Se encuentra usted aquí

El nuevo escenario económico de México

Miércoles, 11 de Julio 2018 - 15:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

sp.jpg

La agencia calificadora S&P Global realizó un análisis del nuevo escenario político de México tras la elección del pasado 1 de julio del 2018. Para S&P Global, la coalición política de Andrés Manuel López Obrador dominada por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se convirtió en el grupo más numeroso en el Congreso, lo cual sienta las bases para que el candidato ganador implemente su agenda legislativa. Para ello tiene casi 6 años.

Hay que recordar que una vez que sea declarado presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el nuevo presidente asumirá el cargo el 1 de diciembre de 2018 y finalizará el 30 de septiembre del 2024. Durará casi seis años. No finaliza el 1 de diciembre del 2024. Esto se debe a la reforma constitucional del 10 de febrero de 2014.

En opinión de esta agencia calificadora, el futuro presidente de México heredará una economía que se ha mantenido estable en los últimos años, pero sin mucho dinamismo. Andrés Manuel López Obrador asumirá la presidencia en un momento en que la economía del país es estable, con déficits fiscales y de la cuenta corriente manejables, un nivel bajo de inflación, y una carga moderada de la deuda neta del gobierno federal.

Advierte que la capacidad del futuro presidente de México para sostener el crecimiento del PIB y la estabilidad al mismo tiempo que cumple otros objetivos de políticas ayudará a determinar la trayectoria de sus calificaciones crediticias.

Por otra parte, considera que el nuevo gobierno de AMLO probablemente refuerce el rol del estado en los temas económicos, pero sin hacer un cambio sustancial hacia políticas anti-mercado o hacia el populismo. Está por verse si buscará aumentar la competencia económica en muchos sectores de la economía mexicana que siguen dominados por empresas con considerable poder de mercado.

Se estima que la política fiscal siga siendo cautelosa y que evite grandes desequilibrios. Se espera que la nueva administración mostrará continuidad en la política monetaria, sin cambios significativos en la política cambiaria.

Hay que señalar que México tiene un banco central que es autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de nuestra moneda nacional.

Para Standard & Poor’s la nueva administración gobernará un país que ha hecho avances importantes en los últimos años para estabilizar su economía, controlar la inflación, contener la deuda del sector público, reconstruir su sistema financiero y ganar flexibilidad frente a shocks externos negativos.

También destaca que la democracia mexicana está madurando gradualmente. Así, la distribución del poder entre los partidos se está incrementando en los niveles de gobierno nacional y local. A nivel individual, los mexicanos han visto un aumento impresionante de la libertad política en las últimas dos décadas.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar