Se encuentra usted aquí

Trump rompe con Bannon

Jueves, 04 de Enero 2018 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

img_20180103_185425.png

Steve Bannon fue el último director de campaña que tuvo Donald Trump en su lucha por la presidencia de Estados Unidos. Luego, de enero a agosto de 2017, cuando fue despedido, se desempeñó como el consejero senior del nuevo presidente.

Bannon es un hombre exitoso. Fue oficial de la Marina, banquero de inversión, productor de cine y director de una empresa de videojuegos y se estima que su fortuna oscila entre los 20 millones y 48 millones de dólares, lo cual no es nada mal si consideramos que empezó desde cero.

En marzo de 2012 asumió la presidencia de Breitbart News, un sitio web de noticias, opiniones y comentarios políticos que, desde su lanzamiento en 2007, ha publicado teorías de conspiración, noticias falsas y artículos racistas, xenófobos, antisemíticos y misóginos. El sitio promueve el populismo, el nacionalismo económico y otras posiciones de la ultraderecha y se opone al libre comercio, la inmigración a Estados Unidos, el matrimonio gay y la clase política que, según Bannon, está llevando al país a la ruina.

Por lo anterior, su incorporación al equipo de Trump causó una gran y fundada preocupación en Estados Unidos y el resto del mundo. Y más en vista de que muchos lo veían como el alter ego del presidente.

Bannon fue cesado debido a sus pleitos constantes con Ivanka, la hija de Trump, y el esposo de ésta, Jared Kushner. Sin embargo Trump y su ex colaborador seguían en permanente comunicación, el segundo seguramente influyendo sobre el primero.

Dicha comunicación aparentemente se ha roto después de conocerse parte del contenido de un libro próximo a ser lanzado al mercado, en donde Bannon, entre otras cosas, califica de traidores y antipatriotas a Kushner, a Donald Trump Jr. y a su antecesor como director de la campaña, Paul Manafort, por haberse reunido con los rusos sin un abogado y no “haberle hablado de inmediato al FBI”. También y pronostica que “van a romper a Don Jr. como a un huevo”.

Después de conocer los dichos por Bannon, Trump emitió ayer una declaración que, entre otras, cosas dice: “Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo ni con mi presidencia. Cuando fue despedido, no sólo perdió su trabajo, perdió la cabeza… sólo pretende haber tenido influencia para engañar a algunas personas sin acceso y ninguna pista…”.

Todo indica que Bannon pinchó el nervio más sensible de Trump, que es su familia. Al acusar de traidores a Don Jr. y a Kushner propició el rompimiento total con el presidente.

Lo anterior no significa que Trump abandonará las posiciones populistas que promueve Bannon. Solo que ahora tendrá que lidiar con las críticas de alguien que conoce muy bien sus debilidades y puede desenmascararlo como lo que es: un oportunista sin ideología alguna que buscó el poder por el poder mismo y, de paso, para enriquecerse más.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar