para estarlo. Es obvio que las cosas no andan muy bien y sus “voceros” lo defienden a morir. Basta decir que escuché a Mario Delgado —coordinador de los diputados de MORENA— que se consiguen préstamos para pagar los intereses de la deuda externa y eso suena a bancarrota.

Como lo apunté al principio de esta nota, Heródoto, el llamado padre de la historia del mundo occidental, pudiera tener razón: “Dad todo el poder al hombre más virtuoso que exista, pronto le veréis cambiar de actitud.”  Esperemos que lo que asegura este venerable anciano, no sea cierto en este caso.

Estoy seguro de que todos deseamos que cuando el presidente electo de México se siente en la silla presidencial y empiece a gobernar, sea sensato. Sin sensatez, la anhelada cuarta transformación no avanzará y quedará como un intento fallido del que tanto ha buscado gobernar este país.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar