Se encuentra usted aquí

Potenciar el TLCAN, no destruirlo

Miércoles, 21 de Diciembre 2016 - 15:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

tlcan.jpg

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es un acuerdo comercial, entre los gobiernos de Canadá, de los Estados Unidos y de México para crear una zona de libre comercio, para el intercambio de bienes entre los tres países.

De acuerdo a la página oficial del TLCAN (sitio web creado conjuntamente por los Gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México) el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha demostrado, cómo el libre comercio contribuye al incremento de la riqueza y la competitividad brindando verdaderos beneficios a las familias, agricultores, trabajadores, fabricantes y consumidores.

El TLCAN brinda a las empresas de América del Norte un mejor acceso a los materiales, las tecnologías, los capitales de inversión y los talentos disponibles en toda la región.

En el momento de la implementación del TLCAN, se suprimieron inmediatamente los aranceles a la mayoría de los bienes producidos por los miembros del Tratado, e inició la eliminación gradual con un plazo máximo de 15 años para productos altamente sensibles. El 1º de enero del 2008, se eliminaron los últimos aranceles en América del Norte para productos que cumplen las reglas de origen del TLCAN.

Las reglas de origen permiten que las autoridades aduaneras de cada país identifiquen qué mercancías originarias de los otros países miembros pueden obtener el trato arancelario preferencial de conformidad con el TLCAN y evitar que los beneficios del TLCAN se extiendan a bienes importados de países no pertenecientes al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La semana pasada, la Canciller, Claudia Ruiz Massieu, sostuvo reuniones con líderes clave del Congreso Norteamericano. Se reunió con el Presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, congresista republicano por el estado de Wisconsin. En este encuentro, de acuerdo a información oficial de la Secretaría de Relaciones Exteriores, ambos funcionarios reconocieron que históricamente México ha mantenido buenas relaciones con los principales partidos políticos de Estados Unidos, así como con sus líderes y representantes en el Congreso.

La Canciller reiteró que el gobierno mexicano mantendrá esta tradición. La Secretaria Ruiz Massieu también sostuvo un encuentro con el Senador demócrata Ben Cardin, con quien conversó sobre la relación bilateral y política exterior regional. En ambos encuentros, la Canciller resaltó la importancia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y sus beneficios para ambos países.

En 2015, de acuerdo a información oficial, el comercio bilateral (sólo entre México y Estados Unidos) alcanzó 531 mil millones de dólares. 85% de estos intercambios se hacen por vía terrestre. Diariamente, cruzan por la frontera común más de un millón de personas y 437 mil vehículos. Asimismo, México y Estados Unidos cuentan con una agenda de competitividad institucionalizada que promueve la innovación, la educación y el desarrollo económico.

Por último señalar que de acuerdo a información de la misma secretaria, México y Estados Unidos trabajan de manera conjunta para consolidar a América del Norte como la región más próspera del mundo.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar