Se encuentra usted aquí

Ética y valores empresariales

Jueves, 14 de Diciembre 2017 - 15:00

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

etica-valores-emprasariales.jpg

Cada vez más empresas están reconociendo la importancia de incorporar prácticas éticas en su gestión empresarial, ya que son consideradas como un elemento significativo dentro de la toma de decisiones y para la mejora continua de una organización.   

Es fundamental que en las empresas imperen ciertos lineamientos basados en principios y valores éticos, que fomenten la transparencia en los procesos internos de la organización y que contribuyan al desarrollo de sus empleados,  para que laboren con honradez y responsabilidad. 

Muchas empresas desarrollan un código de ética para crear un ambiente laboral basado en la honestidad, en el respeto y la tolerancia.

Algunos de los valores éticos que se implementan son:

  • Lealtad.
  • Compromiso.
  • Calidad.
  • Solidaridad.
  • Justicia.
  • Integridad.
  • Legalidad.
  • Responsabilidad social.
  • Sustentabilidad.

Una cultura empresarial fuerte genera ciertos beneficios, tales como:

  • Marca patrones para la toma de decisiones.
  • Permite atender las necesidades de los empleados.
  • Hace que se respeten los derechos del personal.
  • Evita la discriminación al interior de la empresa.
  • Aumenta la motivación y satisfacción de los trabajadores.
  • Se reducen los conflictos de intereses entre los colaboradores.
  • Genera igualdad de oportunidades.
  • Ayuda a prevenir casos de mobbing.
  • Protege la confidencialidad de la información.
  • Se incrementa la productividad en la empresa.
  • Se establecen relaciones de largo plazo con los proveedores y los clientes.
  • Beneficia la reputación de la empresa y favorece sus ventas.
  • Se evitan malas prácticas y se reducen o impiden casos de fraudes.

Es muy importante que las empresas comuniquen de forma clara y precisa a sus empleados los códigos de ética que desean aplicar dado su valor estratégico y que definan las acciones a seguir para éste propósito. La empresa debe predicar con el ejemplo.

Los valores éticos de una empresa la definen y la distinguen de otras. Una empresa es fuerte por su ética interna.

Un negocio que no se rija por principios y valores éticos corre el riesgo de perder la confianza de sus socios, de los accionistas, de sus colaboradores y de sus clientes, además de que puede tener un impacto negativo directo en sus ventas y en la imagen de la marca en el mercado.

imagen2.jpg
Número 16 - marzo 2018
Descargar