Se encuentra usted aquí

Y tú, ¿eres un jefe o un líder en tu empresa?

Jueves, 19 de Abril 2018 - 15:00

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

lider-vs-jefe.jpg

Actualmente, el acelerado avance tecnológico y la cada vez menor interacción entre los individuos de manera directa, ha hecho que muchas empresas tengan un mayor interés en que en su interior surjan nuevos liderazgos con una inclinación más humana.

Un gerente o directivo de una organización que logre generar una empatía con su equipo de trabajo, que sea capaz de desarrollar su lado emocional y que logre transmitirle valores que los incentive a ser mejores, va a alcanzar las metas que se haya trazado en un menor tiempo y con mayor éxito.     

Las empresas necesitan más líderes y menos jefes. Es de gran importancia que una persona que ocupa un cargo relevante en la toma de decisiones de una empresa y que dirige a un determinado grupo, adopte una posición de liderazgo, para que desde ésta perspectiva pueda motivar, mantener unido y hacer crecer a su equipo.

Algunas de las diferencias entre ser un jefe y un líder son:

  • El jefe impone su criterio; su opinión prevalece a la hora de tomar decisiones. En cambio, un líder guía a su equipo de trabajo y escucha los diferentes puntos de vista para el análisis y resolución de diferentes situaciones. 
  • El jefe infunde temor en sus subordinados y exige obediencia. El líder empodera a sus empleados para que desarrollen al máximo sus capacidades y los mantiene motivados a través del reconocimiento.
  • El jefe no acepta sus errores y señala los de los demás en público; además, en ocasiones, castiga a quien se equivocó o lo amenaza con despedirlo si comete otra falta.

El líder analiza los errores con su equipo y toma medidas correctivas desde un punto de vista propositivo. Es consciente de que hay que aprender de los desaciertos para no volver a repetirlos y se enfoca en dar soluciones.

  • El jefe es autoritario, da órdenes y las supervisa. No delega funciones. El líder le da significado a cada acción, se involucra en el trabajo de sus colaboradores, fomenta el trabajo en equipo, mantiene una escucha activa y una buena comunicación con sus subordinados.
  • El jefe concentra la información y no acostumbra compartir sus conocimientos, mientras que el líder enseña e impulsa a su equipo para que sus colaboradores se sigan capacitando y creciendo personal y profesionalmente.
  • El jefe se centra en el trabajo; se relaciona con su equipo de forma impersonal. El líder concentra su atención en la gente, conoce personalmente a sus colaboradores y se interesa por su situación.  
  • El jefe piensa a corto plazo y se resiste al cambio. El líder elabora planes a futuro y se adapta con facilidad a nuevas formas de ver y hacer las cosas.

Un líder se rodea de personas talentosas y las inspira para que potencien sus aptitudes y den los mejores resultados en beneficio de la organización.

Una empresa que no fomente la transformación de sus directivos en líderes va a perder competitividad en el mercado.

Recuerda que “La tarea de un líder es llevar a su gente de donde está, hasta donde no haya llegado jamás”. Henry Kissinger.

acrord32_2018-08-21_15-27-12.jpg
Número 20 - agosto 2018
Descargar