Se encuentra usted aquí

Diseños tributarios novedosos ante los retos de la actualidad

Miércoles, 27 de Septiembre 2017 - 15:00

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

ocde-sistema-tributario.jpg

En días recientes, la OCDE publicó un reporte que señala cuáles son las principales tendencias en el diseño de los sistemas tributarios a nivel internacional. La mayoría de los cambios, según señala el estudio, buscan paliar dos fenómenos que se han presentado globalmente a partir de la crisis 2008: bajo crecimiento económico y el aumento en la desigualdad. Asimismo, un tercer eje de las reformas busca modificar los hábitos de consumo que dañan el medioambiente y la salud. Es bajo esta perspectiva, que el día de hoy analizaremos dichas tendencias y la posición de México ante éstas.[1]  

Fomentando el crecimiento económico

En lo que al crecimiento económico se refiere, cabe señalar que la tasa promedio del crecimiento económico global en 2016 era de 3%, en comparación con un 4% que era la tasa promedio previo a la crisis económico-financiera de 2008. Para contrarrestar esta situación, la mayoría de los países han buscado disminuir la tasa del Impuesto Sobre la Renta Empresarial (ISRE), de forma que las empresas tengan mayores incentivos para invertir.

En particular, según la OCDE, son varios los países que recientemente implementaron reformas para disminuir la tasa del ISRE como, por ejemplo, Hungría, Eslovaquia, España, Italia, Japón, Luxemburgo, Reino Unido, Noruega e Israel, mientras que otros más se encuentran planeando cambios en esta dirección. De esta forma, la tasa empresarial ha pasado, en promedio, de 32% en el año 2000 a 25% para el 2016. Además, en la actualidad, sólo cinco países de la OCDE continúan teniendo una tasa superior al 30%, de los 21 que se ubicaban en esta categoría en el año 2000.

En cuanto a México, queda ver si la propuesta de reforma de Trump para disminuir la tasa empresarial de su país a 15%[2] se concreta. Sin duda, esto ejercería presión en términos de competitividad, por la tasa del ISRE de 30% que actualmente aplica México. Un dato interesante en el contexto de posibles cambios es que México es el miembro de la OCDE que menos recauda tributariamente con tan sólo 17% respecto al PIB (contra el 34% promedio), razón por la cual el mismo Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, ha señalado que no existe espacio fiscal para realizar cambios. [3]

Reduciendo la desigualdad

El reporte señala que, a pesar que desde 2010 ha aumentado el ingreso promedio, los niveles de desigualdad han incrementado e incluso, reporta, son altos en términos históricos. Lo anterior debido a que se ha dado un  crecimiento rápido en la parte alta de la pirámide más que en la parte media y baja donde sigue siendo lento. Este incremento en la desigualdad se ha presentado en 20 de los 35 países que integran la OCDE.

Por otra parte, en promedio, en los países de la OCDE los impuestos y transferencias ayudan a reducir la desigualdad del ingreso en un 25% medido en términos del índice de Gini.[4] No obstante, existen diferencias en la capacidad de los distintos sistemas tributarios para llevar esto a cabo. Por ejemplo, Irlanda destaca como el país que mejor nivela las diferencias, reduciendo la desigualdad en un 41%, mientras que México es el que menos lo hace con tan sólo un 0.3%.  

Con el fin de revertir esta tendencia, las distintas economías del grupo han buscado cambiar esta situación a través de sus sistemas tributarios. Especialmente, las reformas se han enfocado en disminuir el Impuesto sobre la Renta a los individuos que tienen ingresos bajos y medios (Australia y Argentina), así como aumentar los impuestos de quienes ganan más (Canadá o Austria).

En México, en la actualidad, de acuerdo a la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, haciendo uso de datos del CONEVAL, el 51% de la población continúa con un ingreso inferior a la línea de bienestar. Asimismo, en cuanto al tema de desigualdad,  Oxfam reporta que, de seguir al mismo ritmo presentado en los últimos años, tomaría 120 años reducir las diferencias entre los más ricos y los más pobres. [5]

Cambiando conductas nocivas

La preocupación por cuidar el medioambiente ha crecido a nivel internacional, al igual que la necesidad por mejorar la salud de la población. Es por ello que otra de las tendencias importantes en términos fiscales ha sido cambiar patrones nocivos que resultan dañinos a través de impuestos especiales.  En este rubro podemos encontrar dos grandes ejemplos.

Uno, es la tasa que se ha impuesto sobre los combustibles a los transportes, una medida a la que incluso México se ha sumado. Esta medida, se argumenta, desincentiva el uso de vehículos contaminantes al volver más caro su uso. No obstante, una de las principales críticas de la OCDE es que la mayoría de los países ha olvidado tasar otros combustibles en sectores que resultan igual o más contaminantes.

Un segundo ejemplo se encuentra en los impuestos a los productos azucarados, con altos niveles de grasa y sal, o con productos artificiales dañinos a la salud. En particular, la mayoría de los países se han enfocado en desincentivar el consumo de bebidas azucaradas a través de estas tasas, por ejemplo España, Reino Unido o Sudáfrica. México, por su parte, cuenta con un impuesto a las bebidas azucaradas el consiste en cobrar un peso por cada litro de este tipo de bebidas.[6]  No obstante, si bien algunos estudios apuntan que si ha disminuido el consumo, todavía está en discusión su efectividad y si es regresivo al afectar a los más pobres.[7]


[1] Tax Policy Reforms 2017, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, disponible en  http://bit.ly/2jwp58F

[2] Tax reform that will make America great again, Donald Trump, disponible en http://bit.ly/1X6tAzL

[3] No hay margen fiscal para hacer cambios, El Economista, agosto 2016, disponible en http://bit.ly/2xFcbf3

[4] El coeficiente de Gini mide el grado de desigualdad en el ingreso en un país. Así entre más igual sea la distribución, este índice será más bajo (0) y viceversa, entre más alto, mayor será (100).  Definición de CIA World Fact Book, disponible en http://bit.ly/1g6dwIV

[5] Tomaría 120 años reducir la brecha entre los más pobres y los más ricos en México: Oxfam, Animal Politico, disponible en http://bit.ly/2vSJjet

[6] Por primera vez cae recaudación por IEPS en bebidas azucaradas, El Economista, disponible en  http://bit.ly/2iloYMA

[7] Mexico's sugar tax leads to fall in consumption for second year running, The Guardian, http://bit.ly/2kOlxz8

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar