Se encuentra usted aquí

El acuerdo de París y el crecimiento económico

Miércoles, 09 de Noviembre 2016 - 16:30

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

paris.jpg

 

El martes 28 de enero de 1992, con la publicación del Decreto en el Diario Oficial de la Federación que adicionó el apartado B al artículo 102 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos fue elevada a rango constitucional la protección y defensa de los Derechos Humanos en México.

Actualmente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es un organismo  de protección a los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano,  que conoce de quejas en contra de actos u omisiones de naturaleza administrativa provenientes de cualquier autoridad o servidor público, con excepción de los del Poder Judicial de la Federación, que violen estos derechos.

El pasado 5 de noviembre de 2016, en un  comunicado de prensa, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se congratuló por la entrada en vigor del Acuerdo de París, adoptado por la comunidad internacional en diciembre de 2015, el cual sienta las bases para reducir las emisiones de gases efecto invernadero y adaptarse a los efectos del cambio climático, entre otros.

El Acuerdo de París entró en vigor sólo un año después de haber sido adoptado, lo cual representa un avance fundamental en la lucha contra este fenómeno climático e implica un llamado a la acción conjunta de gobiernos y otros actores en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

Este Acuerdo reconoce que para hacer frente al cambio climático, se  deben respetar, promover y tomar en consideración los derechos humanos,  entre otros el derecho a la salud, los derechos de los pueblos indígenas, las comunidades locales, los migrantes, los niños, las personas con discapacidad, las personas en situaciones de vulnerabilidad, y el derecho al desarrollo.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reconoce  que gran parte de la amenaza del cambio climático radica en la afectación del ciclo hidrológico, la intensidad y frecuencia de eventos climatológicos extremos y las sequías, cada vez más graves a medida que aumenta la temperatura global.

Por ello, la CNDH llamó a todas las autoridades para que, en el ámbito de sus atribuciones, contribuyan de manera coordinada a atender los compromisos bajo el Acuerdo de París, lo cual a su vez coadyuvará a la consecución de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular el 13, relativo a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Por su parte, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales ha señalado que el objetivo es evitar que la temperatura promedio a nivel mundial rebase los 1.5°C. Por primera vez 197 países se sumaron a una causa común para llevar a cabo esfuerzos de mitigación de gases de efecto invernadero para desacoplar el crecimiento económico de la emisión de contaminantes de efecto invernadero.  

acrord32_2018-08-21_15-27-12.jpg
Número 20 - agosto 2018
Descargar