Se encuentra usted aquí

El milagro coreano

Martes, 07 de Noviembre 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

milagro-coreano.jpg

Seúl, Corea del Sur. - Invitado por el entonces presidente Vicente Fox a acompañarlo en su primer viaje presidencial a Asia, visité Corea del Sur en junio de 2001. Al terminar ese año, el producto interno bruto (PIB) de México fue de aproximadamente 729,555 millones de dólares mientras que el de Corea fue de 533,188 millones. El PIB per capital de nuestro país fue de 7,144 dólares y el de Corea de 11,526 dólares.

Ahora, poco más de 17 años después de ese primer viaje estoy de regreso en la República de Corea, esta vez invitado por la Samsung Press Foundation (Fundación Samsung para la Prensa) y Samsung Electronics México con el fin de conocer diversas oficinas y centros de investigación y desarrollo de esta empresa que es líder en crear e innovar una amplia gama de productos al consumidor e industriales.

El país que nuevamente visito indudablemente es más próspero y fuerte que el de hace casi 18 años. Su PIB en 2016 fue de 1.411 billones de dólares, lo que significa que en este período creció casi un 165%. La economía mexicana también aumentó, ya que su PIB al cierre del año pasado fue de 1.046 billones de dólares, lo que se traduce en un incremento del 43.5%. En 2016 el PIB per cápita coreano fue de 27,535 dólares mientras que el de México ascendió a 8,209 dólares.

Fue en 2004 cuando por última vez la economía mexicana fue superior a la surcoreana, al registrar un PIB de 770,270 millones de dólares contra los 764,829 millones que registró la nación asiática.

A partir de 2005 la economía coreana ha sido cada vez mayor que la de México. Ese año su PIB fue de 898,137 millones de dólares mientras que el de México fue de 866,36 millones.

¿Cómo explicar que desde hace 12 años la economía de Corea superara a la mexicana y que con el paso de los años se ampliara tanto la brecha entre ambas economías? ¿Por qué los surcoreanos gozan de un nivel de vida infinitamente superior al de los mexicanos?

Tanto el presidente como el director ejecutivo de la Samsung Press Foundation, Jung Chang Young y Shim Shang-bok, respectivamente, me dijeron que la educación de alta calidad que reciben los surcoreanos en sus escuelas de educación básica, media y superior explica en gran medida el éxito económico de su país.

El milagro coreano no es resultado de la casualidad, como no lo son los de otros países que han alcanzado altos niveles de desarrollo económico y humano. Es la consecuencia de las decisiones que hace décadas tomaron sus líderes políticos, sociales y empresariales que se tradujeron en sistemas educativos de alta calidad en donde los maestros sí enseñan y los alumnos sí aprenden.

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar