Se encuentra usted aquí

El papel del T20 en el G20

Miércoles, 18 de Octubre 2017 - 15:00

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

t20_g20.png

A finales del presente año, Alemania dejará la presidencia del G20[1] y le pasará la estafeta a Argentina.[2] El G20 es un foro de discusión global que une a las economías más desarrolladas del mundo con algunas naciones emergentes, para buscar soluciones coordinadas a los problemas de la economía mundial.[3] El trabajo que realiza el G20 es apoyado por una serie de organizaciones internacionales como la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), así como por actores no gubernamentales que incluyen al sector empresarial y a la sociedad civil, representada por algunos de los principales think tanks o centros de pensamiento en el mundo (T20).[4]

Bajo la presidencia alemana, los principales temas del G20 han sido:
1) Digitalización, 2) La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, 3) Política y Financiamiento Climáticos, 4) El G20 y África, 5) Desigualdad Social y Cohesión Social, 6) Migración Forzada, 7) Hacia el fin del Hambre y la Agricultura Sostenible, 8) Resilencia Financiera, 9) Comercio e Inversión, 10) Economía Circular,[5] 11) Cooperación Internacional en Asuntos Impositivos, 12) Resilencia y Crecimiento Inclusivo.[6]

En todos estos temas, los centros de pensamiento o think tanks, han realizado recomendaciones. En este documento nos centraremos en analizar aquellas correspondientes a la materia comercial e impositiva.

Comercio e inversión

En lo que respecta a este tema, existe una clara preocupación por la disminución en el apoyo a la apertura de las fronteras y a la globalización. De manera general, las recomendaciones del T20 en esta materia van en el sentido de:

  • reafirmar la importancia y utilidad de la OMC;
  • señalar con claridad cuáles son las ventajas y desventajas del comercio internacional; y
  • mejorar las medidas del G20 para combatir el proteccionismo, el cual está a la alza en diversos países miembros.

Dado que el comercio es fundamental para el crecimiento y el desarrollo económico, se deben implementar medidas para su promoción. Entre otras cosas, se requiere una comunicación certera que busque combatir mensajes que apuntan a que el libre comercio, por ejemplo, genera pérdidas de empleo y el cierre de empresas.[7]

En este tenor, uno de los casos más conocidos es la postura del presidente Donald Trump ante el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), en donde México, Estados Unidos y Canadá son (eran) socios comerciales. En la opinión del presidente Trump, el TLCAN es el “peor tratado de libre comercio de la historia”. 

Asimismo, conforme al representante de Comercio estadounidense, Robert E. Lighthizer, el TLCAN ha generado lo siguiente:

  • pérdida de alrededor de 700,000 trabajos desde la entrada en vigor del tratado en el 1994;[8]
  • déficit comercial entre Estados Unidos y México de alrededor de 64,000 millones de dólares;[9] y
  • cierre de un sin número de empresas.

La realidad es que la cancelación del TLCAN es altamente probable,[10] lo que podría generar un impacto negativo en los tres países. Ello, a pesar de las declaraciones del canciller mexicano Luis Videgaray de que la cancelación del mismo “no sería el fin del mundo”. Los expertos comentan que de darse la cancelación, el comercio podría regirse en el futuro por las normas de la OMC.

Algunas preguntas pertinentes serían. ¿Qué está haciendo la comunidad internacional (incluyendo los think tanks) para frenar los impulsos proteccionistas de una nación como la estadounidense o de cualquier otra? ¿Podría la actitud proteccionista de Estados Unidos afectar a otros países de manera individual o bien a toda  la región latinoamericana en un futuro?

Cooperación Internacional en Asuntos Impositivos 

Uno de los principales temas en lo que se refiere a la cooperación de asuntos impositivos se refiere al manejo de los gastos fiscales. Los gastos fiscales son tratamientos preferenciales, es decir, incentivos o estímulos fiscales que se otorgan a individuos y empresas. En algunos países latinoamericanos se les conoce como gastos tributarios. Éstos han sido asociados con una serie de ventajas y desventajas. En lo que a las ventajas se refiere, se considera que éstos pueden afectar positivamente la distribución del ingreso y ser útiles en la consecución de los objetivos (promover la inversión, el empleo o el cuidado del medio ambiente, por ejemplo) cuando están bien diseñados.

Por otra parte, entre las desventajas, se han identificado las siguientes:

  • Erosionan la base gravable.
  • Complican la administración tributaria, lo que puede promover la elusión y evasión fiscal.
  • Promueven la corrupción y la búsqueda de rentas (rent seeking), al beneficiar a ciertos contribuyentes.
  • Pueden ser prescindibles, pues en ocasiones la inversión se podría concretar sin ellos.

Una de las principales recomendaciones del T20 en torno al tema es la idea de promover la cooperación técnica en materia de gastos fiscales. Se cree que la cooperación podría enfocarse en la creación de lineamientos básicos para el diseño, evaluación y transparencia de los gastos fiscales. Asimismo, la cooperación internacional podría derivar en recomendaciones para la clasificación, medición y evaluación de desempeño de los mismos. Idealmente, se podría establecer una forma estandarizada para reportarlos.

En este sentido, la cooperación técnica podría verse plasmada en la creación de manuales, talleres o modelos de evaluación.

Son varios los países que generan un reporte de gastos fiscales como República Dominicana, Chile, Brasil, Colombia, Argentina, Perú, México, entre otros. No obstante, la realidad es que en el mundo (la región latinoamericana no es la excepción), el tema no capta la misma atención que el gasto directo, por parte de la prensa, academia, legisladores y think tanks.

Para hacer más conocido el tema podríamos empezar por traducirlo a un lenguaje ciudadano (Presupuesto de Gastos Fiscales Ciudadano), de manera que logremos acercar el tema a más gente y así generar presión para generar avances en los puntos antes mencionados.

En lo que respecta al tema de transparencia, el problema es más grande en comparación con el gasto directo y mucho más en los niveles subnacionales.

Finalmente, existen opiniones encontradas respecto a los gastos fiscales orientados a la inversión. ¿son o no necesarios para atraer la inversión? ¿Qué tanto se evalúa la conveniencia de otorgarlos  (costos vs beneficios)? ¿Qué think tank de los presentes tiene el tema como línea de investigación y qué tantos avances han logrado en sus respectivos países?


[1]El G-20 se creó en el 2008 y sus miembros son: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea.

[2] Argentina se hará cargo de la presidencia del G20 a partir de diciembre del 2017.

[4] E T20 es una red de centros de pensamiento destacados en el mundo (think tanks) y expertos de alto nivel que desarrolla recomendaciones de política en los distintos temas que aborda el G20.

[5] Busca la rotación de los productos al incrementar su vida útil y fomentar su reutilización. (https://www.ellenmacarthurfoundation.org/es/economia-circular/principios)

[10] Actualmente se lleva a cabo la cuarta de siete rondas de negociaciones que quedaron estipuladas.

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar