Se encuentra usted aquí

Tener deudas es una tontería

Miércoles, 21 de Noviembre 2018 - 14:45

Autor

marijo_codesal.jpg
María José Codesal

Compartir

deudas.png

De acuerdo con David Ramsey, quien es un conocido conferencista sobre temas de finanzas personales, las personas, si queremos tener estabilidad financiera, no deberíamos tener deudas. De ninguna manera.

Yo no comparto esa idea tan tajante. Considero la deuda como una gran oportunidad en muchos aspectos. Y como siempre digo, las finanzas personales, son eso, personales, sería muy incongruente decirte que tengas o no deudas. Además de qué van a vivir los bancos ahora que les bajen las comisiones. (¡Plop!)

También, como decía Keynes, todos vamos a estar muertos en el largo plazo, así que casi da igual si nos endeudamos perenemente.

Aquí, lo que importa es cómo queremos vivir. ¿Cómo estamos en el corto y mediano plazo?

Podemos vivir tranquilos, gozando de nuestro dinero y de la vida o podemos escoger deber hasta el cepillo y no dormir, viviendo acosados por los despachos de cobranza.

Pienso que el crédito es buen aliado para hacer crecer nuestro patrimonio, nuestro negocio o incluso darnos un gustito que luego paguemos. Lo que me parece una tontería es deber por cosas que ya me comí, procesé y hasta deseché. Me parece muy tonto pagar más caras las cosas porque diferí el pago a 12 o 18 meses. Me parece tonto pedir prestado para pagar caprichos desmedidos.

Claro que esta es mi humilde opinión y, desde luego, no conozco los contextos personales por los que una persona podría considerar buena oportunidad diferir pagos.

Lo que pasa es que mi mente siempre está pensando en pagar lo menos posible por la misma calidad.

Una manera de hacerlo es tener mis propias “cajas de ahorro”, mis propias “tandas”. Mi sistema de sobres y mil otros recursos para dividir mi dinero y usarlo a mi favor, en lugar de pagar las tan platicadas comisiones al banco.

Esto de las comisiones bancarias últimamente ha levantado ámpula en muchos sectores.  Yo lo que pienso es que los bancos, como cualquier negocio, está buscando todo el tiempo tener ganancias y nosotros se las pagamos sin chistar.  Cobran muy caro porque hay que aceptar que las personas, en México, somos malas pagadoras y eso les implica riesgos altos, por eso en este país es más caro pedir dinero prestado que en otros. Eso nos lleva a reconocer que es nuestra responsabilidad, y solo nuestra, comportarnos con honestidad y pagar lo que pedimos prestado.

Que tú lo hagas y yo lo haga y todos lo hagamos, nos beneficiaría a todos. Definitivamente.

Aquí aparecen muchos problemas puesto que a veces el monto de las deudas nos rebasa, puede ser que perdamos el trabajo y nos quedemos sin la posibilidad de pago, pueden pasar miles de cosas, pero depende de nosotros buscar opciones para pagar.

Y regresando a las comisiones, ¿te parecen muy caras?  ¡Entonces deja de comprar dinero! Deja de pedir prestado, deja de usar dinero que no tienes y por el cual tienes que pagar más dinero.  ¡Deja de tener deudas tontas!

Es verdad que son caras, pero nadie nos obliga a tomar ese dinero prestado, son decisiones personales. Y si lo hacemos, entonces tenemos que asumir que eso es lo que hay que pagar.  Aunque haya regulaciones, los bancos tienen el negocio de dar dinero prestado y por ello cobran.

¿Por qué no, mejor estar en el otro lado de la moneda: yo prestar mi dinero al banco y que el banco me pague a mí?  Entonces, ahí si nos gustaría que el banco cobre caro para que nos pague bien.

Si te vas a endeudar, que sea por algo que valga la pena. Endéudate por bienes que, por más que ahorres, te tomaría mucho tiempo adquirirlos. Endéudate por una casa, un coche.

Endéudate con cosas que si o si tienes que pagar. Si tomas un crédito hipotecario o no, no importa. Si o si tienes que tener dónde vivir y pagarás.  Renta o crédito, pero necesitas dónde vivir.  En esta ciudad, si o si necesitas moverte. Lo puedes hacer en transporte público o en coche. Pero si o sí, pagarás.

No lo hagas a lo loco tampoco.  Busca asesoría de expertos. Yo con gusto te puedo asesorar. En algunos casos esta asesoría es completamente gratuita. Mándame un correo y lo platicamos.

Recuerda que consultarme dudas o enviarme preguntas a mi correo o a través de Twitter en @MarijoCodesal. Estoy siempre dispuesta a platicar y acompañarte en la toma de decisiones y acciones para mejorar la relación con tu dinero y hacerlo crecer.

Si te interesa prepararte más escríbeme un correo y trabajemos juntos.

Y no te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.



Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis