Se encuentra usted aquí

Duarte se la buscó solito

Miércoles, 28 de Septiembre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

javier-duarte-de-ochoa.jpg

Apenas empiezan los problemas de Javier Duarte. Después de ser repudiado por su partido, el PRI, que le suspendió sus derechos partidistas, ahora deberá ver de qué manera evita librarse de las garras de la PGR, que anunció que lo investiga por presuntos actos de corrupción.

Desde antes de ser ungido como el sucesor del también impugnado Fidel Herrera, el gobernador de Veracruz ya había sido cuestionado por diversos medios de comunicación y muchos veracruzanos. Después de todo, Duarte fue secretario de Finanzas de su antecesor y, por ello, corresponsable de la descomunal deuda que Herrera le heredó a su administración. También fue muy criticado por afirmar alguna vez que admiraba a Francisco Franco, el sanguinario dictador español que hasta en su patria ha sido finalmente repudiado.

La insensibilidad del mandatario veracruzano quedó demostrada el 21 de septiembre de 2011, después de que en Boca del Río aparecieran 35 cadáveres y él enviara este tuit a través de su cuenta @Javier_Duarte: “Es lamentable el asesinato de 35 personas, pero lo es más q esas mismas personas hayan escogido dedicarse a extorsionar, secuestrar y matar”. Es decir, antes de que supiera quienes eran los muertos y porqué los mataron, el aseguró que eran delincuentes y que por eso los mataron, como queriendo justificar los asesinatos.

A causa de ese tuit Duarte fue fuertemente criticado y después, como ahora los hace Donald Trump, negó que haya escrito lo que escribió.

Más críticas recibió el hoy impugnado gobernador cuando, días después, el diario Notiver publicó en su sitio web una lista en donde se identificaron a 28 de las 35 personas cuyos cadáveres fueron abandonados el 20 de septiembre en Boca del Río. Resultó que casi todas las víctimas eran jóvenes de entre los 15 y 28 años de edad que no tenían vínculos con la delincuencia y menos con algunos de los cárteles a los cuales, según Duarte, habían pertenecido.

En pocas palabras, desde que inició su gobierno, Duarte demostró cero sensibilidad política y humana y una soberbia trumpiana. Solito se buscó lo que ahora enfrenta y a nadie debe sorprenderle que esté en problemas, que esté siendo investigado por la PGR, la cual tal vez debería investigar los rumores que afirman que muchos probables delincuentes fueron ejecutados extrajudicialmente por policías estatales que siguieron sus órdenes (en una reunión se jactó precisamente de eso).

Si Duarte se libra de la acción de la justicia, existiendo tantas acusaciones en su contra, muchos mexicanos perderán la poca fe que les queda en el sistema. ¡Cuidado!

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar