Se encuentra usted aquí

¿Por qué creerles?

Jueves, 28 de Diciembre 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

img_20171228_094404.png

El ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte Jáquez, está prófugo desde el 27 de marzo pasado, día en fueron arrestados, después de ser acusados de peculado (malversación de fondos públicos) tres de sus colaboradores. Ese mismo día debería haber sido arrestado Duarte, ya que se había girado una orden de aprehensión en su contra, pero aparentemente alguien le advirtió que iban por él y tuvo tiempo de cruzar la frontera para llegar a El Paso, Texas, y desde ahí desparecer del radar de la justicia mexicana.

Por fin, el 17 de octubre de este año, el gobierno mexicano solicitó a Estados Unidos que detenga al chihuahuense con fines de extradición, pero hasta el momento nada se ha informado sobre su posible paradero. En los siete meses que han transcurrido desde que se escapó y tomando en cuenta que aparentemente se robó decenas de millones de dólares del dinero de los mexicanos, Duarte podría estar escondido en cualquier país con el cual México no haya formado un tratado de extradición. Podría estar gozando del sol y el buen clima en las islas Seychelles o disfrazado de local en algún país del Medio Oriente o pasándola muy bien en Europa utilizando una identidad avalada por documentos falos.

Duarte Jáquez sigue siendo militante del PRI a pesar de que este partido anunció en abril pasado que evaluaría su permanencia. Todo indica que Enrique Ochoa Reza, el presidente nacional priista, decidió detener tal evaluación a pesar del número y gravedad de los delitos que se le imputan al prófugo, entre ellos:

Haber dejado una deuda de 55,000 millones de pesos, las cual fue aprobada por sus cómplices en el congreso local, y que terminará de pagarse hasta el 2038.

Haber retenido parte de su salario a 700 empleados del estado y entregarle la suma desviada, unos 80 millones de pesos, al PRI de Chihuahua.

Haberse robado alrededor de 900 cabezas de ganado que su gobierno compró en Nueva Zelanda para entregarlas a pequeños ganaderos. El ganado acabó viviendo en ranchos del exgobernador, de sus familiares y hasta del exgobernador priista de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda.

Haber utilizado los aviones propiedad del Estado para realizar 163 viajes a Estados Unidos entre 2012 y 2014 en algunos de esos viajes fueron de sus tres hijos y su esposa Bertha Gómez para realizar compras o vacacionar.

Recientemente se dio a conocer que Duarte trianguló más de 600 millones de pesos hacia el PRI para financiar sus campañas del año pasado en Chihuahua y Durango. Ochoa Reza y su antecesor inmediato en la presidencia nacional priista, Manlio Fabio Beltrones, niegan que eso haya ocurrido. Sin embargo, dados los antecedentes del PRI y de Duarte Jáquez, ¿por qué hemos de creerles a estos dos distinguidos priistas?

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar