Se encuentra usted aquí

El incremento en la red de gasoductos

Miércoles, 24 de Octubre 2018 - 13:25

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

el-incremento_en_la_red_de_gasoductos.png

La reforma energética en México impulsada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha dado buenos resultados en varios aspectos de la actividad económica de nuestro país. Uno de ellos es el incremento en la red de gasoductos. Así, entre diciembre del año 2012 y julio del año 2018, se concluyeron 17 nuevos gasoductos, incorporando 4 mil 639 kilómetros a la red nacional, lo que representa un incremento cerca del 41 por ciento respecto al inicio de la presente Administración del Presidente Enrique Peña Nieto. Pero de acuerdo a información de la Secretaría de Energía, para el año 2019 el incremento de la red de gasoductos será del 66 por ciento respecto al 2012, con una longitud de 18 mil 800 kilómetros y una cobertura de 26 estados.

Abastecer de gas natural a los principales centros de consumo del México, es uno de los propósitos de la política energética implementada en el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto. Para ello, se puso en marcha una serie de acciones que permitirán contar con mayores volúmenes de gas para la industria petroquímica en el mediano plazo. Una fue la liberalización del precio de venta de primera mano de gas natural de Pemex y otra fue llevar a cabo la mayor expansión de la red nacional de gasoductos de las últimas décadas.

De manera específica, Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, afirmó que, al cierre de este año o a más tardar a inicios del 2019, entrará en funcionamiento el ducto marino que va del sur de Texas a Tuxpan, Veracruz con una inversión que ronda los 43 mil millones de pesos, y una longitud de 800 kilómetros, lo que permitirá transportar un tercio del gas que se consume en México.

Además, para ampliar el suministro de gas hacia la región sur-sureste, el CENAGAS (Centro Nacional de Control del Gas Natural) redireccionará de norte a sur la estación de compresión de Cempoala, en el estado de Veracruz, y se interconectará con el gasoducto marino sur de Texas-Tuxpan; por su parte, la empresa ENGIE invertirá cerca de mil 200 millones de pesos en la interconexión del gasoducto Mayakán al sistema nacional de gasoductos. Al entrar en servicio estas dos obras, se pondrá fin a los problemas de abasto de gas que afectan a la parte meridional de la República mexicana.

Otra acción que se llevó a cabo es elevar la producción nacional, por lo que la SENER, en conjunto con la CNH (Comisión Nacional de Hidrocarburos), llevaron a cabo rondas de licitación de contratos de exploración y extracción de hidrocarburos. De los 107 bloques adjudicados en 9 licitaciones, en varias se producirá principalmente gas natural no asociado.

Por otra parte, de acuerdo a información oficial y de continuar el próximo gobierno la reforma energética en los términos actuales, 29 de los 37 bloques de la Ronda 3.2, prevista en principio para adjudicarse en febrero de 2019, se espera tengan como hidrocarburo principal gas natural o líquidos del gas.

La Ronda 3.3 por su parte, tiene nueve bloques en yacimientos no convencionales cuyo hidrocarburo principal esperado es gas húmedo y seco. El volumen de recursos prospectivos es de cerca de 9 mil millones de pies cúbicos.

Hay buenas noticias en el sector que esperamos no se trunquen con la llegada del próximo gobierno.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar