Se encuentra usted aquí

El TLCAN, el CPTPP y el TLCUEM

Miércoles, 16 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

11.jpg

 

El pasado 11 de mayo de 2018, el Secretario de Economía de México Ildefonso Guajardo Villarreal, concluyó en Washington, D.C. su participación en las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Hay que recordar que la Ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, el Embajador de EE.UU, Robert Lighthizer, y el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo,  junto a sus equipos negociadores  trabajaron intensamente para identificar puntos de convergencia que permitieran encontrar los balances necesarios para alcanzar una negociación exitosa. Uno de los capítulos más polémicos de la negociación es la modificación de las reglas de origen para la industria automotriz.

Los funcionarios de los tres países instruyeron a los equipos técnicos para continuar trabajando con miras a concretar un acuerdo. Se espera que se concrete un acuerdo pronto.

A diferencia del TLCAN, México ya concluyó las negociaciones del CPTPP y del nuevo acuerdo global con la Unión Europea, que incluye aspectos políticos, económicos y de cooperación.

De acuerdo a fuentes oficiales, una vez que esté en operación el CPTPP, México tendría 13 acuerdos comerciales con 52 economías o países del mundo. Lo que facilita los flujos comerciales y de inversión hacia México.

De acuerdo a fuentes de la Secretaria de Economía, el CPTPP es el acuerdo comercial más relevante y moderno del mundo por su nivel de ambición, la amplia gama de disciplinas que incluye, los altos estándares que establece en cada una de ellas y el número de países participantes de cuatro regiones geográficas. Así hay países de Norteamérica, Sudamérica, Oceanía y Asia.

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) cuenta con 30 capítulos que incluyen disciplinas para regular las actividades de las empresas propiedad del Estado, propiedad intelectual, coherencia regulatoria, comercio electrónico y facilidades para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), entre otros. Todo ello para hacer el comercio más ágil y sencillo, reduciendo los costos y tiempos para hacer negocios, con reglas claras y precisas para todos.

Finalmente, de acuerdo a la Secretaria de Economía, el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUEM), profundiza los beneficios del comercio fundamentalmente en el sector agroalimentario en donde se eliminan los aranceles a productos mexicanos como jugo de naranja, atún  miel,  etc…. También se amplía la cobertura en el comercio de servicios, al incorporar telecomunicaciones, entrada temporal de personas y servicios relacionados con la economía digital y se refuerzan las disposiciones para la protección de las inversiones, incluyendo un moderno mecanismo de solución de controversias.

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar