Se encuentra usted aquí

Y tú, ¿eres un emprendedor dinámico?

Jueves, 31 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

emprendimiento-dinamico.jpg

Iniciar un negocio, mantenerlo y hacerlo exitoso representa una gran cantidad de retos para los emprendedores.

Vivimos en un mundo cambiante, volátil, incierto, en el que nada se mantiene inmóvil, y el ámbito empresarial no es la excepción.

No hay posibilidad de crecimiento para un negocio que se mantiene estático. Las empresas deben transformarse ante diversos escenarios con ciertos niveles de complejidad para poder responder eficientemente a los cambios que se presentan en el mercado en el que se desenvuelven y para que mantengan su liderazgo comercial.

Un emprendedor que desee expandir su negocio, necesita ponerse en movimiento, ser flexible, proactivo y diversificarse.

Un emprendedor dinámico planifica, estudia, analiza a su competencia, innova.

El emprendedor dinámico posee ciertas características:

  • Asume compromisos con un alto grado de responsabilidad.
  • Es creativo.
  • Es organizado.
  • Es autocrítico.
  • Se plantea grandes metas y confía en sus capacidades para alcanzarlas.
  • Concreta sus ideas y las utiliza para generar ventajas competitivas en los productos y servicios que ofrece.
  • Crea objetivos medibles.
  • Evalúa alternativas para tomar decisiones.
  • Trabaja junto con su equipo de trabajo para lograr los resultados que se haya planteado.
  • Tiene facilidad para adaptarse a cualquier cambio.
  • Es propenso a tomar riesgos.
  • Se mantiene en movimiento. Siempre está pensando en nuevas estrategias que le ayuden a mejorar sus procesos productivos.
  • Identifica nuevas oportunidades de negocio.
  • Gestiona los recursos de su empresa de una forma innovadora.
  • Es persistente. Ve sus errores como experiencias que lo ayudan a ponerse en marcha nuevamente.
  • Está en constante aprendizaje y se actualiza de manera continua.
  • Conoce nuevas tecnologías y las aplica en su negocio.
  • Mantiene relaciones interpersonales activas, ya que le permiten establecer vínculos comerciales, encontrar clientes potenciales y darse a conocer.

Actualmente, los mercados y hábitos de consumo son imprevisibles. La diferencia entre cambiar o ser cambiado es lo que separa a las empresas líderes de hoy y del futuro.

Es importante que desarrolles nuevas ideas, a partir del análisis del entorno en el que compite tu empresa y de las necesidades de tus clientes. Elabora un plan estratégico y llévalo a cabo.

Proponte descubrir una nueva forma de hacer las cosas, para que tu negocio evolucione día a día.

Recuerda que si tú no generas movimiento en tu negocio, alguien más lo hará con el suyo y perderás competitividad en el mercado.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar