Se encuentra usted aquí

¿Qué hacer con tu dinero?

Miércoles, 05 de Septiembre 2018 - 15:00

Autor

marijo_codesal.jpg
María José Codesal

Compartir

dinero.jpg

A las personas no suele gustarnos que los demás opinen y nos den consejos no solicitados en muchos ámbitos de nuestra vida y menos sobre cómo usamos nuestro dinero.

Es contradictorio para mi puesto que a ello me dedico, con la claridad de que las finanzas personales son eso, personales. Y que a la gente puede o no funcionarle algo de lo que yo comento en estos espacios. Ojalá que lo que comparto pueda serte de utilidad en algún momento.

Usar nuestro dinero es algo tan cotidiano para nosotros que no nos damos cuenta que tiene sus trucos y que puede resultar confuso algunas veces. No quiero ser metiche ni mucho menos influir en tus decisiones, solo quiero compartir información que puede ayudarte a tomar mejores decisiones financieras.

Pasa muy seguido que los consejos de familiares y amigos pueden estar haciendo más daño que beneficio. Por eso, para decisiones financieras importantes es mejor consultar a un asesor calificado.

¿Sabes qué hacer con tu dinero? Lo más obvio es que lo gastamos, pero ¿sabes realmente gastar tu dinero o solo se te fuga de entre los dedos sin saber a dónde?

La manera más sencilla de poner a tu dinero en cintura es haciendo un presupuesto. Ya sabes que si quieres empezar con eso, yo te puedo regalar una plantilla para que comiences a ordenarlo.

Hoy te voy a compartir tres malos consejos que te pueden dar que no mejoran para nada tu situación financiera, que te alejan de la estabilidad y, desde luego, de la riqueza.

Comprar últimos modelos.

No te dejes embelesar por los espejitos. Todas las veces, sin excepción, las cosas nuevas nos emocionan: un coche nuevo, el celular último modelo, la ropa nueva. A mí, los zapatos. He de confesar. Es una de las formas en las que gastamos nuestro dinero y no todas las veces conviene o es necesario.

Si realmente tienes un buen auto, ¿por qué cambiarlo por uno nuevo? El ejemplo del coche es el más drástico de todos puesto que las cosas conforme se van usando se deprecian. ¿Quieres seguir pagando caro comprando un coche nuevo cada dos años?

Lo mismo con otras cosas. No llegamos a usar toda la vida útil de los objetos que poseemos. Antes de que dejen de funcionar o se gasten, los reemplazamos por otros nuevos. 

A nivel ecológico, nos urge dejar de generar basura tecnológica. Mal consejo para el bolsillo si todo lo estamos debiendo y malo para el medio ambiente también. Piensa qué podrías estar haciendo con todo el dinero que pagas de intereses por tanta cosa nueva.

Comprar en lugar de rentar.

Comprar casa en lugar de rentar es un mal consejo económicamente hablando. A todos nos hace ilusión tener casa propia y sentimos que si pagamos renta estamos tirando nuestro dinero. Cosa que no necesariamente es cierta. Mucho depende de lo que tú quieras en la vida, de tu perfil económico en este momento y de tu situación personal. Comprar casa es una maravillosa idea si lo puedes hacer en efectivo. Pero, ¿quién tiene el efectivo para hacerlo? Realmente muy pocos.

Además, ser dueño implica que esa casa donde vives siempre será un barril sin fondo. Hay que estar dando mantenimiento, pagando desperfectos que suceden, el pago de predial, etc. Mientras que si rentas no tienes que ocuparte de ninguno de esos costos.

Ahora, si lo que quieres es comprar porque ya es tu momento, no lo hagas sin consultarme o consultar a un buen asesor hipotecario. Cada persona tiene un perfil particular y encontrar el crédito hipotecario más barato y el esquema de pagos que mejor te convenga puede ser abrumador ya que hay muchos tipos de créditos hipotecarios en el mercado. Nada como un profesional que pueda ayudarte con esa decisión.

Mantener buen historial crediticio.

El truco de mantener un buen historial crediticio te sirve si quieres vivir en deuda perpetua. Obviamente es bueno tener buen historial, pero mal consejo para la estabilidad financiera puesto que significa que tienes que tener al menos una deuda vigente. Significa que puedes pedir dinero y que eres capaz de pagarlo. ¿Quieres vivir endeudado toda la vida? ¿No estaría mejor no tener deudas? 

Las instituciones financieras que se dedican a prestar con tarjetas de crédito hacen súper bien su trabajo puesto que muchas personas se dejan llevar y se sobreendeudan rápidamente.

Puedes mantener un buen historial crediticio inclusive si solo pagas los mínimos, aunque si lo piensas bien y haces bien tus cálculos, estarías regalando muchísimo dinero.

Recuerda que una tarjeta de crédito es una buena herramienta, no dinero extra. 

También te ofrezco mi ayuda personalizada si crees que ya estás muy atorado con las deudas.

Algo que sí podrías hacer bien con tu dinero es pagarte a ti primero. Ahorrar e invertir.

¿Sabes qué estás haciendo con tu dinero? ¿Trabajas para pagar tarjetas?

No dudes en consultarme tus dudas, en enviarme preguntas a mi correo o a través de Twitter en @MarijoCodesal. Estoy siempre dispuesta a platicar y acompañarte en la toma de decisiones y acciones para mejorar la relación con tu dinero.

Si te interesa prepararte más escríbeme un correo y trabajemos juntos.

Y no te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú. 

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar